Crédito fotografía: 
EL DIA
De visita en la región, este empresario dueño de agencias de viaje y hoteles en aquella ciudad trasandina, reconoce que el estallido social vivido en Chile a partir de octubre inhibió a los turistas de ese país a viajar a la zona. Para revertir esa situación señaló, es necesario que se establezca una potente campaña por parte de los actores regionales, para dejar en claro que, no todo el territorio ha sido afectado por la violencia y desmanes, y que las condiciones de seguridad se mantienen en buena parte de la región.

No es novedad que la coyuntura político-social que estalló el pasado 18 de octubre en el país, primero en Santiago, y luego en el resto del territorio, iba a generar consecuencias en ciertas actividades económicas como el turismo.

Y es que como suele ocurrir en estos casos, más que el fondo de las demandas sociales y las multitudinarias movilizaciones ciudadanas de carácter pacífico, lo que más atrae la atención de los medios de comunicación, son las imágenes de violencia y desmanes. Y ello, más allá de que dichas situaciones de violencia hayan ocurrido en lugares concretos y determinados, no afectando a todo el país por igual.

En la región, las ciudades de La Serena y Coquimbo, y en menor medida, Ovalle, han sido los escenarios principales en donde se ha concentrado la mayor parte de las manifestaciones y por ende –desgraciadamente-, de los actos de violencia, cuyos efectos aún podemos apreciar hasta hoy, por ejemplo en el casco histórico de la capital regional.

Y si bien, el resto del territorio ha permanecido y permanece en paz, las imágenes de barricadas, incendios o saqueos, han golpeado con fuerza la imagen de la región de Coquimbo, siendo el flujo de turistas argentinos el que mayor caída muestra.

En ese contexto, interesante resulta escuchar la voz de personas como Ariel Licciardi, empresario turístico de la Provincia de San Juan, dueño de hoteles y agencias de viaje, quien, de primera fuente, entrega una imagen de cómo se ve la actual situación del país desde el otro lado de la cordillera y cómo ello, ha impactado en el mercado turístico local.

“Lo que pasó fue lo que todos conocemos, el tema de la situación que hubo acá en Chile (…) con esa situación muy poco porcentaje de personas han podido venir a las hermosas playas que tiene esa región”, señala en entrevista con Diario El Día, este empresario trasandino.

-¿Cuánto impactaron las imágenes del estallido social de Chile en Argentina?

“Esa es una de las cosas que a la gente obviamente, en cualquier lado que suceda, esas imágenes que pasan en los medios, no les permite venir, por la inseguridad que se está transmitiendo por la televisión y por los medios en general.

Aparte acompañan otras cosas además de lo que pasó y lo que está sucediendo. Ahora está algo más tranquilo, porque yo he venido y he visto que en la zona de la costa en la región, no hay problema, está muy tranquilo. También ando por el centro de La Serena y veo todo tranquilo. No sé qué va a suceder después, pero ahora, en los días en que yo he estado acá está todo tranquilo. Y en la Avenida del Mar y en la costa de la región, está todo muy calmado.

Ahora, a esto también, hay que sumarle la situación económica que hemos vivido los argentinos que también conllevó a muchos no salir del país”.

-Precisamente en Argentina también se está en una etapa de cambio de gobierno.

“Exactamente. Ahora, hay un dólar que subió y hay un dólar ‘turista’ vamos a decir así, con un bono solidario que le llaman. También eso sumó a que la gente no venga a Chile.

Pero insisto que acá, por aquellos sanjuaninos o argentinos que quieren venir a la región, hay por estos días un momento de tranquilidad. Obviamente también se ve una tensión, en donde uno ve los comercios y observa por ejemplo, que están con sus ventanas tapadas. Pero hay una paz por lo menos ahora”.

-Usted maneja agencias de viajes en San Juan. ¿En cuánto cayó la compra de paquetes turísticos hacia Chile desde Argentina?

“Toda la gente, los clientes y aquellas personas que fueron a asesorarse para viajar fuera del país, la mayoría pensó en otros lugares. Desde octubre o noviembre, cuando se dieron las informaciones de todo este proceso que se armó en Chile, la gente comenzó a irse a Brasil, a Uruguay, es decir, países limítrofes de la Argentina. Y después optó por otros destinos turísticos que tenemos en el Caribe y en la propia Argentina.

Hay que decir que la mayoría de los argentinos de las provincias de San Juan y Mendoza, es decir, todo lo que es la región de Cuyo, y que les queda muy cerca venir para acá, porque en 6 o en 7 horas estamos aquí tranquilamente, viajar a la costa argentina les representa más del doble del kilometraje. Tienes que hacer noche en algún lado para llegar a la costa atlántica. Y encima, hay mucho tráfico en las rutas argentinas.

Por eso la región de Coquimbo y La Serena en particular, siempre ha tenido esa hermosa característica, y que es una de las cosas que a uno lo atrae, que es clima. En estos momentos en San Juan, durante en estos días, ha habido más de 40 grados de temperatura. Funcionan los equipos de aire todo el día, y no puede estar uno afuera porque es insoportable el calor en la provincia.

Y uno pasa lo que es la cordillera, llega acá a La Serena y ya hay que ponerse en la mañana o en la tarde una campera. Hay 20 grados de diferencia entre un lugar y otro. Y eso nos atrae mucho de esta región, en donde hay mucha gente que ha invertido en la Avenida del Mar y en otros lugares de la costa, muchísimos sanjuaninos y mendocinos. Por eso de los argentinos que están acá ahora, la mayoría son propietarios”.

Imagen Región

-Frente a los acontecimientos que vivimos en Chile, los organismos relacionados con el turismo anunciaron que iban a intensificar sus campañas tanto en Chile como en el extranjero, incluyendo el mercado argentino. A su juicio, y dada la poca cantidad de argentinos que ha llegado, ¿faltó reforzar más el mensaje hacia los ciudadanos argentinos de que, más allá del estallido social, la situación estaba más tranquila ahora?

“Yo creo que sí, es muy cierto. Realmente le faltó a la región llevar más gente como en otros años que llevaban contingentes turísticos a la provincia de San Juan, informaban en los medios o a nuestras empresas o a los colegas del rubro turismo. Este año no fue así, obviamente por la situación que han vivido ustedes, pero es un año en que no ha habido una publicidad de turismo de la región”.

-¿Y esta tendencia a futuro podría cambiar? ¿O todo va a depender de lo que proyecte la imagen y la situación del país hacia afuera?

“Todo va a depender de lo que se vea en los medios, si sigue una situación de tensión como creen que en marzo o más hacia adelante puede continuar, es muy difícil que vengan los argentinos.

Por eso van a tener que trabajar mucho turísticamente una vez que este clima social en Chile se tranquilice. Y de ahí hay que empezar a trabajar nuevamente para atraer el turismo al país, porque la gente le va a temer venir aquí.

Eso, porque si nosotros podemos traer periodistas y mostrar la costa y las playas de La Serena, la gente va a ver y hablar que aquí hay tranquilidad, pero si los medios informativos por otro lado, están hablando de otra cosa, la gente no va a venir. Tiene que haber una señal que transmita tranquilidad.

Pero ya esta temporada 2020 en Chile para los argentinos está perdida. Por ejemplo, yo tengo gente que viene de Madrid a Santiago, y los vuelos de Iberia, de Latam, vienen con muy pocos pasajeros que salen de Europa o América hacia Chile.

De parte de fuentes aeronáuticas, la gente que viene del Caribe, de Europa, de América del Norte, viene a Chile con pocos pasajeros por la situación que está pasando, y no solo argentinos”.

Reforzar campañas

-En los últimos meses, las ciudades más afectadas por las manifestaciones han sido La Serena, Coquimbo y en menor medida Ovalle. Sin embargo, otras zonas de gran potencial turístico, como el valle del Elqui, el valle del Limarí, el valle del Chopa y otros destinos de la región, han vivido en absoluta tranquilidad, y además con precios muy módicos sobre todo para los turistas extranjeros. A su juicio, ¿habría que apuntar hacia un tipo de publicidad más bien localizada y no algo general?

“Totalmente de acuerdo. Porque realmente, y yo lo estoy viviendo de los días que llevo acá en La Serena, el ambiente lo veo muy tranquilo. Tengo amistades en la región, vengo unas dos o tres veces al año a la zona, a compartir con gente muy agradable. Pero yo lo veo así, y el que está acá también lo ve como dices vos.

Es como si en Argentina hubiera un estallido en Buenos Aires, y la gente que viene a la Argentina lo viera como algo general. Siempre se generaliza cuando hay un problema social en un país, por más que las cosas sean por ejemplo, en Santiago. Y yo sé que aquí está pacifico, pero por lo que presentan los medios de comunicación, la gente teme lo que está pasando”.

-¿Es el miedo y la inseguridad, uno de los factores preponderantes que afecta al turismo?

“Sí. Por eso, yo diría que es necesario realizar una comisión, y que vayan a San Juan a hablar con la gente del ministerio de turismo con una mesa de trabajo, y por medio de una conferencia de prensa por ejemplo, expongan lo que tú me dices, de la tranquilidad que tienen ciertas regiones en Chile y la gente los va a escuchar: que hay ciertos lugares de Chile como esta región, que está tranquila.

Dentro de la propia región hay lugares que están muy tranquilos. Yo estoy en la playa, en Avenida del Mar y todo está tranquilo. Pareciera que no ha pasado nada. Pero para todo eso yo creo que hace falta una fuerte difusión de medios, porque los que pierden con todo esto, es la gente, no solo los grandes empresarios. El turismo sirve para todo el mundo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X