• El ministro de Minería, Baldo Prokurica destacó que, pese a las restricciones impuestas por el coronavirus en la economía nacional, la minería mantenga en marcha su actividad.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
En medio de la crisis sanitaria, el secretario de Estado hizo un somero análisis de este importante sector productivo, destacando básicamente tres aspectos: que ninguna faena extractiva en la región y en el país está paralizada por la pandemia, que las empresas del rubro han acogido rigurosamente las directrices sanitarias para evitar el contagio de sus trabajadores en sus lugares de labores, y que la pequeña minería ha continuado con su producción lo que se ha traducido en un aumento de la recepción de mineral en las plantas de ENAMI.

Destacando que a nivel país, la actividad minera ha logrado mantener su marcha pese a las restricciones generadas por el coronavirus, el ministro del ramo, Baldo Prokurica realizó un breve análisis de la actual situación del rubro, y de cómo éste, ha debido adaptar sus procesos productivos y sistemas de trabajo a la crisis sanitaria que azota hoy al país y al mundo.

Es así como, en entrevista con Diario El Día, el secretario de Estado destacó diversos aspectos que a su juicio, son fundamentales a la hora de analizar el presente de la actividad en la región de Coquimbo  y a nivel país.

Así, destacó que ninguna faena extractiva en la región y en el resto del país se encuentra paralizada por la pandemia, ello, gracias a la cultura de la seguridad que forma parte de las empresas mineras, lo que les ha facilitado acoger rigurosamente las directrices sanitarias emitidas por el Ministerio de Salud para evitar el contagio de sus trabajadores en sus puestos laborales.

Asimismo, se refirió a la situación de la pequeña minería, el eslabón tradicionalmente más débil del rubro, pero que en esta ocasión expresó, ha continuado con su producción gracias a medidas tales como el fondo de sustentación del precio del cobre.

Por cierto que el ministro tampoco evidenció algunos temas más controvertidos, como el futuro del proyecto Dominga o las diferencias expresadas hace unos días atrás entre Corminco y la seremi de Minería de la región por la situación de la minería local.

 -En medio de las restricciones y alteraciones impuestas por el coronavirus ¿cuál es la situación actual de la minería?

“El coronavirus ha afectado a la minería como a muchas otras actividades económicas del país y del mundo. Sin embargo, no hay ninguna faena en el país que haya paralizado producto de la pandemia.

Esto se ha logrado gracias un tremendo esfuerzo de los trabajadores de la pequeña, mediana y la gran minería, y gracias a la implementación de un protocolo extraordinariamente estricto que ha permitido que la minería en sus tres dimisiones, sea una de las actividades económicas del país que menos casos de contagio tienen: no más de 162 a 163 personas contagiadas al interior de la faenas mineras”.

-¿Cómo se ha implementado ese protocolo en la minería?

“Como la minería es una actividad de riesgo en tiempos normales, existe una cultura de la seguridad. Y se ha implementado en primer lugar, un paraguas que ha sido elaborado por el Ministerio de Salud y un segundo paraguas que es el protocolo en sí, que ha enviado el Ministerio de Minería tomando las medidas que las propias empresas han implementado, más algunas que tienen relación con los horarios y los turnos.

Actualmente, estamos trabajando en la minería con dotaciones mínimas, tenemos datos de que entre un 30 y un 35% de las dotaciones de las minas productivas no están trabajando, pues, o están haciendo teletrabajo, o todas las personas de riesgo por edad o por enfermedades de base, están en la casa, a fin de proteger su vida y su salud.

Además, más de 200 empresas han implementado turnos de 14x14, es decir, turnos que completan la mitad del mes en la faena y la otra mitad en casa. Eso ha permitido que haya una menor circulación entre las regiones en donde viven los trabajadores y las faenas mineras.

También se han implementado una serie de medidas al interior de las faenas, como túneles sanitarios, tomas de temperatura al ingreso y salida, trabajos por cuadrilla que no tengan contacto con otras personas, y en el caso de aparecer un positivo, saber inmediatamente con quien tuvo contacto. Además, todos los buses transportan la mitad de la gente, nadie va sentado en el asiento contiguo”.

-¿Qué ocurre con la situación laboral de los trabajadores?

“En varios proyectos estructurales de Coldelco y en otras empresas privadas como Teck, se han desmovilizado unos 28 mil trabajadores. Pero eso significa que muchos de ellos siguen recibiendo sueldos.

Se ha desmovilizado una cantidad importante de gente, pero no se ha paralizado, estamos manteniendo la actividad de tal manera de que no pare. Lo que buscamos es un equilibrio lo más preciso posible, entre lo que nos ha pedido el Presidente Piñera que es resguardar la salud de los trabajadores, y mantener la continuidad de esta actividad económica.

Nosotros creemos que la post pandemia va a ser muy dura, porque va a haber mucha gente cesante, van a haber muchas pymes que van a haber quebrado, y por tanto, no van a generar desarrollo ni oportunidades para los trabajadores. Pero la minería es una de las actividades económicas que nunca le ha fallado a Chile, y en esta coyuntura tampoco le va  a fallar al país”.  

Minería regional

-¿Cuál es la situación actual de empresas de la mediana minería como Altos de Punitaqui o Tres Valles? Se sabe que están pasando por momentos financieros complejos.

“Ellos lo que tienen es un problema, más bien, de enfrentar la realidad de la baja del precio del cobre a nivel internacional.

Las grandes empresas logran pasar estos periodos de malos precios porque ellos tienen contratos que son a largo plazo y por tanto, puede ser que en este minuto, y no lo descarto, según información de Cochilco, el 20% de la producción del cobre del país se está haciendo sobre los costos. Estamos hablando entonces que una gran parte de las empresas mineras están perdiendo recursos.

Tenemos un dólar que esta 2,39 o 2,40 la libra, y yo entiendo que ellos en cuanto a sus costos, están ganando recién a partir de 2,50 la libra”.

-¿Se está monitoreando la situación de estas empresas, teniendo en cuenta el impacto económico y laboral que generan éstas, en sectores rezagados de la región?

“Nos preocupa mucho la situación que están viviendo estas dos empresas, producto de que hay un número importante de trabajadores que son además, de la zona, y que dan vida a esas localidades (…).

Yo creo que la situación que ellos tienen en este minuto es más bien de reorganización de las empresas, por lo que esperamos que podamos aportar desde el Estado con los elementos que el gobierno ha planteado a través del ministerio de Hacienda, como por ejemplo, la suspensión del pago del IVA hasta junio, la suspensión del pago de impuesto a la renta hasta julio, la renegociación de las deudas, y créditos con aval del Estado”.

-Respecto a la gran minería, Pelambres anunció la suspensión del proyecto Inco para la expansión de su actividad producto de los efectos del coronavirus. ¿Podría generar un efecto en cadena respecto a otros proyectos mineros en la región?

“Este proyecto es una ampliación y también estamos hablando de construcción. Todos esos proyectos a los que hicimos mención, tanto los proyectos estructurales, como los proeyctos de construcción de las empresas privadas, se han suspendido pero solo por un tiempo, mientras dure la pandemia.

Por eso, lo que esperamos en el ministerio, y así nos han mostrado los estudios de Cochilco es que una vez que la pandemia pase, todos estos proyectos van a volver nuevamente a trabajar, quizás en condiciones distintas, porque me da la impresión de que la realidad en que vivíamos antes de la pandemia no va a volver a repetirse”.

-¿Cuál es la situación de la pequeña minería?

“Las medidas que hemos tomado a través de ENAMI han hecho que este sea el sector que menos ha sido afectado por las diferencias de precio. Ello, porque la pequeña minería tiene por ley, el beneficio del fondo de estabilización de precios del cobre.

Esto significa que a pesar de que hoy día, el precio internacional de la libra de cobre en la bolsa de metales de Londres es de 2,39 dólares, al productor que le entrega mineral a la ENAMI se le está entregando un crédito a la tarifa de sustentación que es de 2,86 dólares.

Además, los productores están recibiendo hoy día un 27% más de recursos que el año pasado producto del aumento del valor del dólar, de 600 el año pasado a 800 este año.

Entonces, estamos frente a un sector que si bien es cierto, la pandemia y los desórdenes del 18 de octubre le han generado problemas, no ha bajado la producción, producto de que las plantas de ENAMI han aumentado la recepción de mineral”.

¿Diferencias con los gremios?

-¿Que opina de las diferencias en cuanto a datos y cifras que se generó recientemente entre Corminco y la seremi de Minería local, por la situación actual de la actividad minera en la región, la cual fue calificada por el gremio como “preocupante”?

“Yo creo que el seremi de minería de la región de Coquimbo es uno de los mejores seremis que tiene este ministerio, y yo tengo mucha confianza en él. Pero no quiero entrar en lo que son opiniones legítimas, pero que no pasan de ser presunciones sin cifras que evidencien la situación.

Por ejemplo, además de todo lo mencionado anteriormente, estamos entregando este año recursos para ayuda directa a la pequeña minería: 2.300 millones de pesos que se entregan a través del programa de asistencia de la minería artesanal. Pero además, están reforzados por una cantidad muy importante de recursos del FNDR que suman más de 3 mil millones de pesos y que se van a entregar ahora en todas las regiones del país.

Además, se ha reducido el plazo en que se entregan los anticipos a los proveedores de la ENAMI, y segundo, se ha implementado la posibilidad de hacer pagos electrónicos de ésta última a los proveedores mineros, que es algo muy sentido por los mineros”.

-¿Cómo están siguiendo todo el proceso referido al proyecto minero-portuario Dominga, y las diferencias de opiniones–tanto a favor como en contra – que se han generado en la región?

“Bueno, yo no me voy a pronunciar sobre ningún proyecto en específico por razones obvias. Este es un proyecto que en este minuto está siendo visto por los tribunales y podría eventualmente, tener que ser visto por el consejo de ministros.

Pero quiero decirle que yo tengo plena confianza en la institucionalidad que rige a nuestro país, de tal manera que tanto los tribunales medioambientales, como el SEA, y como las demás instituciones que resguardan el pleno e irrestricto cumplimento de la ley y por lo tanto, el cuidado y respeto por el medio ambiente y las comunidades en donde se instalan los proyectos mineros, van a cumplir a cabalidad.

Yo entiendo que hay gente que manifiesta opiniones como por ejemplo, que Chile puede vivir sin minería. Pero creo que no las puedo compartir, porque estamos haciendo que un país que ya era minero antes de la llegada de los conquistadores españoles, se cierre a una actividad que ha permitido al país reducir la pobreza del 40% a 8,3%, y la mitad de ese esfuerzo lo ha hecho la minería chilena. Y sobre todo nuestras regiones del norte, que no tienen como otras regiones, posibilidades de múltiples actividades distintas.

Lo que tenemos que hacer es dejar que hablen las instituciones establecidas por ley: que hable el tribunal ambiental, que hable la superintendencia, que ellos determinen el resultado. (…) Pero lo que no nos puede pasar en nuestro país es que tengamos la pobreza sobre la tierra y la riqueza enterrada bajo ésta”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X