• Francisco Gálvez muestra los candados rotos, señal de una irrupción informal a predios privados. Foto: Lautaro Carmona
Ramón Gálvez, presidente del Comité de Defensa de Pueblos del Elqui, Codepue, denunció que el día de ayer identificaron a un grupo de la empresa eléctrica entrando a predios privados sin autorización formal, rompiendo incluso cadenas y candados.

Una situación compleja vivió ayer el presidente del Comité de Defensa de Pueblos del Elqui, Codepue, en predios de su propiedad en la localidad de El Romero.

Según Ramón Gálvez, durante horas de la mañana del día de ayer identificaron a camionetas de la empresa Interchile -que lleva adelante el proyecto eléctrico Cardones Polpaico-  entrando sin autorización al terreno rompiendo inclusive cadenas y candados.
“Nosotros no hemos aceptado esta ocupación ni hemos sido notificados como lo dice la ley”, acusó Gálvez.

La empresa estaría explorando. Interchile busca instalar más de 100 torres de alta tensión en la región como parte del proyecto Cardones Polpaico que consiste en una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje desde Antofagasta hasta Valparaíso, pasando por la Región, en 500 kV y doble circuito, junto a las subestaciones que permitirían modificar el nivel de tensión necesaria para su interconexión al Sistema Interconectado Central (SIC).

Si bien la iniciativa se encuentra aprobada desde el punto de vista administrativo por la Subsecretaría de Electricidad y Combustible (SEC) por Decreto Supremo, aún faltan autorizaciones ambientales que visar, explican desde la Clínica de Justicia Ambiental de la Universidad Diego Portales (UDP).

De hecho, Codepue, liderado por Ramón Gálvez, está a la espera de la resolución de un recurso que se interpuso ante el Segundo Tribunal Ambiental para intentar frenar el proyecto original a través de una invalidación administrativa, que busca anular la autorización por existir vicios en su tramitación. La idea es modificar la dirección del recorrido original, sin oponerse necesariamente al proyecto. Sin embargo, aún sin tener una respuesta en esta instancia, Interchile ya habría comenzado a explorar parte de los alrededores en los que irían ubicados las torres de alta tensión en la región de Coquimbo.

“Si bien el proyecto está aprobado por la SEC y esto otorga ciertas autorizaciones para hacer diagnósticos técnicos en terreno para futuras instalaciones, no significa que la empresa tenga autorización para irrumpir en terrenos privados. Los derechos que tiene la firma no pueden ir en contra de la ley o los derechos de las personas, especialmente los garantizados por la Constitución como es el derecho de propiedad”, explicaron desde la UDP.

No se oponen al proyecto, sí al trazado. Con todo, la postura de Codepue es clara: no se oponen al aumento de la potencia de transmisión de energía eléctrica, sino que al trazado. “No podemos aceptar que la ciudadanía no sea escuchada y que se la pase a llevar afectando su calidad de vida y nivel de salud. Las autoridades tienen que entender que existen otras opciones donde no hay personas, ya que está comprobado que las líneas de alta tensión a ese nivel de voltaje generan leucemia en niños y linfomas malignos en adultos”, denunció Ramón Gálvez.

Respuesta de Interchile

Ante las acusaciones por el ingreso de manera ilegal a un terreno en El Romero, Interchile declara que:

- De manera responsable y con apego irrestricto a lo que establece la Ley de Concesiones Eléctricas, la empresa ha hecho ingreso al terreno en cuestión. Dicha ley establece que “el juez podrá decretar, además, el auxilio de la fuerza pública para hacer cumplir el decreto de concesión, con facultad de descerrajamiento, facultad esta última de la que se hará uso si existiere oposición a la toma de posesión material de los terrenos o para el evento de encontrarse sin moradores los predios sirvientes, cuestiones que deberán ser constatadas por el agente de la fuerza pública que lleve a cabo la diligencia y de la que deberá dejarse constancia en el expediente”.

- Interchile cuenta con el decreto de concesión eléctrica otorgado por el Estado para dicho terreno y su ingreso fue ordenado y ratificado por el tribunal local.

- El ingreso con fuerza pública a un terreno es la última instancia a la que recurre la empresa luego de negociar con el propietario y recurrir al informe de una comisión tasadora, que corresponde a un tercer validador independiente que fija  el precio del terreno, tal como lo fija la ley.  

- Es importante señalar que Interchile ha dedicado gran parte de su gestión a buscar acuerdos voluntarios con todos los propietarios de los terrenos por los que pasa la línea de transmisión, evitando hacer uso de esta facultad legal que le otorga la concesión eléctrica que le entrega el Estado.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día