• En entrevista con diario El Día, Osciel Velásquez aseguró que con algunas leyes que se están impulsando, se está poniendo en riesgo la sustentabilidad de la industria.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El dirigente gremial hizo un balance de lo que dejó 2018 en materia de pesca, y aseguró que ha sido un año complejo y de incertidumbre para el rubro. Asimismo, sostuvo que se está poniendo en riego la sustentabilidad de la industria pesquera de Chile.

Como un año de incertidumbre tildó Osciel Velásquez al pasado 2018, presidente de la Sociedad Nacional de Pesca, Sonapesca y de la Asociación de Armadores e Industriales Pesqueros de Coquimbo, AIP, en lo que a materia de pesca se refiere.

En entrevista con diario El Día, aseguró que con algunas leyes que se están impulsando, se está poniendo en riesgo la sustentabilidad de la industria. Sin embargo, también destacó importantes avances en el rubro, como la certificación internacional de la actividad, entre otros.

 

¿Qué balance hace del año 2018 en lo que a pesca se refiere?

“Ha sido un año complejo para la industria pesquera en general y de incertidumbre para Coquimbo en particular, porque si bien hemos sido líderes, incluso a nivel latinoamericano, en impulsar iniciativas que se preocupen del desarrollo de una pesca sustentable, también nos encontramos sorpresivamente con iniciativas por parte del gobierno que no solo buscan acabar, a nuestro juicio de forma ilegal, con el derecho adquirido de la licencies de pesca , sino que además busca establecer restricciones a la pesca de arrastre, que por ser nosotros preferentemente crustaceros, nos genera una cuota alta de incertidumbre y no sólo para los pequeños y medianos empresarios de la pesca, también a las 4 mil familias, que solo en la región de Coquimbo, dependen directamente de esta actividad”.

“Creemos que se ha generado una caricatura del sector, no son 7 familias las dueñas de la pesca. Somos 100 empresas grandes, medianas y pequeñas, como las 11 que integran la AIP, las que dependemos de la pesca. En nuestra región hemos convivido sin problemas y en un ambiente de entendimiento con la pesca artesanal, hemos generado cadenas de valor que nos han permitido todos mejorar la productividad y la comercialización convirtiéndonos en un factor de diversificación económica importante para la región de Coquimbo, un sector que hay que fortalecer, más aún con los complejos momentos que vive la generación empleo en la región y el país”.

“Trabajaremos en la denominación de origen de nuestros productos estrella y en construir líneas de valor en el propio sector industrial”. Osciel Velásquez, líder gremial del sector pesquero.

¿Qué hitos gremiales destaca en la industria pesquera y que se concretaron en 2018?

“Fuimos pioneros en lograr certificar internacionalmente nuestra actividad. Disminuimos la flota, cambiamos las artes de pesca para hacerlas más amigables con el medioambiente, mejoramos la gestión. Además, en 2017 impulsamos una iniciativa a través del Programa Estratégico Regional de pesca, mediante una alianza con Junaeb para aumentar el consumo de pescados y mariscos de nuestro mar en la dieta de los estudiantes, programa que hoy se convirtió en una iniciativa nacional de Junaeb, Corfo y el programa Elige vivir sano. Trabajamos y logramos los fondos para lograr que el camarón nailon y los langostinos amarillo y colorado puedan obtener la denominación de origen, lo que no sólo permitirá una mejor comercialización, sino que será otro atractivo más para el turismo gastronómico en la Región de Coquimbo y entre otras iniciativas, comenzamos el piloto de apoyo a los hogares dependientes del Sename, iniciando el piloto aquí en Coquimbo, bajo la lógica de que la industria no puede sólo ser un referente económico, sino que es parte de un entorno social del que no puede estar ajeno”.

 

¿Cuáles son los desafíos del rubro para 2019?

“Trabajaremos en la denominación de origen de nuestros productos estrella, continuaremos con el trabajo para construir líneas de valor en el propio sector industrial y con las cooperativas de la pesca artesanal, intensificaremos la labor de promoción del consumo de pescados y mariscos. Además, continuaremos con la labor de integración social, especialmente con los menores vulnerables”.

“Insistiremos en ser escuchados por el Gobierno y el Congreso en la discusión de esta nueva iniciativa legal, que se inició como una respuesta política al cuestionamiento a la ley de pesca del año 2013, pero que se está convirtiendo en una verdadera amenaza para la industria en general, porque el sistema político está respondiendo a las consignas y no las propuestas técnicas y científicas que dan sustento a la actividad”.

“Esperamos que nuestros parlamentarios y nuestro gobierno regional nos apoyen en esta búsqueda de diálogo constructivo, porque nos ha costado a todos los actores del sector años de esfuerzo y acuerdos lograr desarrollar la pesca y generar un clima de cooperación que es único en el país. Deben entender que es una estructura económico y cultural particular de nuestra región de Coquimbo la que hoy está en riesgo”.62-02i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X