• Desde el municipio de Coquimbo manifestaron su preocupación por la situación de Enjoy que perjudica dicen, directamente a las arcas municipales.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
El alcalde Marcelo Pereira aseguró que solicitará al gobierno apoyo financiero para hacer frente al eventual recorte de los ingresos municipales que se espera, pueda haber a raíz de la crisis que afecta a la firma de casinos. Algunos concejales además, rechazaron la solicitud que ésta hizo ante la Superintendencia de Casinos para terminar anticipadamente los permisos de operación de sus recintos municipales, entre ellos el de la propia ciudad puerto.

A fines de abril, la cadena de hoteles y casinos Enjoy - que en esta región opera el casino municipal de Coquimbo - comunicó que la gerencia de la empresa acordó el inicio de un "Procedimiento de Reorganización Judicial" ante la delicada situación financiera que vive a raíz del estallido social y la expansión del coronavirus desde marzo.

Dicho decisión implicó cerrar de manera indefinida sus recintos a lo largo de Chile, como también de aquellos que opera en el extranjero.

Pero no fue lo único, pues según consignaba El Mercurio, Enjoy solicitó ante la Superintendencia de Casinos, finalizar anticipadamente los permisos de operación de los casinos municipales que administra en el país, - entre ellos, el de Coquimbo-  que y entrarían en vigencia el próximo año.

Según el matutino de la capital, la empresa aludía a razones de fuerza mayor que le impedían cumplir con las licitaciones adjudicadas.

Molestia en el municipio

Ante tal situación, Enjoy propuso tres caminos: relicitar los permisos de operación, prorrogar las actuales licencias de casinos de juego y de los plazos para iniciar operaciones de proyectos por cinco años, y que la superintendencia autorice una prórroga adicional de al menos tres años para el inicio de las operaciones de los cuatro casinos municipales, periodo que en la empresa ven como un tiempo razonable para recuperarse financieramente.

Además, la firma ofrece a los municipios de las cuatro comunas con casinos municipales una serie de aportes fijos, pero cuando las licencias estén vigentes.

Una propuesta que desde la comuna-puerto ven como insuficiente, y es más; tanto el alcalde Marcelo Pereira como algunos concejales hacen una lectura sumamente negativa de las acciones que la empresa ha llevado adelante, pues aseguran, han pasado por encima de la comunidad y ponen en riesgo la solvencia financiera del municipio para cumplir con sus quehaceres sociales.

Cabe recordar que en junio de 2018, Enjoy dejó en el camino a su más cercano competidor, Sun Dreams, al lograr la licitación del casino de Coquimbo por 15 años con la oferta más cara: 481.501 UF versus las 250.777 que presentó su contendiente.

Perjuicios para la comuna

Así, ante la situación por la que hoy pasa Enjoy y luego de la solicitud presentada ante la superintendencia, a juicio de la concejal María Paris, “lo que debería hacer la superintendencia (de casinos) es inmediatamente entregarle la licitación a la segunda empresa que quedó en su oportunidad. Creo que es lo correcto, porque el daño que le está haciendo a los municipios y a la comunidad en general, es muy grande”.

En ese sentido, la autoridad señaló que áreas como la recolección de basura o la planificación de la planta municipal de la comuna, dependen directamente de la entrada de recursos que en parte, son financiados por los aportes que entrega el casino, por lo que, ante la eventual ausencia de ellos, en el presupuesto municipal, el menoscabo financiero es importante.

De ahí, que la concejal insista en que “la superintendencia de casinos debe actuar con rapidez y si en este caso, la empresa no responde, la licitación debe quedar para la segunda empresa que quedó en la última licitación”.

Por su parte, el concejal Juan Alcayaga, aseguró que la actual situación de la empresa “es absolutamente sorpresiva, porque cuando esta misma empresa se presenta para postular nuevamente a la concesión del casino de Coquimbo, hace una presentación extraordinaria prometiendo grandes inversiones. No hay que olvidar que Enjoy compró recientemente el casino de Punta del Este, que es el casino más importante de América del Sur, lo cual implica una inversión tremenda”.

Sobre si los concejales conocían previamente la situación financiera de la firma de hoteles y casinos, Alcayaga señaló que en la última licitación “ellos cumplían con todos los requisitos que la ley exigía, nuestro alcalde nos mostró todo el tramite interno que había. Hubo opiniones, el municipio mostró todos los antecedentes que se pedían, y por eso teníamos la certeza de que habíamos elegido lo mejor para Coquimbo, que nos aseguraba una recaudación bastante interesante para seguir apoyando las obras sociales del municipio”.

Sobre este último punto y el daño financiero que aseguran las autoridades eventualmente generará a las finanzas municipales, el concejal Fernando Viveros afirmó que esperaban “una postura mucho más responsable y solidaria de Enjoy como empresa hacia la ciudad que alberga su participación en el casino municipal, cuestión que no ha ocurrido”.

“Enjoy es una cadena multinacional que tiene los recursos para poder sostener en buena forma su negocio y evitar precisamente, que por esta medida, se le endose esta situación a la ciudad”, agregó, lo que se traduce explica, en un prejuicio de más de 5.000 millones de pesos en el presupuesto anual del municipio de Coquimbo”.

Medidas

Al respecto, el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, quien este martes mantuvo un encuentro virtual con otros alcaldes de comunas con casino, señaló que, ante la incertidumbre que se ha generado en el municipio luego de que Enjoy haya pedido una “reorganización judicial”, se ha decidido abordar el asunto en tres aristas.

En primer lugar, anunció que se enviará una carta al gobierno firmado por todos los alcaldes de las comunas con casinos, para solicitar apoyo del gobierno, “porque hay que entender que, del presupuesto municipal que son aproximadamente 50.000 millones de pesos, Enjoy aporta el 15%. Es mucha la plata que vamos a dejar de percibir”.

A eso se agrega, señala el edil coquimbano, otros ingresos que dejarán de percibirse a raíz de la pandemia de coronavirus, como la reducción en un 50% del pago del permiso de circulación o la suspensión del pago de patentes. “Todo ello merma extraordinariamente el Fondo Común Municipal y también nuestra capacidad de solvencia económica para poder hacer frente al COVID-19”, indicó.

Asimismo, se levantará una evaluación de cómo podría perjudicar a los municipios la solicitud de renegociación judicial que solicitó Enjoy.

Pero además, Pereira aseguró que se reunirán con la Superintendencia de Casinos para mostrar su desacuerdo con la decisión de la empresa de terminar anticipadamente los permisos de operación de sus recintos municipales, y proponer entre otras cosas, postergar durante 5 años el inicio de la operación.

“Pienso que es un abuso y una falta de respeto a este municipio. Porque hay dos puntos que se tuvo que la empresa debió haber abordado con el municipio: uno, si ellos están reorganizándose de forma judicial, por último, no estaba demás una llamada para conversar. Pero no se realizó. Y segundo, 5 años de atraso para que parta la nueva concesión, una concesión que se ganó hace un año y medio atrás, es una falta de respeto y me atrevo a decir, un aprovechamiento por parte de la empresa que yo no comparto”.

Por lo mismo señaló Pereira, “mañana (hoy) voy a pedir un voto político en el concejo municipal porque yo sé que los concejales van a estar en la misma sintonía que yo, porque esto implica una merma muy grande de recursos para las arcas municipales que las necesitamos especialmente, en esta épocas tan duras que tenemos con el COVID-19”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital