• El trazado tendría unos 200 kilómetros y está planteado en un 90%, en lugares no habitados o terrenos fiscales, aseguran desde la empresa.
  • Un nuevo trazado eléctrico busca instalarse en la Región de Coquimbo, ligado a la empresa Eletrans.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde la firma señalaron que si bien tenían la convicción de ingresar a evaluación ambiental en diciembre de 2018, aún no hay una fecha definitiva para ello, ya que buscan “presentar un proyecto robusto que de cuenta de todo el trabajo realizado, particularmente el trabajo de difusión y acuerdos con las comunidades vecinas al trazado”, comentan.

Un profundo cambio en las bases de la presentación de nuevos proyectos de inversión está viviendo Chile actualmente. Y es que movimientos de oposición ciudadana han provocado profundas crisis en algunas iniciativas (sin ir más lejos, el caso de Cardones Polpaico en la Región de Coquimbo y Valparaíso), lo que a su vez ha impulsado incluso la modernización al Sistema de Evluación de Impacto Ambiental, SEIA, proponiendo entre otras cosas, la participación ciudadana temprana y la inclusión de las comunidades en los proyectos.

Lo cierto es que la misma ciudadanía ha sentado las bases para cualquier proyecto que busque instalarse en la Región de Coquimbo, sobre todo al interior de la zona. Y es lo que se ha observado de un tiempo a esta parte con una nueva propuesta de trazado eléctrico que pasaría por el Valle de Elqui, liderada por la empresa Eletrans III.

US$ 89 millones es la inversión estimada del proyecto ligado a la empresa Eletrans III.

CONFIRMAN ALTERNATIVAS DE TRAZADOS, PERO NO DIERON DETALLES

Si bien las comunidades e incluso autoridades (entre ellas el alcalde de La Serena, Roberto Jacob y el diputado Sergio Gahona), han demostrado una férrea oposición a proyectos eléctricos que mermen el valor turístico y natural del interior de la Región de Coquimbo (aludiendo a la iniciativa de Eletrans), la empresa ha seguido, asegura, un firme proceso de participación ciudadana temprana y estudios, todos anteriores a su entrada al SEA con la idea de minimizar los riesgos que corren con las comunidades. “Como es natural en el curso de la elaboración de este proyecto nuestros equipos de profesionales han evaluado distintas variaciones a tramos del trazado que Eletrans presentó en su oferta técnica a la autoridad en su oportunidad, proyecto que esta calificó positivamente y el cual por tanto, es un compromiso formal que define el encargo explícito del decreto que asignó esta obra a Eletrans”, explicó Julio Herrera, subgerente de Eletrans. El objetivo de estos estudios de variaciones a tramos del trazado, confirmó, es minimizar los impactos sociales, ambientales y técnicos para la construcción de la línea. “Ahora bien, como esta es una licitación efectuada por el Estado de Chile, existen compromisos y exigencias en la licitación con respecto al trazado y sus consecuencias técnicas. Dentro del cumplimiento de esas exigencia hemos ido adaptando el diseño del proyecto para que produzca los mínimos impactos sociales y ambientales dentro de lo posible”, señaló a diario El Día.

Por otro lado, consultados sobre la inminente entrada a evaluación ambiental (que se había anunciado para fin de este año), Herrera indicó que “estamos bastante avanzados en el desarrollo del proyecto, teníamos la convicción de ingresar al SEIA en diciembre 2018, sin embargo, aún no hay una fecha definitiva de ingreso, ya que queremos presentar un proyecto robusto que de cuenta de todo el trabajo realizado, particularmente el trabajo de difusión y acuerdos con las comunidades vecinas al trazado”, dijo.

 

CONSULTA CIUDADANA PARA LA MINIMIZACIÓN DE RIESGOS

Con todo, hace unos meses autoridades y ciudadanos hacían un llamado al diálogo a la empresa, con el fin de acercar posiciones y evitar lo sucedido con Cardones Polpaico, donde una cantidad importante de vecinos se vieron perjudicados por el diseño del trazado, que muchas veces intervino predios cercanos a localidades habitadas.

En esa línea, desde la empresa aseguran que hace más de un año han generado espacios de diálogo con las comunidades y autoridades locales con el objetivo de dar a conocer el proyecto directamente a los vecinos, recoger sus preocupaciones e identificar líneas de trabajo, en función de sus necesidades.

“Las gestiones socio ambientales han significado el levantamiento de 15 localidades que han sido visitadas por profesionales y especialistas contratados por la empresa, desarrollando en total más de 90 reuniones o entrevistas con juntas de vecinos y organizaciones sociales. Adicionalmente, se han solicitado reuniones con los gobiernos locales y regionales de las comunas por donde se desarrollará el trazado, como con las autoridades del sector energético del país, instancias en las cuales se les ha ido informando del avance del proceso de relacionamiento”, explican desde la firma.

Asimismo, hasta la fecha se habrían firmado 9 convenios con distintas comunidades de la zona de Maitencillo, Domeyko, Punta Colorada, Quebrada Arrayán de Lambert, La Higuera, la escuela de La Estrella y Las Rojas, con foco en Infraestructura Comunitaria, Apoyo a proyectos de APR en curso, Iluminación de espacios públicos con Energía Solar y Fomento Productivo. “En las próximas semanas se firmarán 4 nuevos convenios trabajados en conjunto con las comunidades a través de sus representantes”, confirman.62-01i

LOS DETALLES DE LA NUEVA CARRETERA ELÉCTRICA: 200 KILÓMETROS DE TRAZADO

El proyecto denominado “Nueva Línea Nueva Maitencillo – Punta Colorada - Nueva Pan de Azúcar 2X220 kV, 2X500 MVA”, fue definido por el Estado de Chile y determinado a través del estudio técnico, económico y social para el “sistema transmisión nacional” elaborado por la Comisión Nacional de Energía. La iniciativa Este proyecto, junto a otros proyectos de similares características fue licitado pública e internacionalmente el año 2016 por el Ministerio de Energía, adjudicándose Eletrans III (Eletrans) el proyecto antes señalado, a través del Decreto Supremo 3T del Ministerio de Energía de fecha 15 de febrero de 2018.

La línea de transmisión tiene por objetivo el desarrollo de fuentes de energía renovable, para el abastecimiento de electricidad de la zona norte (Región de Atacama y Región de Coquimbo), junto con el robustecimiento del sistema de transmisión nacional.

Se trata de un trazado de no más de 200 kilómetros que se ha planteado en al menos un 90% por terrenos no habitados o fiscales y que por su definición técnica se ha acotado el paso por zonas pobladas, sólo cuando ha sido inminente el cruce por alguna condición geográfica.

El proyecto contempla una inversión estimada de US$ 89 millones, planificando el ingreso del Estudio de Impacto Ambiental al Servicio de Evaluación Ambiental durante el segundo semestre del presente año, fecha definitiva que dependerá de los estudios ambientales (EIA) establecidos en la ley ambiental, y al proceso de información a la ciudadanía que está en desarrollo. En tanto, el período de construcción en terreno se estima en 18 meses.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X