• En los próximos meses, debería verse una recuperación del stock de vehículos en la región y el país.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El cierre de las fronteras nacionales primero, y un aumento de la demanda por parte de los clientes posteriormente, -motivado por el primer retiro del 10% de las AFP-, además de evitar el uso del transporte público para evitar contagiarse de covid-19, fueron algunas de las causas principales que llevaron a un quiebre de stock de vehículos tanto nuevos como usados en la región y el país.

La demanda se fue a las nubes y fue más rápido de lo que se proyectaba.

Y es que el progresivo fin de las cuarentenas a lo largo del país y el retiro del 10% de las AFP fueron claves para que volviera a moverse con fuerza el mercado automotriz.

“El sistema automotriz esta funcionado a full. Hoy día hay otras marcas que casi no tienen vehículos, pero nosotros tenemos aún algunas unidades. El stock se va a ir recuperando de a poco, porque ya están trayendo algunos autos, pero se va a demorar un poco”, señala al respecto, el gerente de la marca Toyota y Volvo de Automotriz Carmona, Rodrigo Rojas.

Por su parte, Milena Miranda, gerente de ventas de Dercocenter Valentini, expresó que “efectivamente, hubo más ventas de lo que se esperaba”.

En efecto, el mercado se movió más rápido, pues la compra de vehículos – tanto usados como nuevos – fue uno de los sectores de la economía que más atención recibió de parte de los consumidores quienes, motivados por varios factores, se acercaron hasta las concesionarias a medida que las restricciones sanitarias pasaban de largo, hasta superar la barrera de los 30.000 autos vendidos a nivel país en octubre.

“Hubo varios factores que influyeron en esa demanda, como fue por ejemplo, el primer retiro del 10%, el que mucha gente inició actividades económicas, y quizás también se ha visto incidido, porque las personas prefieren no utilizar la locomoción colectiva, ante el riesgo de contagio por coronavirus, y por eso se han vendido bastantes vehículos de uso familiar”, señala la gerente de ventas de Dercocenter.

Compra en verde

La disminución de stocks de vehículos o decididamente, su quiebre, ha motivado incluso la puesta en marcha de otro tipo de modalidad de compra: la compra en “verde”, que no es otra cosa que pagar un auto para encargo, y adquirirlo una vez que se encuentre dentro del inventario de la tienda.

Rodrigo Rojas, de Automotriz Carmona lo explica así, en el caso de los modelos 0 Kilómetros: “como estaban cerradas las fronteras no podían llegar vehículos. Y nosotros dependemos de la producción de fábricas ubicadas en otros países, por ejemplo, respecto a modelos tales como el Toyota Hilux que viene de Argentina, así como el Fortune. Pero además, ellos estuvieron en cuarentena unos 5 o 6 meses, entonces hubo poca llegada de vehículos a Chile de todas las marcas”.

“El stock se va a ir recuperando, porque ya están trayendo algunos autos, pero se va a demorar un poco”, Rodrigo Rojas, gerente de la marca Toyota y Volvo de Automotriz Carmona

Johan Cortés, jefe de Ventas de Salfa IV Región, agrega que sólo en la Región de Coquimbo, “una vez se terminó la cuarentena, hubo mucha gente demandando vehículos en las sucursales. Incluso están comprando en verde hoy día. Estamos con un alto nivel de demanda (…)”.

A manera de ejemplo, el gerente Marca Toyota y de Carmona, estima que hasta la fecha, “tenemos unas 25 unidades que aún no llegan, pero ya están vendidas. El cliente está reservando unidades que incluso, podrían llegar en febrero, y eso no pasaba antes, porque había oferta”.

Y si bien hay menos cantidad de autos, “igual hemos logrado atender a todos los clientes que han hecho sus reservas. Quizás han tenido que esperar un poco más, pero sí hemos podido atenderlos”, señaló por su parte, Milena Miranda, de Dercocenter Valentini.

Normalización

En ese sentido, las proyecciones indican que este periodo de “escasez” de vehículos en el mercado nacional debiera tender a estabilizarse hacia diciembre o a más tardar, en el mes de enero.

“Los embarques ya están solicitados y obviamente vamos a tener mayor libertad para disponer de vehículos, de manera tal que si el cliente quiere llevárselo, sí podría hacerlo y ya no tendría que esperar a que lleguen nuevos embarques. Esperemos que eso ocurra en un par de meses más”, señaló Miranda.

Por su parte, Rodrigo Rojas, de Carmona, expresó que “se nota mucho la alta demanda que existe hasta el día de hoy. Eso debería durar hasta enero por lo menos, porque ya están comenzando a llegar nuevos vehículos”.

Para Johan Cortés, de Salfa, en tanto, todo este movimiento “ha sido súper provechoso para la industria, porque ha sido un renacer después de la pandemia bien positivo que yo creo que se debiera mantener unos meses más, dependiendo de la oferta que logremos reponer como industria automotriz”, señaló el ejecutivo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día