• Felipe Buitrago es economista y coautor del libro "Economía Naranja, una Oportunidad Infinita".
Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
La también llamada “Economía Naranja” o economía creativa, abarca los sectores en los cuales el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual, incluyendo arquitectura, artes visuales y escénicas, entre otros. Este concepto, que fue creado por el economista Felipe Buitrago, —quien se encuentra en Chile en el marco de un seminario organizado por Corfo—, sería la cuarta economía del mundo. Buitrago entrega las claves para sacarle provecho.

Si bien se trata de un concepto que se ha desarrollado de manera fuerte durante el siglo XXI— la economía creativa, donde el emprendimiento y la innovación son protagonistas—, el economista colombiano Felipe Buitrago viene a aterrizarlo y a hacerlo más tangible y aprovechable, a través de su concepto “Economía Naranja”, concepto que se plasma en su libro “Economía Naranja, una Oportunidad Infinita”.

Se trata, del lado de la economía que abarca los sectores en los cuales el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual, incluyendo arquitectura, artes visuales, artesanías, cine, diseño, moda, música, publicidad, y muchos otros más. Es decir, ciclos de producción de bienes y servicios que usan la creatividad y el capital intelectual como principal insumo.

Buitrago, durante una visita al país y a la región más concretamente,  —en el marco del programa INC Industrias Creativas Región de Coquimbo, ejecutado por la consultora Seven7 y cofinanciado por CORFO—, comentó en entrevista con diario El Día que a esta nueva era donde la creatividad, el emprendimiento y la innovación juegan parte importante de la generación de empleos, se le puede incluso llegar a llamar una cuarta revolución industrial. “Es hora de comenzar a concentrarnos en el potencial intangible de la economía, como es la creatividad, y dejar de la lado la importancia que se le da a las materias primas”, dijo y agregó que la gran ventaja del activo intelectual sobre lo material es que el talento es el único recurso natural homogéneo en el mundo, es decir, donde hay personas, siempre habrá talento.

EL POTENCIAL DE LA CREATIVIDAD

El experto explicó durante su visita que un punto primordial para hacer de este tipo de economía un activo real, es hacer converger lo que él llama “las tres T”: talento, tecnología y tolerancia. “El talento existe, la tecnología se puede adquirir, y la tolerancia permite escuchar nuevas ideas y es aquí cuando comienza a haber una diferenciación profunda en el desarrollo de nuevos activos”, explicó.

Según datos del expositor, se estima que la Economía Naranja representa alrededor del 6% del PIB mundial. Esto quiere decir que, en su conjunto, es más grande que la economía de Alemania, en un 25%, y un 20% menor que la de Japón; es decir, sería la cuarta economía de mundo. Genera más de 150 millones de empleos y se configura como la octava o novena potencia comercial del planeta, con exportaciones por más de US$ 700 mil millones. Además, su dinámica de crecimiento es superior a la de las industrias tradicionales. “Es decir, se trata de uno de los motores de la economía en este momento y, definitivamente, su impacto va a ser creciente en las próximas décadas”, señaló Buitrago.

LA VISIÓN DE LAS AUTORIDADES EN CHILE

Por su parte, el director regional de Corfo, Andrés Sánchez, explicó que la institución ya lleva un año trabajando en torno a las industrias creativas, ya que es un instrumento que congrega a cierto número de emprendedores y al mismo tiempo va generando capacidades. “Buitrago es un referente a nivel regional sobre las economías creativas, y el objetivo es potenciar aún más a los emprendedores y empresas en torno a este concepto, que pone a la creatividad en el centro de la discusión”, comentó Sánchez.

El director regional destacó que específicamente en la región de Coquimbo existe bastante potencial en torno al concepto, destacando las formaciones de alumnos de pre grado y numerosas carreras universitarias ligadas al área creativa, como lo es diseño, arquitectura, entre otros. “La meta es mostrar que la región tiene una masa crítica de emprendedores que busca quedarse en la región, y evitar así la fuga de talentos a la Región Metropolitana, un fenómeno que muchas veces se da y que se busca evitar”, señaló.

UN LIBRO MANDATADO POR EL BID

Durante la cita, el Intendente Regional también hizo un llamado a valorar la propuesta de Buitrago en pos del desarrollo económico del país y la región.

La autoridad destacó el hecho de que “Economía Naranja” se trata de un libro financiado por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), y que hoy se está exponiendo alrededor del mundo y más concretamente, en la región.

“Con estas instancias se busca transformar a la región de Coquimbo en una que genere mayor valor económico a través de la innovación en los diseños vinculados al arte o a la música, o en otros rubros. La idea es que tanto empresarios, emprendedores, como el gobierno, trabajemos juntos para sacar adelante los proyectos y generemos mayor valor en el empleo y en los negocios”, señaló.

LA FRASE

“Es hora de comenzar a concentrarnos en el potencial intangible de la economía, como es la creatividad, y dejar de la lado la importancia que se le da a las materias primas”. Felipe Buitrago, economista y coautor del libro “Economía Naranja, una Oportunidad Infinita”.

LA CIFRA

US$ 700 mil millones movería la industria de la economía creativa a nivel mundial y se configura como la novena potencia comercial del planeta.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X