• Ecomac es una de las empresas familiares más reconocidas de la región, dedicada al rubro inmobiliario.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En tanto, los representantes de la región advierten que si bien la situación en la zona está más ralentizada que en el resto del país, aun así esperan que las condiciones económicas regionales mejoren en los próximos meses, en la medida que se profundice el proceso de recuperación que vive el país.

Las expectativas de los empresarios familiares sobre el momento actual de la economía chilena han subido considerablemente. Así lo revela el Tercer Barómetro de la Empresa Familiar en Chile, que realizan semestralmente la Asociación de Empresas Familiares (AEF) y Cadem.

De acuerdo al sondeo, realizado en junio, si en enero de este año el 55% de los encuestados creía que la economía local se encontraba progresando, en el último estudio esa cifra sube al 86%. En contraste, mientras en enero el 42% afirmaba que la economía interna estaba estancada, en junio esa percepción cae al 13%.

El optimismo también se ha visto reflejado en mejores perspectivas respecto a la situación general de las empresas. Mientras en septiembre de 2017 el 67% de los empresarios familiares creía que la situación de su empresa era “buena o muy buena”, en junio de este año esa cifra asciende a 81%.

EL PULSO EN LA REGIÓN DE COQUIMBO

Frente a los resultados nacionales, Juan Enrique Prohens, director de Empresas Provalle y vocero regional para Coquimbo de la Asociación de Empresas Familiares (AEF), comentó a diario El Día que si bien las perspectivas son positivas, la situación económica en la zona es algo distinta que en el resto de Chile. Y es que si bien durante el primer trimestre el país creció un 4,2%, la región registró una caída de 1,3%. Por su parte, el desempleo local en el segundo trimestre alcanzó el 8,2%, en contraste con el 7,2% registrado a nivel nacional.

“Esperamos que las condiciones económicas regionales mejoren en los próximos meses, en la medida que se profundice el proceso de recuperación que vive el país”, proyectó Prohens, agregando que como empresa familiar con más de 100 años en la zona, en Provalle  actualmente están enfocados en una serie de proyectos en pos de mejorar la productividad y contribuir a generar nuevas oportunidades de empleo directo e indirecto. “Nuestro compromiso con el desarrollo de la región ha sido y será permanente”, aseguró.

LOS PRINCIPALES DESAFÍOS PARA ALCANZA EL CRECIMIENTO

En tanto, consultados respecto de los principales desafíos del país para 2018, los empresarios familiares a nivel país ponen como primera preocupación el crecimiento y la inversión, con un 48% de las menciones. Le sigue la delincuencia, que pasa de un 36% en enero a 40% en junio. Por su parte, emergen en tercer, cuarto y quinto lugar la modernización del Estado, la Educación y, finalmente, la reforma al Sename, lo que revela que la estrategia del Ministerio de Desarrollo Social para instalar este tema en los empresarios ha ido dando resultados.

Asimismo, respecto de los principales desafíos que afronta la empresa en particular, se observa que, a medida que mejora el escenario económico y político, caen en importancia los cambios en el marco regulatorio (de 36% en enero a 31% en junio) y el crecimiento económico (de 39% a 30%). Las variables que crecen en importancia a nivel de la empresa son los mayores costos (de 20% en enero a 25% en junio) y la economía internacional (que sube de 4% a 10%).

LA PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES EN LAS EMPRESAS FAMILIARES

En su tercera versión, el Barómetro de la Empresa Familiar en Chile exploró la percepción que tienen los empresarios familiares respecto del aporte que realizan las mujeres en los directorios de las compañías.

Tanto hombres como mujeres consultados en el sondeo coinciden en que la mayor contribución femenina es proporcionar puntos de vista diferentes, aunque los hombres le otorgan a esta variable una mayor ponderación (47%) que las mujeres (37%). Ellas, en cambio, le atribuyen, además, una gran importancia al reforzamiento que realizan a la cultura corporativa y valores familiares (24%) y al mejor entendimiento de la empresa y sus stakeholders (16%).

Consultados sobre las medidas para aumentar la participación femenina en los directorios de las empresas familiares, tanto los hombres de las empresas familiares (43%) como las mujeres (45%) creen que la principal medida es implementar medidas de conciliación de familia y trabajo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X