• A la fecha en el lugar se han excavado 320 metros cuadrados que dan cuenta de una ocupación de 700 años de vida prehispánica. FOTO LAUTARO CARMONA
    A la fecha en el lugar se han excavado 320 metros cuadrados que dan cuenta de una ocupación de 700 años de vida prehispánica. FOTO LAUTARO CARMONA
No obstante y pese a que en unas semanas culminará el trabajo de los arqueólogos, aún no existe una definición clara del destino que tendrán los restos arqueológicos ni de las opciones que se estudian para terminar la ruta. Aseguran que la última palabra la tendrá el Consejo de Monumentos Nacionales

Hasta el 15 de septiembre de este año se extenderían los trabajos que realizan más de 80 profesionales entre arqueólogos, antropólogos físicos y conservadores en El Olivar, sitio arqueológico descubierto en julio de 2015 a 4 kilómetros al norte de La Serena (a la altura del kilómetro 475 de la Ruta 5 Norte) y que es considerado uno de los descubrimientos más importantes que se ha realizado en la región de Coquimbo, Chile e incluso Sudamérica, pues alberga importantes vestigios de lo que fueron las culturas prehispánicas Molle, Ánima y Diaguita.

Este hallazgo se realizó mientras se efectuaba la construcción de la doble vía que unirá a La Serena y Vallenar. Dada la importancia del mismo, de inmediato se procedió a la detención de los trabajos en el sector y se dio curso a la investigación de los especialistas. En marzo de este año, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, y la secreta Secretaria Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), Ana Paz Cárdenas, visitaron el lugar y confirmaron que se realizaría allí un trabajo de resguardo de este invaluable patrimonio cultural. Se informó que se habilitaría la carretera, pero este sitio de alrededor de 380 metros quedaría a la espera de que se efectuaran las labores de rescate.

En esa oportunidad, el CMN indicó que en una primera instancia se pondría un plazo hasta el mes de agosto para el retiro de las osamentas, pero que no se descartaba que este se pudiera extender dada su magnitud. En este sentido, Ana Paz Cárdenas aseguró que no se daría la autorización para construir en el lugar mientras no se culminaran los trabajos que se requieren, pues se trataba de un descubrimiento “de una magnitud cultural muy relevante para el país y creemos que es trascendente en nuestra historia”. Asimismo, agregó que “se van a varias realizar campañas, ellos (los arqueólogos) tienen pronosticado terminar alrededor del mes de agosto, pero eventualmente esto podría ser modificado debido a la cantidad de hallazgos que se puedan ir encontrando”.

Ad portas de cumplirse este plazo, la pregunta que cabe ahora es cuál será el destino que te tendrá este sitio arqueológico y cuáles son las alternativas que se barajan para terminar este trazado de la carretera que está pendiente. El tema ha dado para una amplia discusión, hay quienes han planteado la idea de crear allí un museo de sitio, otra alternativa sería trasladar los restos al museo arqueológico, pero ésta última se ha ido descartando pues a la fecha es mucho el material descubierto.

Lo que sí se sabe es que será el CMN el que adopte la resolución, en base a las propuestas técnicas que emanen del MOP, que es el único organismo que podría autorizar una modificación al proyecto vial. Consultada al respecto, la seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, señaló que efectivamente “se están estudiando las propuestas, pero será el Consejo de Monumentos Nacionales quien tendrá la última palabra”.

A la fecha, eso sí, ha trascendido que el ministerio estaría analizando como opción para dar continuidad a la carretera la de construir una franja lateral que permita el paso de la doble vía. Esto involucraría la intervención de cerca de 7 mil metros cuadrados en el sector que se encuentran los hallazgos. También ha surgido otra propuesta, pero a la fecha no sería oficial, de construir un viaducto en altura. Este consideraría la intervención de sólo 700 metros cuadrados de restos arqueológicos.

Visión extra

La arqueóloga jefe del equipo de investigadores, Paola González, señala que efectivamente la planificación que manejan es que los trabajos de investigación se extenderán hasta el 15 de septiembre. De ahí en adelante, dice “Lo vamos a dejar con medidas de protección hasta que las autoridades lleguen a una claridad respecto”.

En cuanto a las dos alternativas que se barajan, la profesional señala que desde el punto de vista científico sería más adecuada la opción del viaducto, que requeriría de la instalación de 6 pilotes cuya ventaja principal es que pueden ser flexibles de localización, por lo que se podría planificar su ubicación en lugares donde no afecte mayormente los restos arqueológicos. Además, solo requerirían trabajos en 700 metros cuadrados de enlace a enlace.

En este sentido, la profesional explica que, según los lineamientos del CMN, sólo se pueden desarrollar trabajos de construcción en los lugares donde se haya realizado un agotamiento y liberación del área. “Es decir, para que se realice cualquier trabajo se debe extraer hasta el último vestigio, tiene que haber completa claridad de que no queda nada, mientras hayan restos humanos, a criterio del CMN esa área no está liberada”, puntualiza.

Por eso, dice, la alternativa de la franja que involucraría el retiro de 7 mil metros cuadrados de hallazgos le parece menos viable, sobre todo considerando el tiempo que tardarían los trabajos. “Eso significa tener a un grupo de arqueólogos 4 años y es una cifra conservadora, porque si nosotros partimos diciembre excavando y llevamos 320 metros y 200 cuerpos humanos, imagínese lo que es excavar 7 mil metros cuadrados, que en gran parte son cementerio como necrópolis”.

 “El MOP tiene que pensarlo, porque en teoría puede ser que sea una solución fácil, pero se está a la vez alterando un sitio arqueológico y cada excavación es material que debe ser analizado por profesionales. Entonces, no sé si la variable económica sea realmente tan desventajosa. El viaducto parecería más caro, pero a la larga te genera menos material, porque sólo serían 700 metros, los que estimamos se realizarían en unas 12 a 15 campañas, pero de todas maneras sería un menor tiempo”.

Lo que espera, indica, es que el CMN tome la palabra, lo importante dice es que se tome la mejor decisión “para proteger este patrimonio histórico que es un tesoro que se nos dio y que hay que poner en valor”, puntualiza.

Posición de las autoridades 

En tanto, la comisión de Educación y Cultura del Consejo Regional (CORE), luego de conocer la inquietud de las organizaciones de pueblos originarios y del MOP, realizó esta semana una visita al lugar, para constatar el avance de la investigación, conocer de voz de los propios investigadores la magnitud del hallazgo y, al mismo tiempo, definir  una posición frente al destino de éste.

El presidente de dicha comisión, Denis Cortés, manifestó que si bien entienden que  las ciudades y las regiones tienen que avanzar, desarrollarse y para eso necesitan carreteras y conectividad “eso debe ser con respeto a nuestras tradiciones, a nuestra cultura y a nuestros ancestros”. Por ello, recalcó, como consejo van a iniciar un proceso en la comisión de Educación y Cultura, invitando a los distintos órganos que tienen que ver con esto “para así tener una opinión respecto de lo que hay que hacer, porque lo peor es no hacer nada”.

Por su parte, el consejero Agapito Santander manifestó que El  Olivar es un sitio que hay que cuidarlo con guante blanco. “Hay que hacer todo lo posible para que esa riqueza de nuestros antepasados se preserve, se cuide, que no se destruya ni un milímetro de nada  y se hagan los ajustes necesarios en esta carretera, aunque sea más caro, habrá que asumirlo”, sostuvo.    

Para el consejero Marcelo Castagneto, el tema y la participación del CORE en estas decisiones pasa por destrabar temas que son relevantes. “En primer lugar, es un sitio de interés arqueológico no sólo nacional, sino que internacional. En segundo lugar, tampoco podemos pensar que vamos a trancar el desarrollo de una ruta tan importante como es la ruta 5,  por tanto, aquí hay que buscar y unir voluntades para que se solucione de buena manera, para que tengamos una ruta 5 y tengamos un sitio de protección arqueológica y se mantenga en el tiempo como una zona protegida”, precisó.

Cabe destacar que El Día tomó contacto con el Consejo de Monumentos Nacionales para consultar sobre las posibles determinaciones que existan en esta materia, pero se informó que se entregará una respuesta al respecto durante la próxima semana.3701i

RECUADRO

Avances de los hallazgos

Más allá de las decisiones técnicas que se adopten para el destino de este sitio arqueológico, lo destacable son los importantes hallazgos que ha podido realizar el grupo de investigadores a la fecha. La arqueóloga Paola González detalla que en El Olivar se cavaron  452 pozos de sondeo, los que permitieron definir que se trataba de un sitio arqueológico de gran dimensión.

De ellos, a la fecha, se han excavado 320 metros cuadrados en las dos zonas “y tenemos un total de 200 cuerpos humanos identificados, unos 30 camélidos y cánidos que demuestran una secuencia de ocupación de 700 años en la vida prehispánica, es decir desde la llegada del inca por una parte y unos 700 años hacia atrás. Ahí se toma toda la fase de la cultura Diaguita y toda la fase de la cultura Ánima y tenemos otras ocupaciones más efímeras de la cultura El Molle”, señaló.

FRASE:

“Hay que proteger este patrimonio histórico que es un tesoro que se nos dio y que hay que poner en valor”

PAOLA GONZÁLEZ

Arqueóloga jefe del equipo de investigación

CIFRA

8

Meses se han extendido los trabajos de investigación, que iniciaron en diciembre de 2015.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X