• El rubro agrícola y ganadero será uno de los sectores más beneficiados por la firma del convenio, ya que incluirá introducción de nuevas tecnologías y mejora en los procesos productivos.
Crédito fotografía: 
Cedida
Más de 100 beneficiarios de Punitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela, recibieron certificados de adjudicación de recursos para la reactivación y recuperación económica de su potencial productivo para así mejorar la gestión de los emprendimientos, en el marco de la coyuntura social, económica y sanitaria actual.

Fortalecer las capacidades de los microempresarios del territorio identificado como Zonas Rezagadas, a través de actividades formales de capacitación y en materias de desarrollo productivo, es el objetivo del Programa de Apoyo a la Reactivación “PAR Impulsa 2020” de CORFO, iniciativa apoyada por el Gobierno Regional a través del Programa Gestión Territorial de Zonas Rezagadas.

Estos recursos, aprobados por el Consejo Regional (CORE), son destinados para apoyar a la reactivación económica de las Mipymes de Punitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela, en el marco de la coyuntura social, económica y sanitaria.

“Estas son comunas en las cuales hay indicadores de vulnerabilidad y que nos interesa, como meta del CORE, el poder disminuir aquellas brechas con la conurbación La Serena y Coquimbo. Nuestra meta también, desde el año 2018 y esperamos se concrete, es incorporar las comunas de Río Hurtado y La Higuera a este programa, porque estimamos como Consejo que el trabajo que se realiza a través de éste puede mejorar mucho las condiciones de trabajo, de producción y capacitaciones que acá se desarrollan. Lo importante es que siempre apoyaremos estas iniciativas, es un sentir de todos nosotros, pero especialmente de los consejeros de Limarí y Choapa, donde hay comunas de zonas rezagadas”, asegura la presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel.

En este sentido, si bien la provincia del Limarí y Choapa en los últimos años ha logrado dar realce a sus productos locales destacándolos a través de vitrinas físicas o digitales, no ha conseguido potenciar todos los ámbitos de comercialización o producción que son necesarios mejorar para generar de estas comunas un potencial turístico único.

Pero con la puesta en marcha del instrumento “PAR IMPULSA” de la Corporación de Fomento de la Producción, se puede cofinanciar el 100% de un plan de inversión con tope de hasta $3.000.000.

“Este Programa tiene un objetivo muy potente en los resultados que estamos alcanzando, que es devolver el capital de trabajo a los microemprendedores del sector de turismo y comercio, en el marco de la coyuntura social, económica y sanitaria actual. Destacamos el apoyo de los equipos de fomento de las comunas, de los alcaldes, así como también de las cámaras de turismo y comercio que ha sido vital para detectar a los emprendedores que más lo necesitan”, afirma Gregorio Rodríguez, Director Regional de Corfo.

“Estamos en el segundo ciclo del programa de zonas de rezago, una iniciativa que apoya no  tan sólo a través de la inversión, sino que también para cambiar el futuro de las familias ayudando a emparejar la cancha, entregando alternativas reales de reactivación económica y donde le damos la posibilidad real a cada uno de los usuarios, independientemente de qué tan alejados están de las cabeceras regionales y provinciales”, asegura Milthon Duarte, Coordinador Regional del Programa Gestión Territorial de Zonas Rezagadas.

“Se trata de un trabajo delicado que llega realmente a quien lo necesita y que tenemos que seguir realizando y para eso es muy importante el trabajo en conjunto entre las instituciones y los emprendedores en este  proceso de recuperación de las capacidades productivas de sus negocios”, dice Carlos Lillo, Seremi de Economía. 

Beneficiarios

“Este nuevo proyecto de PAR IMPULSA viene a reactivar nuestros servicios a través de mejoras en la cocina para poder abrir. La idea de esto es poder dar a la gente confianza y seguridad, además de animarlos a volver a descubrir lugares turísticos de Chile”, comenta Solange Jorquera, Hotel Apuwara en Combarbalá.

De esta manera, el objetivo es recuperar y/o mejorar el potencial productivo de los microempresarios, incorporar planes de trabajos orientados al desarrollo de competencias y capacidades, junto a la materialización de la inversión y/o capital de trabajo para reactivar su actividad económica o el inicio de una distinta.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día