• En el marco del encuentro nacional de la Federación de Trabajadores del Cobre en la ciudad de La Serena, el economista y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, analizó la industria minera chilena.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Joseph Ramos, economista, académico de la Universidad de Chile y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, señaló que es necesario reducir las capas jerárquicas en las empresas chilenas y minimizar la inercia burocrática en la aprobación de inversiones extranjeras en minería.

En el marco del encuentro nacional de la Federación de Trabajadores del Cobre en la ciudad de La Serena, el economista y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, analizó la industria minera chilena, identificó las falencias del rubro y propuso algunas soluciones en pos de mejorar la productividad a nivel país.

El experto señaló que la Comisión ha llevado adelante un trabajo de investigación en las mejores industrias mineras internacionales, para así lograr una comparación en torno a las cosas que se están haciendo bien, y otras que se deben mejorar. “Lo que queremos, es que no sólo Chile sea líder en producción, sino que lo sea también en exploración, investigación y en productividad. Sí lo estamos siendo en producción, pero no en las otras dimensiones. El liderazgo se ejerce en investigación, exploración. Por eso hemos comparado los resultados de Chile con las mejores mineras en el mundo. Si bien Chile lo hace bastante bien, queremos que sea el mejor”, explicó Ramos.

LOS GRANDES DESAFÍOS DE LA MINERÍA

En el encuentro, el experto señaló que Chile ha dependido por mucho tiempo de la minería y seguirá dependiendo, ya que tiene un 30% de la reserva del cobre en el mundo, por lo tanto es necesario avanzar en materias como reducir las capas jerárquicas en las empresas chilenas y tener una estructura más horizontal que empodere a cada nivel de empleados.

“Por otro lado hay un tema de capital humano importante de mejorar. Esto significa avanzar en el sistema de formación técnica, así como también de enseñanza media técnica profesional en las áreas de oficios mineros. Y es que se necesita una profesionalización de la carrera minera. Que un operario no sólo pueda llegar a ser jefe de turno, sino que pueda ascender a supervisor, lo que implica adquirir habilidades blandas y organización del trabajo, que son necesarias para esos ámbitos”, indicó el economista.

También, puntualizó, se debe acortar el tiempo de aprobación de grandes inversiones mineras. Así, en Australia y Canadá por ejemplo, este proceso es de menos de tres años, mientras que en Chile, demora 5. “Se debe superar la inercia burocrática y esto es posible con la cooperación del sector privado y público en conjunto”.

EL ANÁLISIS A NIVEL NACIONAL

Otro de los análisis que entregó Ramos durante su intervención en la región, es que para innovar en Chile no es necesario inventar algo nuevo. “En el caso de la minería, estamos investigando a las empresas en el mundo que lo hacen mejor, para poder tomar su experiencia y sus buenas prácticas y extrapolarlas, copiarlas en la industria chilena. Yo invito a que esto lo haga cada empresario, cada empresa viendo dónde se hace mejor en el mundo, el negocio que se tiene. Tratar de copiar esas tecnologías, esas mejores prácticas, e incorporarlas al sistema chileno”, explicó Ramos a diario El Día.

Así, ejemplificó respecto del riego por goteo, que se trata de un invento extranjero, pero que se trajo a Chile transformando la agricultura del secano en Chile, convirtiendo en productivas tierras que antes no tenían ningún destino. “Como este, hay múltiples ejemplos. La energía solar en Atacama por ejemplo, podría ser una enorme fuente de ingresos para el país. Y eso es copiando muchas de las tecnologías que ya existen. No es necesario crear algo nuevo para lograr producción y productividad. Ahora, no es que uno esté en contra de la innovación, la idea es copiar e innovar y mejorar”, dijo.

UNA JORNADA MEJOR NO MEJORARÍA LA PRODUCTIVIDAD

Respecto de la propuesta de acortar la jornada laboral de 45 a 40 horas, Joseph Ramos fue categórico al señalar que cree que esto no mejoraría la productividad. “Creo que la mejora en la productividad es lo que permite que uno trabaje menos horas, y no al revés. Se pueden decretar menos horas de trabajo, pero no mejoras en rendimiento. Un ejemplo claro es que un temporero no recogerá más uvas en 40 horas, que en 45”, precisó, y aclaró que lo que sí mejora este índice es el uso de tecnología, pero pasa por una inversión en esa área primero, no por una reducción horaria.

El encuentro minero en el que Ramos expuso, se llevó a cabo desde el martes al viernes en la ciudad balneario, y reunió a los mineros sindicalizados en torno al debate sobre la reforma laboral y los desafíos de la industria minera.62-01

LA FRASE

“Buscamos que Chile no sólo sea líder en producción, sino que lo sea también en exploración, investigación y en productividad”. Joseph Ramos, presidente de la Comisión Nacional de Productividad.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X