• La ley es un instrumento es clave para avanzar hacia el fortalecimiento de la productividad y diversificación de las actividades pesqueras artesanales.
Crédito fotografía: 
Cedida
La Contraloría aprobó reglamento del cuerpo legal que fija disposiciones para asignar por 30 años uso de esos espacios. En ese período, los pescadores podrán impulsar iniciativas relacionadas con pesca, turismo y cultura, entre otras actividades.

El viernes pasado entró en vigencia el reglamento que, en el marco de la nueva Ley de Caletas, “Regula el Desarrollo Integral y Armónico de las Caletas Pesqueras a Nivel Nacional y Fija las Normas para su Declaración y Asignación”, y que luego de ser aprobado íntegramente por la Contraloría General de la República, se convirtió en norma legal al ser publicado en el Diario Oficial.

“Este instrumento es clave para avanzar hacia el fortalecimiento de la productividad y diversificación de las actividades pesqueras artesanales, permitiendo convertir a las caletas y asentamientos costeros en polos de desarrollo productivo y económico para las regiones y el país”, sostuvo la directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo.

El grueso de la ley

La nueva Ley de Caletas contempla que Sernapesca asigne a un plazo máximo 30 años la destinación de caletas o espacios costeros como polos de desarrollo productivo donde.

Además de realizar actividades pesqueras, las organizaciones de pescadores podrán impulsar actividades productivas, comerciales, culturales u otras, vinculadas directa o indirectamente a la pesca, tales como turismo, transformación, pesca recreativa,  acuicultura de pequeña escala, puestos de venta de productos del mar o de artesanía local, gastronomía y estacionamientos.

Destinación marítima

En la medida que las organizaciones soliciten esta destinación y cumplan los requisitos establecidos para ello, Sernapesca en cada región podrá solicitar a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas del Ministerio de Defensa Nacional la destinación marítima de aquella parte del borde costero, y una vez obtenido el decreto de destinación, una Comisión Intersectorial integrada por Sernapesca, Direcciones Zonales de Pesca, Seremis de Economía, Obras Portuarias y Capitanías de Puerto, aprobará o rechazará el plan de administración propuesto por la organización postulante para la asignación de una caleta.

Dicho proceso se llevará a cabo en aproximadamente 2 años, período que agiliza de manera rotunda la tramitación actual de este tipo concesiones, que anteriormente podían tomar en algunos casos, más de 10 años.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), Román Zelaya, coincidió con la directora de Sernapesca, en cuanto a que la aprobación del reglamento por la Contraloría es una gran noticia para el sector artesanal. “Apoyados en plena aplicación de esta ley, y con el tesón e inventiva que los caracteriza, los pescadores podrán convertir a las caletas en verdaderos motores de desarrollo, incursionar en actividades económicas como turismo, gastronomía, venta de productos típicos, o incluso, la administración de estacionamientos, entre otras. De esta manera potencian iniciativas ya existentes y fomentan futuros emprendimientos“, subrayó.62-01i

La región suma más de 30 caletas

Hay que destacar que a la fecha en Chile, operan 462 caletas de pesca artesanal, entre zonas urbanas y rurales, según datos de Sernapesca.

En tanto, puntualmente en la Región de Coquimbo, son más de 30 las que operan, entre ellas, las más representativas son las de Punta de Choros, Totoralillo Norte, Hornos, San Pedro, Coquimbo, Guayacán, Guanaqueros, Tongoy, Puerto Aldea, Chigualoco y Pichidangui, entre otros.

Todas ellas podrán realizar actividades comerciales para impulsar las ventas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X