Luego del complejo escenario tras el terremoto en la región, la autoridad confirmó el desarrollo de la llamada mesa “Valor Minero”, que busca generar una labor inédita en conjunto con diversos sectores involucrados en el desarrollo de la minería a nivel regional

Durante el mes de noviembre, el precio del cobre sufrió una de sus mayores bajas, cuyo único precedente es la cifra alcanzada en el año 2009. Si bien durante los últimos días se ha generado un repunte, el seremi de Minería reafirmó los esfuerzos para enfrentar el complejo escenario generado tanto por los efectos de la catástrofe natural ocurrida en septiembre como la inestabilidad constante del mercado de metales.

-¿Cuáles son las acciones que está desarrollando en la actualidad la Seremía con el sector del rubro minero que fue duramente afectado por el terremoto?
“Una vez sucedido el evento, nos desplegamos y dividimos el trabajo, nos dividimos la “pega” como se dice. El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) por una parte se preocupó de los relaves. Entre Enami y la Seremía realizamos el catastro de toda la pequeña y la mediana minería de la región. Se catastraron 601 faenas, de las cuales alrededor de 151 estuvieron con daños y alrededor de 70 con problemas en sus accesos viales. La ministra se acercó a la zona para reunirnos en Illapel con las distintas asociaciones, sindicatos y realizamos un plan de emergencia, donde anticipamos recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) 2016”.

-¿Para qué finalidad en específico se destinarán esos recursos?
“En especial para poder apoyar con combustible a las distintas máquinas de los socios, sindicatos o asociaciones con la finalidad de poder habilitar los caminos. Además, levantamos un programa con financiamiento ministerial de emergencia, el cual tenía como finalidad habilitar las faenas que estuvieran con problemas y eso actualmente se encuentra en ejecución. Nosotros creemos que se finalizará a fines de diciembre y con eso debiésemos tener gran parte del sector productivo habilitado y operando”. 

-En el mes de noviembre se registró una baja histórica en el precio del cobre. ¿Cómo está abordando la Seremía los efectos producidos por ello en la región?

“Acá hay dos aristas. En primer lugar el precio está regido por un marco internacional, por lo tanto Chile no tiene mayor incidencia en ello. Sin embargo, se han tomado las medidas. Hasta el 31 de diciembre de este año tenemos un precio de sustentación de 10 centavos para la mediana minería y de 30 centavos para la pequeña minería, lo que tiene por ahora tranquilo al sector. Eventualmente, se está trabajando el precio para el 2016, mediante reuniones que está gestionando el Ministerio de Minería con Hacienda. Paralelo a ello se está trabajando en los estatutos de la pequeña minería y el reglamento de seguridad, con la finalidad de poder ir en apoyo al sector. Con los empresarios de la mediana y gran minería se está haciendo de manera inédita el lanzamiento de la llamada mesa “Valor Minero”.

-¿En qué consiste esta iniciativa y qué objetivos plantea en específico?
“Tiene como finalidad generar una alianza público privada que permita solucionar o ir en apoyo de las distintas problemáticas que pueda tener el sector minero. Además de ello, tener todas las miradas, ya sea de las comunidades, trabajadores, de personas ligadas al ámbito medioambiental, de la minería, empresarios, etc. en el sentido de mostrar futuros proyectos. Junto a ello abordar temas relacionados con la energía, el agua y ver de qué manera podemos llevar adelante la minería en la región, que genera cerca del 40% del PIB regional. Es un área que nosotros no podemos dejar de lado y necesitamos incentivarla ahora más que nunca”. 

-¿Cómo surge la idea de conformar esa mesa de trabajo?
“Esta es una mesa que nace en Santiago, tras una propuesta efectuada a la Presidenta Michelle Bachellet el año pasado. El intendente había participado también en esta mesa cuando fue asesor del Ministerio, por lo tanto, sostuvimos una reunión con él y diversos representantes de faenas de la mediana y gran minería. En ese contexto, propusimos al sector replicar esta iniciativa con la finalidad de tener acuerdos rápidos y ser un aporte a las políticas nacionales, ya que la realidad local no es la misma que en otras regiones. Desde esa lógica, consideramos que es una de las mejores instancias para poder generar un diálogo, un debate y encontrar soluciones a las problemáticas de la región”. 

-En este sentido, ¿qué le han señalado desde el sector público y privado sobre esta medida?
“Personalmente me reuní con el presidente del Consejo Regional Minero de Coquimbo (Corminco) y la verdad es que ven con buenos ojos que este tipo de iniciativas pueda salir a flote, porque entendemos que mientras hagamos una minería distinta, vamos a sacar adelante grandes proyectos. Aquí estamos en una coyuntura especial y particular, en la cual nosotros necesitamos cambiar el enfoque y la llegada de la minería. Hoy en día es fundamental mejorar la producción. Además, necesitamos hacer acuerdos con los trabajadores y que las normativas medioambientales y que los compromisos con la comunidad se vayan cumpliendo. Junto a ello, necesitamos generar innovación en el sector, así que mientras trabajemos unidos vamos a poder sacar adelante al sector minero que tanto nos importa”. 

-Referente a los desafíos a futuro en la Seremía, ¿cuáles son los proyectos que se encuentran próximos a ejecutarse en la región?
“Actualmente tenemos un programa vigente, que estará en desarrollo hasta el año 2017, que tiene cuatro ejes estratégicos. El primero es generar, en especial en el ámbito de la pequeña minería, los planes de explotación y cierre de forma gratuita a todo el sector, campañas de sondaje que permitan visualizar la rentabilidad que pueda significar tener una pequeña faena, para que puedan invertir con tranquilidad. También se busca generar capacitación en fondos de implementación y estamos trabajando en generar un programa de seguridad en la pequeña minería que imponga la seguridad laboral como un valor intrínseco en cada uno de los trabajadores. Para ello vamos a trabajar con psicólogos, prevencionistas de riesgos calificados que puedan generar capacitaciones en cada una de las faenas, entre otras medidas. Tenemos una cartera bien ambiciosa, porque paralelamente estamos trabajando de la mano con instituciones como la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo), buscando diferentes líneas de financiamiento que puedan ayudarnos en innovación y nueva tecnología”. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X