• Matias Villalobos, seremi del Trabajo
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Un día después del lanzamiento de la encuesta de Diario El Día, en donde se indica que la mayor parte de sus habitantes considera a la falta de empleo como el problema más acuciante de la región, el seremi del ramo defendió lo obrado hasta el momento en la materia, destacando la baja de la desocupación en el último trimestre móvil en 0,4 puntos porcentuales, ubicándose en un 6,6%.

54% de los habitantes de la región de Coquimbo considera que el empleo –o la falta de éste – es en estos momentos el problema más acuciante de la región, superando a la delincuencia que queda en un 39%. Se suma además que, contraria a su situación personal, el 40% de las personas considera que la situación económica de la región es mala o muy mala.

Además, un 65% de las personas es de la opinión que, pensando en todos los aspectos sociales, económicos y políticos, la región está estancada.

Todos estos resultados forman parte de la encuesta de opinión pública regional, elaborada por Diario El Día, la cual fue dada a conocer este jueves a todos los actores públicos y privados de la región.

Específicamente, los datos sobre el Empleo, como el problema más grave de la región, no debieran sorprender tanto si se considera que en la encuesta, al momento de hacer el trabajo de campo, la región de Coquimbo se situaba como la octava región del país con mayor tasa de desocupación promedio del país con un 7,2%, por sobre el promedio nacional, aunque posteriormente, ese número se equiparó.

Coincidentemente, este viernes el INE dio a conocer su informe de empleo del último trimestre móvil mayo-julio, el cual presentó un descenso de 0,4 puntos porcentuales, ubicándose en un 6,6% de desempleo. Una noticia positiva sin duda, más aún, cuando la comparación respecto a los últimos doce meses, la reducción de la cesantía llega a 0,8 puntos porcentuales.

A nivel más local, los mayores descensos se vieron en La Serena y Coquimbo, en donde se alcanzaron un 7,3% y 6,3% respectivamente, disminuyendo la desocupación en 2,1 y 3,0 puntos porcentuales en doce meses. Por el contrario, el desempleo volvió a subir en Ovalle, alcanzando un 8% (3,2 puntos porcentuales más en doce meses).

En conversación con El Día, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, destacó que es importante ver “lo que ha sido la generación de empleo en los últimos 12 meses en la región de Coquimbo, en donde se crearon 32.620 nuevos puestos de trabajo. Ya llevamos 20 periodos consecutivos de generación de empleos asalariados del sector privado (…) y 15.200 de estos nuevos puestos de trabajo han sido ocupados por mujeres”.

En ese sentido, la autoridad explicó que la mayor aporte de generación de empleo “fue el sector Comercio con 11 mil puestos de trabajo”, impulsado fundamentalmente, por el evento del eclipse “que dejó grandes ganancias económicas para los comerciantes para sectores el turismo y la hotelería”.

La voz de la calle

-No obstante en la región, según la encuesta de opinión pública de Diario el Día, el empleo, o la aparente falta de éste, es el problema que lidera las preocupaciones de la gente, por sobre la delincuencia. En su opinión, ¿cómo explica esta visión de la ciudadanía que parece no coincidir con los datos?

“El tema del empleo y de la seguridad publica siempre van a estar dentro de los temas más relevantes no tan solo en la región, sino en el país en general. Eso es algo lógico.

Pero objetivamente la región de Coquimbo está mejor. La gente tiene muchas expectativas tambien, y eso se ve reflejado en este informe del INE, donde los ocupados que están buscando empleo aumentó en un 68,4%. Eso quiere decir que la gente tiene expectativas, la gente está buscando empleo y mejores salarios, porque cree que lo puede encontrar, porque hay una buena percepción, hay una buena expectativa.

Pero lógicamente, debemos tomar en cuenta estas percepciones que aparecieron en la encuesta de Diario El Día, y nosotros como gobierno, hacernos cargo para poder atraer cada vez más inversión, y cumplir con las expectativas que tiene la ciudadanía.

Por ejemplo, la semana pasada se hizo el Coquimbo Day en Santiago, una alianza público privado que resultó muy exitosa y lo que busca es mostrar las bondades productivas de la región de Coquimbo para que cada vez más inversionistas del país y del extranjero puedan ver a la región con todas sus potencialidades y llegar más inversión en diferentes sectores productivos, generando más puestos de trabajo, y en definitiva, mejorar la calidad de vida de sus habitantes”.

-¿Pero no cree usted que la gente ha quedado un poco desencantada, producto de las altas expectativas que se generaron con ciertos proyectos de inversión, por ejemplo, en la minería, y que al final han terminado paralizados?

“No podemos generalizar y decir que está todo paralizado, porque recordemos que mineras Los Pelambres, está con un fuerte proyecto de expansión que ya se está ejecutando.

Si bien la resolución de calificación ambiental fue aprobada en el año 2017 entiendo que la decision de invertir fue tomada el año pasado, y a principios de este año se comienza con la ejecución del proyecto propiamente tal, y eso genera puestos de trabajo. Hay una importante inyección de recursos en el sector minero en la provincia del Choapa.

Pero es lógico y natural que la gente haya tenido altas expectativas, porque lo comparan con el primer gobierno del Presidente Sebastian Piñera donde crecíamos en la región a tasas impensadas. Lamentablemente, entre 2014 y 2018, la región entro en recesión: no había crecimiento, no había inversión, por tanto ha costado volver a poner a la región de Coquimbo en marcha. Pero lo estamos logrando. Hay que ver el vaso medio lleno.

No hay que perderse tampoco respecto a lo que está pasando a nivel internacional, la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Eso está afectando a la gran mayoría de las economías a nivel mundial.

Por último, hace algunos dias, el Presidente Sebastián Piñera lanzó una agenda de aceleración económica donde va a haber mayor inyección de recursos públicos, se van a apurar otros proyectos de inversión pública que estaban detenidos, dinamizando la económica y así, generar más empleo”.

Empleo agrícola

Otro de los grandes problemas identificados por la gente, según la encuesta de Diario El Día, es la sequía que afecta hoy a la agricultura, actividad especialmente importante en las provincias de Limarí y Choapa.

En ese sentido, el seremi Matías Villalobos, llamó a la tranquilidad, citando al último informe de empleo del INE, señalando que “si analizamos el estudio del INE, vemos que la agricultura no ha perdido puestos de trabajo (…) Es más, en un año se han creado 990 puestos de trabajo, que no son muchos, pero no se han perdido puesto de trabajo”, insistió.

-¿Qué medidas se están implementando para que la crisis hídrica no afecte al empleo en el sector agrícola?

Estamos trabajando intersectorialmente, liderados por nuestra intendenta regional, con los diferentes seremis de la región de Coquimbo. Se está trabajando para minimizar los efectos negativos que esto conlleva.

Desde el Ministerio del Trabajo estamos abordando esto con diferentes medidas. Por ejemplo, estamos trayendo mas capacitaciones para entregar nuevas herramientas, nuevas oportunidades y oficios que permitan a las personas que eventualmente, puedan sufrir una pérdida de su puesto de trabajo, se puedan reinventar y puedan buscar nuevas oportunidades en otro sector productivo de la región.

Por otra parte tambien, estamos trayendo más certificaciones de competencias laborales para que estas personas que las adquirieron y que tienen la expertise, pero que no tienen como acreditarlo, ahora sí tengan un certificado del programa Chile Valora que los acredite, y de esa manera, puedan salir a buscar empleo y trabajen en lo que aprendieron haciendo”.

-¿Qué otras medidas están contempladas?

“Logramos que nos aprobaran desde la subsecretaría del Trabajo, 200 cupos de Pro Empleo, empleos de emergencia que han sido distribuidos en la diferentes comunas de la región de Coquimbo.

Pero eso no es el único programa de empleo. Por ejemplo, se aprobaron 345 cupos de empleo de emergencia de CONAF, que han sido distribuidos en las zonas más afectadas, para paliar los efectos negativos que conlleva esta sequía.

Asimismo señalar que tenemos un programa que fue aprobado por parte del Consejo Regional, a través de CONAF que va a implicar que en las comunas que forman parte de las Zonas Rezagadas también se ejecuten obras que van a generar 110 empleos por año. Son diferentes programas que, entre los diferentes ministerios y con el gobierno regional y con el CORE, estamos trabajando para abordar el problema de la sequía en materia de empleo”.

-¿Durante cuánto tiempo estarán vigentes estos empleos de emergencia?

“Fueron aprobados desde el mes de septiembre hasta el mes de diciembre, que son de media jornada. Y en el caso del programa de Zonas Rezagadas, estarían comenzado en septiembre u octubre. Ese programa va a ser de jornada completa por dos años”.

-¿Se podría contemplar aumentar los cupos para empleos de emergencia en caso de agravarse la crisis hídrica?

“Eso hay que analizarlo en su minuto, cuando ya estemos por terminar los programas. Pero es algo que lo estamos evaluando mes a mes. El subsecretario del Trabajo está muy preocupado y ocupado del tema, monitoreando como va evolucionando la situación y ver si es que se cumplen los requisitos para seguir inyectando asignación de recursos para este programa”.

Debate por reducción de jornada laboral

Sobre el debate que se ha tomado en estos últimos dias, las redes sociales y los titulares noticiosos –la propuesta para reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, impulsada por la diputada Camila Vallejo – el seremi Matías Villalobos, se mostró a favor de una reducción, “pero con flexibilidad”. 

“Desde el Ministerio del Trabajo queremos incorporar cada vez a más personas que han estado relegadas del mundo laboral, como por ejemplo, los jóvenes, las mujeres, los adultos mayores, las personas con discapacidad”.

“Y por eso ya presentamos y estamos sacando adelante, el proyecto de modernización laboral con reducción de jornada pero con flexibilidad. No podemos reducir jornada si no metemos flexibilidad al código de trabajo”, señaló.

En ese sentido, señaló que lo que se busca es “que los trabajadores vuelvan a ser dueños de su tiempo, que trabajen para vivir, y que no vivan para trabajar, que puedan acordar con sus empleadores diferentes jornadas de trabajo de acuerdo a como ellos les convenga de mejor manera. O por ejemplo, ejercer el teletrabajo, y de esa forma, vamos a poder incorporar de manera formal a personas que están relegadas del mundo del trabajo”.

“O si alguien quiere trabajar cuatro dias y descansar tres, que también lo pueda hacer. Creemos que como gobierno es necesario para nuestro país. Estas son políticas públicas que ya los países desarrollados tienen, para que el trabajador pueda disponer de más tiempo libre para su familia, para sus amigos, o para realizar algún hobby”, concluyó la autoridad.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X