• El bajo precio de la uva de mesa exportada ha generado reacciones en el gremio agrícola.
Crédito fotografía: 
ANDREA CANTILLANES
Durante la charla organizada por el gremio junto a los abogados Sebastián Norris y William Schubert de Araya y Cía., explicaron las medidas preventivas y reactivas que deben tomar los productores en sus contratos para resguardar su inversión al momento de exportar.

El bajo precio de la uva de mesa exportada ha generado reacciones en el gremio agrícola que llevó a solicitar apoyo a distintas entidades de Gobierno para mitigar los efectos sociales y económicos del bajo precio obtenido tras la exportación de uva. Una acción inmediata de SAN fue realizar la charla con abogados expertos en comercio internacional que se efectuó este 30 de marzo en la Gobernación de Limarí.

María Inés Figari, Presidenta de Sociedad Agrícola del Norte (SAN) y Directora de Fedefruta, explicó que “esta instancia surge a raíz de ver las posibilidades de levantar la voz de los agricultores desde nuestra región por lo ocurrido con la exportación a Estados Unidos. A raíz de lo expuesto por los abogados, sale a la luz que hemos sido demasiado confiados y que en esta situación la confianza nos dejó desprotegidos. Hay un punto importante que detectamos gracias a la charla y es la necesidad de revisar los contratos de los productores que exportan para dar un respaldo desde nuestro conocimiento técnico”.

En tanto, el abogado Sebastián Norris de Araya y Cía., señala que “existen por lo menos tres modalidades de contratación y es imprescindible que los exportadores hagan contratos con cláusulas básicas y tener un sistema de resolución de controversias. Cuando se trata de un commoditie tan sensible donde puede haber problemas, no tener un contrato en esa modalidad, es quedar desprotegido”. 

“De manera reactiva ante un problema como el actual, los exportadores deben revisar qué tipo de contrato tienen. En esta zona hemos visto que los contratos son en su mayoría de tipo ‘libre consignación’, que significa tener precios acorde al mercado, y si el mercado ofrece malos precios no hay mucho que hacer. Es importante entonces hacer un contrato con cláusulas que permitan resguardo”, agrega Sebastián Norris.

NECESIDAD DE APOYO DEL SECTOR PÚBLICO

La Presidenta de Sociedad Agrícola del Norte destaca que como entidad gremial han solicitado apoyo en diversas instancias para buscar medidas de mitigación por el endeudamiento y desempleo que provoca la situación. “Conversamos  con distintas reparticiones de gobierno para llevar esta triste noticia a las autoridades para que podamos tomar decisiones rápidas que permitan rescatar nuestra agricultura que es la actividad económica más importante para la región después de la minería. Yo agradezco el apoyo que hemos tenido de autoridades como el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, el Gobernador Wladimir Pleticosic y los diputados Luis Lemus y Matías Walker así como el Senador Pizarro…esto es algo que debe movilizarnos a todos por la importancia de esta actividad para la generación de empleo de nuestra zona”.

El diputado Luis Lemus indicó que “ha quedado claro que tenemos un sistema exportador muy débil; hay muy buena producción, pero fallamos en la cadena de comercialización. Hay una gran inversión en capital de trabajo y mucha mano de obra, pero sin embargo el mercado juega en contra de los agricultores. Fundamentalmente las ayudas que deben entregarse son capital de trabajo, apoyo en el aspecto tributario y con los bancos. Las entidades agrícolas y exportadores deben definir si van a tomar la vía judicial para tener cierta garantía y enfrentar lo ocurrido. En el sector agrícola hay mucho trato de palabra y basado en confianzas que debe corregirse”.

El Gobernador Wladimir Pleticosic manifiesta que se valora la agricultura y se están haciendo las gestiones para apoyar a los agricultores afectados. “Este es un problema de comercialización que tuvieron los agricultores y corresponde al ámbito privado, pero repercute en el ámbito público porque nuestra provincia y región es una zona con vocación productiva agrícola que es motor económico y generará problemas en el empleo y subsistencia de las familias. Debemos buscar en conjunto una batería de medidas que permitan apoyar a los productores y encontrar ayuda para capital de trabajo que les permita ponerse de pie nuevamente”.

Julia Zepeda, agricultora y parte del Sindicato de Pequeños productores Agrícolas de Los Morales de Monte Patria recalca que “somos muchas familias que dependemos de la agricultura, queremos que las autoridades se comprometen con nosotros, trabajen con nosotros y nos escuchen. No queremos que nos paguen las deudas, sino que nos den un apoyo para tener capital de trabajo y seguir desarrollando nuestra actividad”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X