• Para los crianceros de la región, la decisión de Argentina de posponer el inicio de las veranadas, fue una muy mala noticia, debido a los estragos de la sequía que han debido sufrir.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
Tras el anuncio emitido por el gobierno argentino de que se retrasaría el ingreso de crianceros chilenos a territorio trasandino hasta el 15 de diciembre, las autoridades anunciaron una serie de medidas tales como la entrega de forraje a los afectados y el traslado de animales a los campos del sur del país.

Como un verdadero balde de agua fría sobre los crianceros de la región cayó la decisión de Argentina, de posponer hasta el 15 de diciembre, su ingreso a territorio trasandino para llevar a cabo las tradicionales veranadas en los altos valles andinos de la provincia vecina de San Juan.

Y es que cabe recordar que las autoridades chilenas y argentinas habían llegado a un acuerdo que establecía que, a partir del 1 de noviembre – un mes antes de lo acostumbrado -, los pequeños ganaderos podían comenzar a ingresar a territorio trasandino junto a su ganado, en búsqueda de mejores pastos para sus animales. El objetivo era tratar de paliar los efectos más graves de la sequía con esta medida y asegurar así, alimentos para el ganado. Sin embargo, la decisión tomada por el gobierno provincial de San Juan, dejó en nada esta medida.

Al respecto, desde el país vecino se explicó que la decisión fue tomada a raíz de que hoy existe una menor disponibilidad de praderas para el pastoreo, producto de una sequía que también afecta a San Juan

Pero lo cierto es que decisión –anunciada recién el mismo viernes 1 - encendió las alarmas entre los crianceros – algunos de los cuales, ya habían subido a la frontera – y las autoridades, lo que motivó que durante la mañana de este lunes, se llevara a cabo una reunión en la intendencia para analizar la situación y así, tener claridad de las medidas a tomar, las cuales, producto de la contingencia, son de urgencia.

Entrega de forraje y traslado

En ese sentido, durante la reunión, a la que asistieron también el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, el consejero regional y presidente de la Asociación de Crianceros del Limarí, Juan Carlos Codoceo, y el gobernador de esa provincia, Iván Espinoza, se tomaron una serie de decisiones, entre las que destacan el anuncio de entrega de forraje a los crianceros y el eventual traslado de ganado al sur, más concretamente, a la Región de Ñuble.

“Vamos a partir desde este jueves o viernes entregando forraje a cada uno de ellos (los crianceros), partiendo principalmente por aquellos que iban a pasar la cordillera, de manera que no corran riesgo de que sus animales mueran”, señaló la intendenta Lucía Pinto.

Precisamente, sobre aquellos crianceros que ya han subido rumbo a la frontera, la intendenta expresó que están comunicándose “con los 39 crianceros que ya han solicitado el salvoconducto para ingresar a Argentina, de manera de informarles que tienen que esperar, y que vamos a posponer las veranadas debido a la situación que nos señaló el gobierno de San Juan”.

Por su parte, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, aclaró que el forraje irá en beneficio no sólo de aquellos crianceros que irán a las veranadas – unos 360 aproximadamente – sino que irá en directo beneficio de más de 5 mil pequeños ganaderos. “Seguramente se van a priorizar a los ganaderos que van a las verandas y posteriormente vamos a seguir con todo los calendarios de entrega. Esperamos terminar con la entrega de toda esta cantidad de recursos a finales de noviembre”, afirmó.

En tanto, sobre el eventual traslado de animales al sur del país, la intendenta Lucía Pinto señaló que existen conversaciones con el Gobierno Regional de Ñuble para evaluar el posible traslado de un importante número de cabezas de ganado a esa región, con el fin de que no tengan que atravesar la cordillera “corriendo el riesgo de no encontrar el pasto suficiente para alimentar a sus animales”, explicó la máxima autoridad regional.

Decisión lamentable

Desde el mundo criancero en tanto, lamentaron la decisión del gobierno de San Juan, más aún, cuando la sequía tiene a cientos de ellos, viviendo en una situación límite, producto de la muerte de su ganado.

Al respecto, el consejero regional y presidente de la Asociación de Crianceros del Limarí, Juan Carlos Codoceo, afirmó que “con la megasequía que tenemos en la región todos estábamos esperanzados en atravesar la cordillera el 1 de noviembre, como se había establecido en protocolos de acuerdo con la autoridad argentina. Esto es muy lamentable, pero tenemos que seguir mirando hacia delante y está la buena intención de nuestra intendenta de buscar solución a este problema, que es un tema social”.

En tanto, el presidente de la Asociación de Crianceros de Monte Patria, David Arancibia, señaló que hasta el minuto, unos 70 crianceros de su organización habían sacado el salvoconducto para cruzar el límite chileno-argentino, existiendo a su vez, un gran interés por subir a los altos valles andinos, pues “hay mucho ganado que ha muerto. Por eso, la idea era que ahora, subieran más personas”, sostuvo.

En ese sentido, Arancibia afirmó que con esto se puede generar un conflicto pues para los crianceros “la última opción es salvar el ganado. Los viejitos están desesperados y lo único que quieren es salvar el poco ganado que les queda. Estamos claro que ya han perdido mucho”, señaló.

Sobre el traslado de animales al sur, el dirigente fue cauteloso, pues aseguró que “en años anteriores, ha habido personas que han ido al sur, y han perdido la mitad del ganado que han llevado. Entonces tampoco es una opción muy interesante”, afirmó, aunque aclaró que “si trabajamos coordinadamente con la municipalidad, con la gobernación, y metemos a los crianceros a un campo donde podamos tenerlos, yo creo que podría dar más confianza, quizás al grupo que esté en situación más crítica”, indicó.

Restricciones

Cabe señalar que para esta temporada que se iniciará el 15 de diciembre, se detalló que el número de cabezas de ganado que podrá ingresar a territorio argentino, se redujo de 80 mil a 50 mil cabezas de ganado caprino, y de 2.500 cabezas de ganado mayor a sólo, 1.250. “Hay una restricción importante y por eso trabajamos en trasladar parte de los animales al sur, como lo hemos hecho con el ganado vacuno”, insistió al respecto, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X