• Uno de los tramos de esta ruta que registra mayor avance es el correspondiente al bypass que pasará por detrás de la localidad de Pan de Azúcar, cuyas obras registran un 85%.
    Uno de los tramos de esta ruta que registra mayor avance es el correspondiente al bypass que pasará por detrás de la localidad de Pan de Azúcar, cuyas obras registran un 85%.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La seremi de esta cartera, Mirtha Meléndez, indicó que ya no se efectuarán cortes de tránsito y que las mejoras que se realizarían en este tramo se llevarán a cabo una vez que se concrete un proyecto de alcantarillado que se espera ejecutar en la localidad

Tras los problemas generados por las largas filas de espera que debían enfrentar los automovilistas por los extensos cortes, sumado a los reclamos de los habitantes y comerciantes del lugar, así como también de la locomoción mayor, quienes señalaban que sus recorridos se veían perjudicados por esta situación, el ministerio de Obras Públicas (MOP) anunció que se suspenderán indefinidamente las interrupciones de tránsito que se efectuaban en el sector de Pan de Azúcar, debido a las obras de construcción de la doble vía que conectará a las ciudades de Coquimbo y Ovalle.

Así lo confirmó la titular regional de esta cartera, Mirtha Meléndez, quien reconoció los inconvenientes que se generaron durante la semana pasada, por lo cual, dice, hizo venir desde Santiago a las jefaturas máximas de la oficina de Concesiones. “Tomamos medidas súper drásticas, como por ejemplo cambiar la inspección fiscal y se suspendieron todos los trabajos de forma indefinida. Lo habíamos hecho por una semana, pero ahora ya lo suspendimos indefinidamente hasta que se tomen determinaciones mejores y se hagan mejores programaciones de las obras que faltan ahí, además, se le dio a la tarea a la empresa para hacer un levantamiento de todo lo que falta, así que la gente puede transitar más tranquila”, precisó la autoridad.

Por lo tanto, agrega “ya no van a haber cortes en Pan de Azúcar, seguimos solamente con los cortes pequeños por tronaduras en la cuesta Las Cardas o en algunos sectores que son menores”.

Otra de las razones por las que se adoptó esta medida, puntualiza Meléndez, es que ya la comunidad les había hecho ver que existe en carpeta un proyecto para construir alcantarillado en la localidad, el que debería estar listo para presentarse a financiamiento en el mes de julio y ser ejecutado en el mediano plazo, por lo cual era contraproducente efectuar obras que luego deberían ser demolidas.

“Lo paralizamos hasta que nosotros no tengamos claro el entrabado que va a ir con el alcantarillado y una vez que ya tengamos definido más o menos en qué tiempo se podría construir, tendríamos que pedir a Santiago diferir esas obras.

Descartó de plano, eso sí, que se esté pensando en no llevarlas a cabo. “No es que no se hagan, las vamos a hacer, pero una vez que ya tengamos este proyecto. Hasta que no tengamos esa definición, no se van a hacer obras en Pan de Azúcar”.

Las obras del tramo

Cabe destacar que tras las protestas de los vecinos, por la cantidad de accidentes registrados en el sector, el proyecto de doble vía Coquimbo-Ovalle fue modificado en el tramo de Pan de Azúcar, siendo desviado en el sector de la línea del tren a través de un bypass que pasa por atrás de la localidad y conecta con Avenida La Cantera, a un costado del club de golf.

En Pan de Azúcar, en tanto, considerado como el tramo 3 del proyecto, se realizarían solo obras de mitigación de hermoseamiento urbano, de manera de que quede solo para el transporte interno. En un total de 12,5 kilómetros, se realizará un mejoramiento y ampliación de la calzada existente, pasando de 6 metros a 10 metros (incluyendo bermas). Se levantarán allí ciclovias, veredas, paisajismo e iluminación, así como también paraderos, zonas de estacionamientos y áreas verdes.

“Esto le va a cambiar la cara a Pan de Azúcar, pero todas esas obras conllevan cortes, obras de arte que hay que hacer”. Para la fecha que se realicen estas mejoras, indica Meléndez, también existirá la posibilidad de que esté habilitado el bypass, lo que posibilitaría la no realización de cortes de tránsito.

Por esta razón, la seremi recalca que esta suspensión tampoco va a significar un retraso en la puesta en marcha de la doble vía. “Esta concesión dura del orden de 30 años. Esta doble vía tiene como plazo de termino en enero contractualmente y la marcha blanca comienza en marzo, eso no debería cambiar, pero si esta concesión puede considerar diferir ciertas obras y éstas podrían ser las de Pan de Azúcar, que se tienen que realizar sí o sí pero cuando el ministerio de diga, no es problema de ellos, nosotros estamos poniendo esas exigencias. No, no implica retraso, para nada, porque eso es algo que el ministerio lo levantó ahora, no estaba antes”, plantea.

El avance total

Según indicó la seremi de Obras Públicas, a la fecha el proyecto total de la doble vía registra cerca de un 33% de avance, aunque especifica que en esta cifra se ha considerado solo lo que está terminado, por lo cual el adelanto sería mayor.

Así lo corroboraron también desde la empresa Sacyr, quien es la controladora de esta concesión, Ruta del Limarí, desde donde informaron que “las obras tienen un estado de avance en torno al 50%, aunque hay diferencias dependiendo del tramo”.

Cabe destacar que este contrato de concesión ejecutado por la firma Sociedad Concesionaria Ruta del Limarí S.A. (Sacyr) tendrá una duración de 30 Años (360 Meses) y  la inversión estimada supera los 200 millones de dólares.

En términos generales, el proyecto considera la intervención de casi la totalidad de la Ruta 43 existente (86 kilómetros) y la construcción de un nuevo eje urbano, denominado Avenida Las Torres, que le dará continuidad al Bypass de Pan de Azúcar hacia la ciudad de La Serena.

Para su desarrollo se ha dividido en 4 tramos. El primero de ellos, de 56 kilómetros, se extiende  desde el Inicio By Pass en Pan de Azúcar hasta el ingreso norte de Ovalle, incluida la Cuesta Las Cardas.

Entre otras obras, este tramo incluye la construcción de un paso superior en el cruce con Ruta D-51, camino El Peñón – Andacollo; 10 retornos en mediana ampliada (cada 8 kilómetros en promedio); 3,8  kilómetros de calles  de servicio en los sectores poblados de Recoleta, Alcaparra y Villa Lonquimay; 8 pasarelas peatonales; 26 paraderos iluminados con su respectiva infraestructura de cruce peatonal; nuevos puentes en Recoleta, Panulcillo y en badenes existentes en el sector El Peñón; un mirador en la Cuesta Las Cardas y una plaza de peaje troncal para toda la concesión que se ubicaría en el Dm. 34.500.

Por su parte, el tramo 2, considera la construcción de un bypass, con 15  kilómetros  de  nuevo  trazado  en  calzada  doble,  paralelo  a  línea  del  ferrocarril  y completamente segregado. Incluye también 4 atraviesos para vehículos y personas localizados sobre vías de conexión actuales; 2 enlaces desnivelados de conexión con Pan de Azúcar; 2 puentes nuevos, de 80 m de longitud cada uno, sobre el Estero Culebrón; 5 km de calles de servicio; un cruce a desnivel en Avenida La Cantera (paso inferior) y un paso superior con el ferrocarril, entre otros.

Finalmente, el tramo 4 corresponde a las obras de Avenida Las Torres. Se trata de 2,5 kilómetros de calzada simple entre Avenida La Cantera y Avenida Balmaceda, que tendrá un perfil urbano con ciclovía, paisajismo e iluminación, además de intersección semaforizada en Avenida Balmaceda.

Actualmente, según detalló Sacyr, los tramos más avanzados están en la zona del bypass, donde las obras de la calzada están en torno 85%, y lo que corresponde ahora es la instalación de las estructuras (puentes).

En cuanto a qué trabajos se espera concretar en los próximos meses, manifestaron que “la programación de obras considera cortes puntuales en los tramos de Ovalle hasta sector urbano de Pan de Azúcar. Respecto de este último tramo, se está analizando diferentes opciones para continuar el programa de las obras con o sin cambio de fechas con el objetivo de disminuir el impacto y conciliar con otras iniciativas de infraestructuras considerados para ese mismo sector”, precisa Sacyr. 

Plazos y cobro de peaje

Según informó la seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, el plazo contractual para que se terminen las obras de construcción de la doble vía está fijado para enero de 2018. Posteriormente se espera realizar una marcha blanca de 2 meses para ponerla en operación en marzo de 2018, fecha en la cual comenzaría el cobro de peaje, cuyo costo, según se ha señalado, variaría entre los $2.500 y $2.600.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X