• En la foto, uno de los sistemas de eficiencia energética a través del vapor, en el hospital de La Serena.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El proyecto, que se desarrolló junto con la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, se hizo en un periodo de 230 días y actualmente se encuentra en periodo de medición y verificación de los ahorros obtenidos. Las estimaciones de ahorro del proyecto son de 1.554.732 kWh anuales, lo que se estima en $177 millones al año.

El ahorro energético hoy es una realidad de la que muchas empresas a nivel nacional se han comenzado a hacer cargo. No sólo por el beneficio económico que significa implementar ciertas prácticas sustentables, sino también por el impacto que estas pueden tener en el medioambiente.

En La Serena, el hospital San Juan de Dios implementó junto a la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE) un proyecto de ahorro en el último año, con una inversión de $300 millones. El proyecto se desarrolló en un periodo de 230 días y actualmente se encuentra en periodo de medición y verificación de los ahorros obtenidos.

Según explica Sebastián Jure, gerente de Operaciones de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, las estimaciones de ahorro del proyecto son de 1.554.732 kWh anuales, que corresponden a un ahorro de 29% respecto del consumo registrado previo a este proyecto. En términos de ahorro de dinero, este se estima en $177 millones año, lo cual significa que la recuperación de la inversión del proyecto es de menos de dos años.

 

FRASE DEL DÍA

"Estas prácticas tienen un claro beneficio económico en términos de ahorro de energía. A esto se suman beneficios de calidad de vida tanto para internos como para funcionarios". Sebastián Jure, gerente de Operaciones de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética.

 

LA INVERSIÓN INCLUYE GARANTÍAS DE AHORRO

Jure señaló a diario El Día que en términos de reducción de emisiones de CO2, estas serían 480 toneladas de CO2 equivalente al año.

“Es importante mencionar que si bien estas cifras son cifras estimadas, este proyecto, tal como todos los 39 que hemos desarrollado en hospitales a lo largo del país, incluyen garantías de los ahorros comprometidos”, explicó el ejecutivo. Es decir, las empresas que ejecutan los proyectos son responsables por los resultados comprometidos ante la Agencia, si los procesos de medición y verificación de ahorros dan cuenta de que los ahorros comprometidos no se cumplen, estas empresas ejecutoras deben pagar multas, por lo tanto hay un esfuerzo importante por lograr esos ahorros.

 

NÚMEROS DEL DÍA

$177 millones de ahorro al año han significado las implementaciones de eficiencia energética en el Hospital de La Serena.

 

INSTALACIÓN DE CALDERAS Y REEMPLAZO DE LUMINARIAS

El proyecto realizado en el Hospital de La Serena, consistió en la instalación de tres calderas de condensación de 320kw para agua caliente de calefacción y de agua caliente sanitaria, se instaló además un bomba de calor para el agua caliente sanitaria, un quemador de gas (GLP) para las calderas de vapor y un sistema de termorregulación, todo con un sistema de control para optimizar el trabajo de estos equipos. Se instalaron además 1000 luminarias LED, mejorando con esto la calidad de la iluminación existente hasta antes del proyecto.

“Este tipo de prácticas son sumamente necesarias, por un lado, por el claro beneficio económico que tienen para los beneficiarios en términos de los ahorros de energía, se suman beneficios de calidad de vida tanto internos, para pacientes y funcionarios del hospital, como también para el entorno del hospital”, señaló Jure. En el caso del Hospital de La Serena, el recambio de calderas de petróleo a gas es un aporte también a mejorar la calidad del aire de la ciudad.

Patricio Rojas, jefe (s) de la Unidad de Operaciones y encargado de equipamiento industrial del hospital aclara que antiguamente el centro contaba con una central térmica con equipos de 1984. Si bien durante los últimos años se logró mantener operando esa maquinaria, no se usaba en su 100%. Esto significaba tener mala generación de energía, uso excesivo de combustible, arrojar gases contaminantes, entre otros. De hecho en 2014 se tuvo una emergencia con una de las calderas, lo que nos permitió ver la posibilidad de cambiar los nuevos equipos.

Ahora, los nuevos equipos permiten producir por caldera, 1.250 kilovapor por hora, mientras que con el antiguo sistema lográbamos solo 900 kilovapor por hora. “Además, producen mucho menos material particulado por lo tanto contaminan menos la atmósfera y permiten abastecer con vapor al Hospital y la gran demanda que tenemos de este elemento diariamente. Y es que el vapor se utiliza tanto para cocinar, como para esterilizar indumentaria, para lavar y para generar agua caliente”, comentó Rojas a diario El Día.62-02

 

LA AGENCIA TAMBIÉN COLABORA CON OTRAS EMPRESAS DE LA ZONA
La Agencia es una fundación de derecho privado sin fines de lucro que trabaja con actores públicos y privados para promover, fortalecer y consolidar la eficiencia energética. En la región han trabajado con la Corporación de Desarrollo de Coquimbo, con la Universidad de La Serena, entre otros actores relevantes y actualmente están también desarrollando en conjunto con el Ministerio de Energía, autoridades regionales y locales el proyecto de energización de crianceros de Limarí y Choapa con energías renovables para facilitar su trabajo y mejorar su calidad de vida durante las veranadas en la cordillera. Asimismo, están comenzando a desarrollar durante este año un proyecto de eficiencia energética en el Hospital de Coquimbo, con características similares a las realizadas en La Serena.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X