Crédito fotografía: 
El Día
A través de este sistema se logra exportar fruta sin fumigar con bromuro de metilo, lo que permite mejorar la calidad y sanidad del producto.

Un importante avance en las exportaciones de frutas a Estados Unidos tuvo la región de Coquimbo esta temporada a través del Sitio de Inspecciones SAG-USDA, a través del cual se exportaron 44.977 cajas de arándanos, exportación inédita a través del método de revisión Systems Approach que permite la exportación de fruta sin que sea fumigada con bromuro de metilo, lo que permite exportar fruta de mejor calidad y con menores costos de producción.

Cabe señalar que el “Systems Approach” es un método que se aplica a toda la cadena productiva en los cultivos de frutales y que permite evitar la fumigación con bromuro de metilo, mejorando la calidad del producto agrícola y permitiendo su ingreso a mercados como Estados Unidos, ya que aprueba el acceso de productos que posean baja o nula prevalencia de plagas cuarentenarias presentes tales como la Lobesia botrana y la Brevipalpus chilensis.

Al respecto, el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes señaló que “como Ministerio de Agricultura nuestro objetivo es lograr que la región pueda incrementar sus flujos comerciales y esperamos lograrlo facilitando las exportaciones a través del potenciamiento de mecanismos como el Systems Approach que nos permite mejorar la competitividad respecto de otros mercados, logrando de esta manera, que nuestros exportadores puedan exportar cada vez más productos y de manera más eficiente”.

A su vez, el director regional del SAG, Jorge Navarro, explicó que “este avance en las exportaciones lo hemos logrado gracias al trabajo que hemos realizado con los productores agrícolas y la labor en terreno que ha realizado el SAG para disminuir la presencia en la región de plagas como Lobesia botrana. Durante la temporada pasada levantamos 13 áreas reglamentadas, quedando la región con un total de 7 áreas reglamentadas, de ellas sólo una se ubica en una zona rural, por lo que ha sido un tremendo trabajo que nos va acercando a la meta de poder declararnos en el mediano plazo como libres de esta plaga en la región”.

Se debe señalar que para esta temporada 2019-2020 se instalaron más de 2.500 trampas en áreas reglamentadas de control urbanas de las comunas de Canela, La Serena y Coquimbo (Tongoy), además de 83.500 emisores de confusión sexual, el cual es un dispositivo que emite la feromona de la hembra con el objetivo de atraer al macho y evitar la reproducción del insecto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X