• Desde la seremía de energía explicaron que la ley eléctrica establece desde 2006, cuando se efectuaron las primeras licitaciones de suministro, que cada seis meses debe hacerse una actualización de las tarifas.
    Desde la seremía de energía explicaron que la ley eléctrica establece desde 2006, cuando se efectuaron las primeras licitaciones de suministro, que cada seis meses debe hacerse una actualización de las tarifas.
Crédito fotografía: 
El Día
Según se ha indicado, el cobro comenzaría a operar a partir del mes de mayo y en julio se produciría un nuevo reajuste en las tarifas.

La seremía de Energía confirmó que en los próximos meses las cuentas de luz de los clientes de la Región de Coquimbo tendrán un alza de 9%, cobro que según se ha informado comenzaría a hacerse efectivo a partir del mes de mayo.

Así lo informó el seremi de esta cartera,Álvaro Herrera, quien señaló que “la Contraloría tomó razón del decreto tarifario asociado a la componente de precios de generación de las tarifas eléctricas, que resulta en un incremento en las cuentas a nivel final residencial de 9% en la Región de Coquimbo”.

De esta forma, por ejemplo, si el pago promedio de un cliente era actualmente de $20.000, con este aumento llegaría a pagar $21.800, mientras si es de $15.000 se elevaría a 16.350.

“Este incremento se explica entre el 60 y 80% por el incremento del precio del dólar durante el segundo semestre de 2018”, Álvaro Herrera, seremi de Energía

La autoridad detalló que este incremento se explica entre el 60 y 80% por el incremento del precio del dólar durante el segundo semestre de 2018. “La otra parte del aumento responde a precios aún elevados de los procesos de licitaciones de suministro eléctrico realizados entre 2006 y 2014”.

En este sentido, detalló que “como país, en materia de energía, así como en otros productos y servicios, tenemos una dependencia de las variaciones del dólar, que proviene tanto de los costos operacionales derivados del uso de gas y carbón, pero también es resultado de los costos de inversión y financiamiento de las centrales que utilizan recursos naturales”, indicó.

Asimismo, agregó que la ley eléctrica establece desde 2006, cuando se efectuaron las primeras licitaciones de suministro, que cada seis meses debe hacerse una actualización de las tarifas eléctricas en su componente de generación “pero que dependen principalmente del promedio de los contratos licitados y adjudicados por las empresas distribuidoras a las generadoras, que es lo que las primeras traspasan finalmente a los usuarios. El proceso se aplica según lo establece la legislación y de hecho alzas similares también han ocurrido en 2015 y 2016”.

8% a 10% volvería a subir la tarifa en la región en el mes de julio

De igual forma, precisó que “nuestro trabajo está enfocado en acelerar el paso para contar con un sistema más competitivo y renovable, incentivando la entrada de más actores y una mayor penetración de tecnologías limpias y económicas. Lo anterior se materializará a través del nuevo proceso de licitación convocado para fines de año, la promoción de energías renovables, tanto en la generación como en generación distribuida, los planes de expansión de la transmisión para viabilizar más proyectos renovables, y la reforma a la ley de distribución, en la cual se adelantó una revisión a la rentabilidad de las empresas distribuidoras”, recalcó.

Pero esta no sería la única alza, pues según se ha señalado en medios nacionales, en el mes de julio nuevamente se ajustarían las tarifas. Si bien no ha sido confirmado por la seremía de Energía, según indicó el diputado (DC) Matías Walker a través de su cuenta de twitter, el incremento sería de entre un 8% a 10% adicional. “Es decir en la Región en estos dos meses va a subir cerca de un 20% respecto al nivel actual”, dice.

Por otra parte, el parlamentario informó que un grupo de diputados de esta bancada envió una carta al Presidente de la República para que se deje sin efecto el polémico decreto pues provocaría “un duro golpe para la economía familiar”.

 “Solicitamos al gobierno que se deje sin efecto el decreto con el alza tarifaria, que en caso de la Región de Coquimbo va a considerar un aumento del 20% de las tarifas, si acumulamos el reajuste de principio de año con el que está contemplado ahora. Pedimos, tal como lo hicimos con el decreto que autorizaba la instalación y el recambio de medidores inteligentes, que fue rechazado por la ciudadanía, que de igual modo se deje sin efecto este decreto”.

Hacen ver que al concretarse esta alza “se gatillará necesariamente una presión inflacionaria que incidirá directamente sobre el aumento del precio de la UF, lo que provocará una cadena de consecuencias adicionales”. Se plantea que no sólo subirán en un 20% o más las cuentas de luz, sino que también experimentarán un alza, a modo de ejemplo, las cuotas de los créditos hipotecarios, los planes de isapre fijados en UF, e incluso también podría incidir en la fijación del valor del pasaje del transporte público 3701i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X