• El gobierno actual retomó la mesa de trabajo que aborda la defensa del pisco y su promoción.
Crédito fotografía: 
El Día
El gobierno retomó el trabajo de la Mesa de Denominación de Origen para ir en apoyo del producto nacional versus la arremetida económica de su competencia internacional, sobre todo, la peruana.

La industria pisquera entre las regiones de Atacama y Coquimbo representa alrededor de 10.500 hectáreas plantadas de uva y genera alrededor de 40 mil empleos permanentes e indirectos, además de aportar con aproximadamente US$ 50 millones de dólares anuales en impuestos. Se trata de un sector productivo que por años ha enfrentado una dura competencia a nivel internacional, y ante ello, el gobierno ha manifestado su compromiso para ir en apoyo de la defensa de la denominación de origen del pisco.

Una de las primeras acciones fue retomar la mesa de trabajo que aborda su defensa y promoción. Instancia en la que participó la Intendenta Lucía Pinto quien sostuvo que “nosotros como Gobierno Regional estamos dispuestos a apoyar el desarrollo y el impulso de nuestro pisco, el que es completamente chileno. Sabemos que la defensa de nuestra denominación de origen es urgente. Y para eso tenemos que crear las herramientas necesarias para que esta la industria posea las oportunidades para poder competir tanto a nivel nacional como mundial”.

 

APOYO A LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN

Con esto se marca un apoyo total a la denominación de origen, a la que se sumaron parlamentarios oficialistas. Y es que en Chile, la denominación de origen del pisco es la más antigua de América y se encuentra vigente desde 1931, la que estipula que sólo los destilados de uva elaborados netamente en las regiones de Atacama y Coquimbo pueden ser etiquetados y vendidos como pisco.

El Presidente de la Asociación de Productores de Pisco, Francisco Hernández destacó que se volviera a trabajar en esta mesa público-privada para la protección del destilado nacional. “El pisco es mucho más que un destilado, es una tradición histórica, ya que desde el año 1733 están los primeros registros de la producción en nuestra zona. Esta reunión va a marcar un gran paso en el sentido correcto de la defensa de nuestro patrimonio nacional”, afirmó Hernández.

Con esto se consolida un trabajo que aspira a potenciar la internacionalización de este producto y se espera que esta mesa de defensa de la denominación de origen se realice de manera periódica para analizar diversas propuestas, entre ellas ajustes a la reforma tributaria para que no afecte a la industria, así como encuentros con los ministerios de Hacienda y Relaciones Exteriores para consolidar la imagen del pisco en otros mercados.

 

EL APOYO DE PARLAMENTARIOS

Se trata de una convicción que comparten los parlamentarios de la región de Coquimbo. Al respecto el diputado Sergio Gahona sostuvo que “la defensa que hagamos a la denominación de origen, de la industria pisquera y de nuestros productores es un tema relevante para todos nosotros y hay situaciones que hay que ir abordando”.

Asimismo, el diputado Francisco Eguiguren recalcó que “no hay mejor defensa que un buen ataque. Tenemos que actuar en forma agresiva en el sentido de llevar este tema a las más altas cumbres y para eso hemos propuesto generar una instancia en la que los ex presidentes de la República y los ex cancilleres para que este tema se vea en bloque”.

Por su parte, Juan Manuel Fuenzalida, acotó que “este es un tema regional y nacional que tenemos que defender. En la medida que trabajemos todos en equipo, productores, Gobierno Regional, parlamentarios, vamos a defender bien este producto patrimonial”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X