• Desde hace seis años que los empresarios de Illapel se han estado preparando para la llegada de minera El Espino a Illapel, ligada a la empresa Pucobre, que por lo demás ya estaría ad portas de concretarse en la zona.
  • Gerardo López, presidente del gremio de empresarios, confirmó que tienen altas expectativas en torno a la llegada de la minera.
Crédito fotografía: 
Foto 1: El Día. Foto 2: Cedida
Gerardo López, presidente de Asociación Gremial AUCO -entidad que reúne a pequeños y medianos empresarios de Illapel-, explicó que esperan que ansias la llegada de El Espino, que aseguran, llegará a revitalizar la alicaída economía de la zona. Asimismo, esperan que el 70% de la mano de obra sea contratado localmente.

Desde hace seis años que los empresarios de Illapel se han estado preparando para la llegada de minera El Espino, ligada a la empresa Pucobre, que por lo demás ya estaría ad portas de concretarse en la zona.

Desde la Asociación Gremial AUCO -entidad que reúne a pequeños y medianos empresarios de Illapel-, aseguran que desde un principio, incluso antes de que la compañía ingresara el proyecto a evaluación ambiental, la comunidad y la firma han estado en constantes conversaciones para acordar una relación armónica entre minería y la comuna.

Con todo, Gerardo López, presidente del gremio, confirmó que tienen altas expectativas en torno a la llegada de la minera.

LA ALICAÍDA ECONOMÍA DE ILLAPEL PODRÍA REVITALIZARSE

López comenta que pese a las demoras y trabas que ha tenido con los permisos sectoriales, El Espino sigue adelante y también los planes en conjunto con los habitantes de las comunas. “Illapel es una comuna bastante pobre, pese a que se habla de la minería. Y es que la actividad minera se concentra en Los Pelambres, que a su vez opera principalmente entre Salamanca y Los Vilos. Illapel está un poco postergado en ese aspecto. No hay industrias, no hay fuentes laborales importantes”, dice López.

En esa línea, señala que las principales actividades económicas del sector se concentran en la agricultura, que está de capa caída, y en la pequeña minería, que pasaría la misma situación por el bajo precio del cobre. “Por eso El Espino llega a revitalizar las actividades en general”, confirma.

López explica que de acuerdo a las conversaciones que han tenido con la gerencia y los informes entregados por la empresa, El Espino va a significar la contratación de 2.900 personas en su etapa de construcción, a dos años. “Y más importante aún, es que la minera va a operar por 23 años, tiempo en el que se contratarán 700 personas, durante su etapa de operación. Este es un proyecto sumamente esperado tanto por los empresarios, como por la comunidad”, indica.

ILLAPEL Y SU VINCULACIÓN CON LA MINERÍA

De más está decir que la vinculación de la comuna con la minería es, a diferencia de otros casos, positiva. Desde la asociación de empresarios explican que en general la relación de la gente con la minera, específicamente con Pucobre, es fluida. “El tema económico de la comuna se va a elevar bastante con este proyecto, al igual que la comuna  de Canela. Son dos localidades que han estado postergadas en relación a proyectos mineros. Pero eso podría cambiar ahora”, precisan.

MANO DE OBRA Y NUEVOS PROYECTOS EN LA COMUNA

Por otro lado, López adelanta que según los acuerdos que tienen con Pucobre, esperan que más del 70% de la mano de obra sea contratado en Illapel y Canela. “Esto es un compromiso y lo hemos conversado con los gerentes. Obviamente entendemos que la mano de obra que no se encuentre en la zona, principalmente calificada, será traída desde fuera”, dice.

Por último, los empresarios en voz de López, confirmaron que están preparados para recibir y absorber todos los servicios que necesitara la minera.

“La asociación está conformada por 25 empresas locales que prestan una variedad de servicios a la minería. Hotelería, baños químicos, camiones, movimientos de tierra, agua. Esto no es algo reciente, sino que nos empezamos a organizar hace años para estar preparados”, dice López.

Asimismo, comenta que el comercio también está organizado para tener los locales con productos y servicios necesarios que requiera la minera puedan ser adquiridos aquí en la comuna, y no en otro lado. “Todo está certificado con estándares mineros. Ha habido una preparación importante y esperamos con ansias a la minera”, concluye .62-01

EL GRUESO DEL PROYECTO

Hay que recordar que la inversión proyectada en El Espino es de US$624 millones y la vida útil considerada es de 23 años. La fase de construcción se estima en 2 años, mientras que la etapa de operación en 16 años, más 5 años que incluye la etapa de cierre.

La faena se emplazaría aproximadamente 35 kilómetros al norte de la ciudad de Illapel, donde se ubicará el rajo, los depósitos de lastre, la planta de procesos, el depósito de relaves y las instalaciones auxiliares, en una superficie de 1.189,2 hectáreas.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X