Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
En una exposición en el marco de Expo Horeca, el director nacional de Junaeb, Jaime Tohá, anunció que la nueva licitación exigirá comprar parte de los productos para preparar colaciones para escolares en cada región, o en zonas rezagadas, medida que busca apalancar parte de la millonaria inversión que hace el servicio a nivel nacional, en cada zona.

Un anuncio positivo para la región de Coquimbo hizo el director nacional de Junaeb, Jaime Tohá, en una visita a la zona en el marco de Expo Horeca.

Durante una exposición sobre el desarrollo y los desafíos de la producción local en torno a la alimentación, Tohá anunció que a partir de marzo de 2018, un 15% de los insumos que se utilizan para preparar las millones de colaciones diarias para los escolares, deberán ser comprados en la misma región donde se entregarán, o bien en zonas rezagadas del país.

Cabe destacar que Coquimbo cuenta con al menos tres zonas rezagas, entre las que destaca Monte Patria, que cuenta con una producción importante de tomates (cerca de 12 mil kilos desde octubre a la fecha); Punitaqui que presenta una capacidad de oferta de 10 mil kilos de limones al mes: y Canela, que tiene 7.500 kilos de papa mensuales disponibles.

“La idea es que confluya el mundo gastronómico disponible en cada región, con el de la alimentación que propone Junaeb, siempre con el foco puesto en las colaciones saludables”, aseguró.

Cabe destacar que este cambio en las licitaciones ya está en marcha en las regiones de O’higgins y Bio Bio y ha sido un éxito, dijo la autoridad.

Jaime Tohá, director nacional de Junaeb, visitó la región en el marco de Expo Horeca.

 

PEQUEÑOS AGRICULTORES PODRÁN ASEGURAR VENTA DE PRODUCCIÓN

Con esto, se espera que gran parte de los agricultores de la región, sobre todo los medianos y pequeños, puedan asegurar la venta de su producción a las empresas que cuentan con la licitación con Junaeb, y por lo tanto, preparan las colaciones para los estudiantes.

Respecto a cómo pueden lograr el nexo con estas empresas, Tohá explicó a diario El Día que Junaeb se ha asociado con otros organismos públicos para hacer el nexo entre productores y licitantes. “Indap ha hecho el grueso del trabajo de coordinación con los agricultores, de manera de ayudarlos a trabajar la parte de la comercialización, de etiquetado y resolución sanitaria, y a organizar la oferta, ya que este es un programa que tiene una gran demanda y debe ser permanente”, dijo. El director nacional llamó a los agricultores que quieran participar del programa, que se acerquen a Indap o a las oficinas de zonas rezagadas, quienes canalizarán los contactos para llegar a los proveedores.

¿Los requisitos para ser parte de la cadena productiva? Los agricultores deben fortalecer y organizar sus procesos productivos para cumplir con los estándares que se piden, y ser capaces de predecir la demanda que se solicita, para no quedar “cortos” de productos.

LA INVERSIÓN QUE SE QUEDARÁ EN LA REGIÓN

Cabe destacar que en términos económicos, son 180 mil las raciones diarias que entrega el servicio en la zona, $3 mil millones al día lo que invierte el Estado en ellos, y 70 mil alumnos en la región de Coquimbo los beneficiados, en 630 establecimientos.

“La Junaeb tiene un sinfín de proveedores de materias primas, y en la nueva licitación buscamos incorporar productores de materia local. En este sentido se han acercado productores de jibia, por ejemplo. Además queremos incorporar en el menú, la quínoa, miel, frutos secos, etc. Todos productos que se pueden comprar a productores de la cuarta región”,  ha explicado el director regional de Junaeb, John Cortés.

La autoridad señaló que el objetivo de las nuevas bases es apalancar la inversión que se hace en programas de la Junaeb a productores de la zona. “Se trata de un programa que invierte más de $30 mil millones al año solo en la cuarta región, y anualmente lo que gastan las empresas que tienen la licitación, en materia prima, es de alrededor de $1.000 millones, por lo tanto ese monto puede quedarse con los pequeños y medianos productores. Garantizarles que su producto va a ser comprado durante todo el año es una oportunidad única para ellos”, aseguró Cortés. La idea final, agregó, es impulsar la economía local y también, erradicar la obesidad infantil.

En ese sentido, si bien muchos de estos productos no son consumidos por niños, la realidad es que son súper alimentos que deben incorporarse en la alimentación por sus bondades en la salud. “Nos interesa incorporar sobre todo la quínoa, y aquí tenemos productores en Monte Patria, Río Hurtado y Los Vilos de ese grano”, dijo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X