• Coquimbo está entre las regiones con menor concentración de riqueza en el país, ya que sólo el 9,2% de sus hogares pertenece a los segmentos ABC1 y AB, es decir, los que están compuestos por personas que ganan entre $1.986.000 y $6.452.000.
  • Jorge Páez, gerente general de Inmobiliaria Elqui y empresario local, asegura que en su rubro, las inversiones locales no son menores.
  • La región aparece como una de las seis regiones con mayores índices de pobreza según el catastro de AIM. De acuerdo las cifras, el 15% de los hogares en la cuarta región pertenecen al segmento E, con ingresos bajo los $324 mil al mes.
Crédito fotografía: 
Foto 1: Lautaro Carmona. Foto 2: Janina Guerrero. Foto 3: Lautaro Carmona.
Eso sí, coinciden en que se deben aumentar las instancias de atracción de inversiones a la zona, pues la región de Coquimbo cuenta con estándares adecuados para continuar creciendo.

Coquimbo está entre las regiones con menor concentración de riqueza en el país, ya que sólo el 9,2% de sus hogares (27.966 en total) pertenece a los segmentos ABC1 y AB, es decir, los que están compuestos por personas que ganan entre $1.986.000 y $6.452.000, según un catastro de la Asociación de Investigadores de Mercado, AIM.

Si bien esto podría sugerir que el nivel de inversiones hechas por empresarios locales (es decir, con residencia en la región), son bajas y más aún, que estas personas suelen emigrar a otras regiones y poner sus fichas en otras latitudes, expertos y los mismos inversionistas de la zona discuten esta hipótesis. Y es que al parecer, el motivo de la baja concentración de fortuna en la región de Coquimbo se explicaría por otras razones.

 

LA NATURALEZA ECONÓMICA DE LA REGIÓN EXPLICARÍA BAJA CONCENTRACIÓN DE RIQUEZA

Según Sergio Zúñiga, académico de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte, los empresarios oriundos de la región sí tienden a invertir en la zona. “Hay que recordar que la nuestra es una región minera, y que la minería se financia mayoritariamente en el exterior, con capitales extranjeros. A diferencia del turismo y la agricultura donde predominan los inversionistas locales, financiándose localmente a través de los bancos nacionales”, asegura. El experto agrega que cuando existe una actividad tan potente en un lugar como la minería, es muy difícil que surja de capitales locales, dadas las grandes sumas que allí se requieren. Sin embargo, en el resto de los sectores existe una presencia importante de empresarios que viven en la zona, y que mantienen sus negocios (y nuevas inversiones), en Coquimbo.

En la misma línea, Daniela Henríquez Encamilla, directora alterna del Instituto de Políticas Públicas de la sede Coquimbo de la UCN, señala que efectivamente hay un número importante de empresas y empleadores que son de la zona e invierten aquí. De hecho, hay bastante presencia de empresas familiares. Eso sí, si bien son compañías grandes y con mucho arraigo, son más bien medianas y pequeñas si se comparan con grandes firmas nacionales, que tienen producción o explotación en regiones”, señala la experta, quien precisa que la baja concentración de riqueza se explicaría más por el tipo de economía que tiene la región.

Además, y alejándose del círculo ABC1, Henríquez Encamilla comenta que la agricultura, la minería y la construcción son los grandes sectores productivos, pero estas actividades son de baja calificación, por lo tanto los sueldos son bajos ya que el perfil es no calificado. Por lo mismo y desde otra arista, Coquimbo también aparece dentro de las regiones con mayor índice de pobreza.

 

EMPRESARIOS ASEGURAN QUE INVERSIONES HAN AUMENTADO EN EL TIEMPO

Por su parte y al ser consultados por el tema, algunos empresarios inmobiliarios coinciden que la razón de la baja concentración de riqueza en la región no está en que los habitantes de la región no inviertan. “El inmobiliario es uno de los sectores en que más se invierte en la región, y por parte de personas que viven aquí. Sin embargo, sucede que como el mercado es muy acotado en esta zona, hay empresarios que por seguir creciendo, se van a otras regiones”, explica Jorge Páez, gerente general de Inmobiliaria Elqui.

Asimismo, Páez adelanta que las nuevas generaciones van a ampliar el crecimiento. “Se van a expandir más que nosotros, porque vienen con otro chip, uno más globalizado. Y en esta línea, lo que se espera a futuro es que lleguen nuevos negocios a la zona, más diversificados”, dice el inmobiliario, quien precisa que el crecimiento que ha logrado la conurbación en los últimos 20 años es fruto de las inversiones de empresarios tanto locales, como de afuera, que han visto en nuestra zona una oportunidad de emprendimiento.

Por su parte, Freddy Bermúdez, gerente general de Empresas Bermúdez, comenta que Coquimbo se ha perfilado como atractivo para inversionistas, pues el hecho de estar cerca de Santiago y en la frontera norte del desierto, permite pensar en que es un lugar donde se pueden desarrollar distintos tipos de negocios. “La conurbación está llamada a ser la próxima urbe metropolitana al norte y eso indica que somos una región con potencial para seguir creciendo”, dice.

Sin embargo, destaca que efectivamente hay problemas que merman la inversión de locales y que debieran ser atendidos por las autoridades, como son los permisos, evaluaciones de proyectos, etc. Pero si la administración intenta darles situación, la región puede estar en buen pie para continuar progresando. “Es esencial trabajar en una alianza público privada para atraer inversiones a la región. En los últimos 30 años, la zona ha perdido una cantidad de industrias importantes, por lo tanto tenemos un gran compromiso de desarrollar más negocios en la zona”, opina Bermúdez. 62-01R

LA OTRA CARA DE LA MONEDA: LA POBREZA

Si bien no son temas que vayan de la mano, por el contrario del tema de la riqueza se observa que la región de Coquimbo también concentra altos índices de pobreza. La zona aparece como una de las seis regiones con mayores índices de pobreza según el catastro de AIM. De acuerdo las cifras, el 15% de los hogares en la cuarta región pertenecen al segmento E (con ingresos bajo los $324 mil al mes), porcentaje equivalente a 45.597 hogares; y un 42,2%, al segmento D, con ingresos bajo los $562 mil, es decir, 128.281 casas.

Para los expertos, los altos niveles de ruralidad explicarían la tendencia, por lo que hay un aspecto geográfico en la realidad de la región.

Además, señala Sergio Zúñiga de la UCN, el nivel de ingresos promedio es de los más bajos del país, y esto nuevamente se explica principalmente por la ruralidad. “Hay mucha gente que vive de la agricultura casi de subsistencia, muchos temporeros, con bajos niveles de educación. Eso es lo opuesto a Iquique por ejemplo, donde la agricultura es mínima, hay mucho comercio, y la gente en promedio tiene mayor educación”, concluye.

Lo anterior no tiene que ver con la concentración de riqueza, asegura Zúñiga, ya que es otra dimensión distinta del problema.

LA FRASE

“hay un número importante de empresas y empleadores que son de la zona e invierten aquí. De hecho, hay bastante presencia de empresas familiares”, Daniela Henríquez Encamilla, académica UCN.

 

LA CIFRA

9,2% de los hogares de Coquimbo pertenece al segmento ABC1 y AB, están compuestos por personas que ganan entre $1.986.000 y $6.452.000.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X