• La ex intendenta Hanne Utreras, opinó que para reactivar la economía de la Región de Coquimbo, se hace necesario poner en marcha una serie de grandes proyectos de infraestructura y minería que aún están pendientes.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
Dedicada en estos años a ejercer su profesión de arquitecto, la ex autoridad se refirió al panorama regional marcado por la pandemia del coronavirus y el fuerte impacto que ésta ha significado para la economía local. En ese sentido, se mostró favorable a impulsar cuanto antes, la puesta en marcha de grandes iniciativas como el Túnel Agua Negra o el proyecto minero-portuario Dominga, de tal forma de recuperar el potencial productivo de la región.

Ex directora de Obras de La Serena, ex seremi de Obras Públicas (2006-2010) y por supuesto ex intendenta regional (2014-2015), Hanne Utreras Peyrin, se enorgullece de que durante estas gestiones hayan visto la luz numerosos grandes proyectos para la región, como el estadio Francisco Sánchez Rumoroso, el embalse El Bato, o la concesión de la Ruta 5 entre La Serena y Vallenar.

Es por eso que hoy, alejada más bien de la política activa y ejerciendo su profesión de arquitecto, la ex autoridad tomó la decisión de entrar al debate sobre la actualidad marcada por la pandemia del coronavirus y como ésta ha golpeado con especial dureza a la economía local.

En ese sentido, y en conversación con El Día, se mostró favorable a apurar la puesta en marcha de los grandes proyectos públicos y privados que hoy esperan a ser concretados, como una forma de recuperar el tranco productivo de la zona, apostando por dos iniciativas clave: el túnel Agua Negra y el proyecto minero-portuario Dominga, debido al positivo impacto que ambos proyectos tendrían sobre la recuperación económica y el empleo. 

Sobre Dominga por lo demás, criticó las “presiones políticas” que existieron en su momento, para evitar aprobar la millonaria iniciativa. 

-Desde su posición como ex intendenta, ¿cómo ve, en general, el panorama económico de la región?

“Lo veo sumamente complejo, preocupante y poco alentador. Incluso desde antes de la pandemia las cifras venían mostrando un deterioro en la actividad económica con un impacto nocivo y silencioso en el bienestar de las personas. Hoy la región de Coquimbo lidera el desempleo en Chile con un 16,1%, más alta que la tasa nacional de 13,1%.

Si bien el gobierno de turno no es responsable de la pandemia que vivimos, la frase “Tiempos Mejores”, paradojalmente se convirtió en tiempos de pesadillas e incertidumbre para nuestra gente y un retroceso impactante en el desarrollo regional y nacional.

Aún están detenidos los grandes proyectos privados por trabas de diversa índole y la inversión pública poco se informa. Estos últimos días se han realizado anuncios rimbombantes; pero no conocemos lo concreto. Y el empresariado regional, quienes son los que generan los anhelados empleos, necesitan claridad, no más incertidumbre”.

-Hace unos días el gobierno dio a conocer el programa “Paso a Paso, Chile se recupera”, el cual contempla una inyección de más de 126 millones de dólares, entre los años 2020 y 2022. Al respecto, el ex intendente Ricardo Cifuentes lo calificó de “insuficiente”. ¿Coincide con esa mirada?

“Sí, creo que es insuficiente, pero al mismo tiempo hay que entender que los recursos del Estado siempre serán limitados. Sin embargo, en mi gestión de la mano de la Presidenta Bachelet, impulsamos un ambicioso programa de inversiones en infraestructura pública para combatir la sequía y lograr mayor desarrollo regional. Por esto, hoy más que nunca necesitamos un liderazgo claro que contribuya a la rápida materialización de la inversión privada a gran escala, de lo contrario no saldremos de esta crisis e hipotecaremos el desarrollo futuro de la Región”.

- ¿Cree usted por ejemplo, que el gobierno se equivoca al dejar de lado el proyecto del Túnel Agua Negra que fue fuertemente impulsado durante el gobierno anterior?

“El Túnel de Agua Negra fue y debiera seguir siendo considerado un proyecto estratégico para Chile, ya que es un pilar de un futuro corredor bioceánico que traería sin duda un impulso clave. Una de las grandes ventajas de nuestra región es que cuenta con un Plan Regulador Intercomunal (PRI) para la Provincia del Elqui que recién entró en vigencia el año pasado, instrumento de planificación territorial que permite actuar con claridad respecto a materias de inversión y definición de zonas de crecimiento, como también entrega certezas para definir la ubicación de actividades productivas e infraestructura intercomunal.

Respecto al túnel, el gobierno se equivoca profundamente. Muchos empresarios participaron en la reunión donde estuvo el Gobernador de la Provincia de San Juan, Sergio Uñac, y nuestra primera autoridad regional, simplemente no asistió. Esto demostró, iniciando el gobierno de turno, que no hay ningún interés en este emblemático y estratégico proyecto. En este tema se perdieron tiempos relevantes. Estas obras deben ser miradas con grandeza, con visión de desarrollo regional y nacional.

Además, dentro de otras inversiones claves, está el continuar mejorando fuertemente la infraestructura en riego, en embalses y canales. Y por supuesto impulsar el desarrollo de los proyectos mineros y no frenarlos”.

-Sobre esto último, Dominga por ejemplo, ¿la considera vital para impulsar la reactivación?

“Creo que es una obra muy relevante, la cual cuenta con importante apoyo en la región y que de acuerdo a estudios que se han publicado podría llegar a representar hasta un tercio del PIB regional. Es de esperar que si la justicia ambiental determina que es un proyecto ajustado a nuestra institucionalidad, este se pueda materializar. La minería es una de las actividades históricas más relevantes en nuestra región y un proyecto de esta envergadura en realidad también es relevante para Chile”. 

-Respecto a la vocación productiva de la región de Coquimbo, más del 90% de sus exportaciones están constituidas por los envíos de la Minería, rubro que se espera siga creciendo en los próximos años. En ese sentido, ¿considera que fue un error rechazar el proyecto minero-portuario Dominga durante el anterior gobierno de Michelle Bachelet? 

“Creo que fue un tema definitivamente mal conducido, ya que este proyecto minero-portuario Dominga había sorteado con éxito las instancias técnicas y fue rechazado por criterios más políticos”.

-¿Coincide con las palabras de la ex seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, en cuanto a que hubo “presiones políticas” para rechazar el proyecto? Y de haberlas ¿de dónde cree usted provinieron esas presiones?

“Absolutamente. Varias autoridades ratificaron que recibieron telefonazos de último minuto. Fue un escándalo, y algo muy vergonzoso para la región. El intendente que me sucedió, no tuvo la fuerza ni la convicción para conducir adecuadamente ese proceso. Gran parte del desempleo actual es responsabilidad de las malas decisiones que se tomaron en su momento.

De hecho con posterioridad el Comité de Ministros señaló que la decisión a nivel regional no se había hecho adecuadamente. Yo creo que al sector privado el Estado le debe poner reglas muy exigentes, pero a la vez muy claras, y respecto de este proyecto creo que no ha sido el caso. Sólo basta recordar la renuncia de todo el gabinete económico tras la decisión del Comité de Ministros, lo que lamenté mucho, ya que no se ve bien que un grupo tan relevante de autoridades renuncie debido a un cambio de reglas del juego que ellos dijeron no compartir. 

Si hoy el proyecto minero portuario Dominga, estuviese en construcción, la región no lideraría la impactante tasa de desempleo del 16,1%”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día