• Desde 2016 que Linderos arrastra un proceso de quiebra que no ha llegado a buen puerto.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Un largo proceso de quiebra ha protagonizado Linderos, la mina ligada a la familia Molina Bauer. Tras varios procesos de venta fallidos, el próximo martes se volvió a citar a junta para definir la venta de los bienes de la minera, fijar un mínimo y la nueva fecha del remate.

A casi tres años de que mina Linderos, ligada a la familia Molina Bauer, se acogiera a la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas para poder renegociar las millonarias deudas que mantenía, aún no se ha podido llegar a buen puerto.

Y es que después de pasar por varios procesos de venta fallidos durante el año pasado, aun no se ha podido concluir con el proceso de quiebra de la compañía.

Sin embargo, y según ha trascendido de fuentes ligadas a la reorganización, el próximo martes 10 de abril se volvió a citar a junta para definir la venta de los bienes de la minera, fijar un mínimo y la nueva fecha del remate.

200 TRABAJADORES ESPERAN REGULARIZACIÓN

Una de los precedentes que empeora la situación de Linderos es que existen cerca de 200 trabajadores a la espera de la regularización de su situación laboral. El presidente del sindicato de la malograda firma, Roberto Bacho, ha explicado a diario El Día que si bien desde hace más de un año buscan que la empresa regularice algunos pagos pendientes para los trabajadores, aún esto no se ha concretado.

“La empresa le debe desde $2,5 millones y hacia arriba a cada trabajador. A algunos incluso les deben $20 millones. Esto es por concepto de sueldos, indemnizaciones por años de servicios y también cotizaciones previsionales no pagadas”, ha dicho Bacho.

Según el dirigente gremial, al parecer la venta de activos se haría por separado, ya que una vez fijada la fecha del remate, se comenzaría por la venta de bienes raíces, para luego continuar con los derechos de aguas y después los derechos mineros. “Al parecer jamás va a terminar esta novela trágica de Linderos, que sólo ha perjudicado a familias que hoy casi lo han perdido todo”, dijo recientemente Bacho a diario El Día.

SUBASTAS CANCELADAS Y LICITACIONES FALLIDAS: LA HISTORIA DE LINDEROS

Tras declararse en quiebra durante 2016, la minera que empleaba a más de 200 trabajadores inició un proceso de subastas para pagar las deudas que acredita la compañía ligada a la familia Molina Bauer. Si bien el 31 de agosto del año pasado debiera haberse llevado a cabo el remate, un grupo de trabajadores impidió el proceso. Aún hay cientos ex empleados que esperan la restitución de sueldos y pagos varios que quedaron pendientes cuando la mina se declaró en quiebra hace más de un año.

Cabe destacar que la firma adeuda montos millonarios con los trabajadores. Esto es por concepto de sueldos, indemnizaciones por años de servicios y también cotizaciones previsionales no pagadas. En algunos casos, la deuda supera los $40 millones por empleado.62-03

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X