• Aun con todos los factores que merman la llegada de turistas a la zona, la ocupación en el mes de enero fue excelente y muchos de los extranjeros que nos visitaron lo hicieron por segunda o tercera vez.
Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
A diferencia de otras temporadas estivales, los chilenos llegaron en masa a pasar el verano a la región, mientras que el turismo trasandino se extendió a febrero. Marzo, entre tanto, está mostrando una curva de crecimiento en cuanto al movimiento turístico, incorporándose como un mes que reforzará el porcentaje de ocupación estival al alza, según la Cámara de Turismo de la región.

Después de la explosiva llegada de turistas trasandinos a la región durante la temporada estival de 2017 —impulsada principalmente por el favorable cambio del dólar para los argentinos en Chile—, las cifras se han mantenido más bien estables, pero igualmente al alza al compararlas con temporadas anteriores y dejando fuera a la pasada.

En este sentido, Laura Cerda, presidenta de la Cámara de Turismo de Coquimbo, explicó que durante el mes de enero, si bien la afluencia de turistas de esta época estival no se compara con la del verano pasado —pues fue una estación excepcional—, igualmente se ha reportado cuentas alegres para el sector.

“En enero hubo días peak con ocupación completa del servicio de alojamiento y alta demanda de agencias de viaje y restaurantes”, señaló. Así, reveló que la conurbación La Serena – Coquimbo mantuvo el liderazgo en la concentración de visitantes, seguido del valle de Elqui y otros balnearios. “En Limarí y Choapa, los establecimientos de trayectoria estuvieron con la misma fluctuación de días con elevada afluencia. En tanto, febrero presenta ocupación más pareja acercándose al promedio del 90% e incluso 100% en algunos casos”, adelantó.

CURVA DE CRECIMIENTO SIGUE AL ALZA

Uno de los puntos a destacar fue que la llegada de turistas nacionales protagonizó el primer mes del año, a diferencia de lo que históricamente se ha visto en la región, pues eran los argentinos los que copaban las playas de la región en esa fecha.

Por otro lado, desde la Cámara revelan que se extendió el turismo trasandino a febrero. “Además, no sólo han llegado argentinos de San Juan, sino que se diversificó con la llegada de cordobeses, mendocinos y de otras regiones de Argentina”, comentó Cerda.

Una tendencia que confirman desde Enjoy, pues aseguran que en 2017 el porcentaje de argentinos que llegó al hotel rondó el 20%, hoy esa cifra bajó a 15%, baja que se vio compensada por la mayor llegada de chilenos.

Con todo, y como ya lo anunciaban los gremios a principios de la temporada, la proyección para el término del verano es mantener la curva de crecimiento de llegadas de turistas comparada con años anteriores, eso sí, exceptuando el 2017.

Por otra parte y según las estadísticas de la industria, marzo está mostrando una curva de crecimiento en cuanto al movimiento turístico, incorporándose como un mes que, sin duda, reforzará el porcentaje de ocupación estival al alza.

Al respecto, la administradora de Hotel Campanario del Mar, Paula Merino, agregó que históricamente marzo ha sido el mes de quienes buscan disfrutar del verano, pero a precios mucho más convenientes que en los meses de enero y febrero, por lo que en general las ventas son buenas durante ese mes.

NORMALIZACIÓN DEl FLUJO DE TURISTAS POR AGUA NEGRA

Las proyecciones son explicadas por el director regional de Sernatur, Alberto Duarte, quien señaló que las expectativas turísticas se han ido adecuando según el contexto. Y es que este año el paso internacional Agua Negra estuvo cerca de una semana inactivo, con algunos períodos de clima adverso. A esto se suma el hecho que la diferencia de precios entre Chile y Argentina se ha estrechado, ya que este último país redujo tasas y aranceles a productos importados y se ha registrado un cambio menos favorable en el dólar. Además, comenzó a operar un nuevo vuelo comercial entre San Juan y Santiago. “Todo lo anterior provoca la normalización del flujo de turistas de Argentina, no sólo en la región de Coquimbo, sino también  en todo el país, lo que hace que la pasada temporada 2016 – 2017 probablemente haya marcado el techo de llegada de argentinos a Chile, de acuerdo al nuevo contexto y circunstancias que se indicaron”, indicó Duarte.

Así, al observar las cifras del flujo por Agua Negra, se ve que el promedio de ingresos desde 2014 hasta antes de la última temporada fue de 27.960 personas. “Hoy ya llevamos 31.600, restando más de 60 días para que el paso internacional se cierre. Podemos decir entonces que la actual temporada estival, pese a los cambios económicos en Argentina, sigue registrando una expansión en el arribo de turistas del país vecino, en relación a la cantidad en que históricamente han llegado a nuestra región”, advirtió el director de Sernatur.

Por todo ello, confirman que el verano 2017 – 2018 continúa siendo positivo, porque los destinos turísticos regionales mantienen una alta tasa de reserva. “Seguimos siendo una de las zonas más competitivas de Chile, para turistas nacionales e internacionales, tanto en destinos consolidados, como en emergentes”, comentó la autoridad.

En la misma línea, Merino, de Campanario del Mar, aclaró que aun con todos los factores que merman la llegada de turistas a la zona, la ocupación en el mes de enero fue excelente y muchos de los extranjeros que los visitaron lo hicieron por segunda o tercera vez, atraídos principalmente por las playas, la gastronomía y la oferta de servicios de La Serena.

La región se ha perfilado como destino turístico

Hay que destacar que nuestra región está cada vez más empoderada en su concepto de destino turístico, porque cada vez se suman más municipios regionales que están desarrollando actividades dirigidas a potenciar sus atractivos, como la gastronomía, patrimonio, cultura y astroturismo. Se suma a esto el gran desarrollo de grandes centros comerciales, que constituyen un plus, asociándose el turismo de compras.

Desde la Cámara de Turismo de la región de Coquimbo explican que les queda claro que en estos tiempos el mercado exige un constante posicionamiento y trabajo arduo mancomunado del sector  privado y público. “Esto es para mantener el liderazgo como destino turístico. El perfeccionamiento, la calidad y los servicios anexos a esta industria son fundamentales para lograr la tan ansiada curva sin estacionalidad”, culminó Laura Cerda, presidenta de la Cámara de Turismo de Coquimbo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X