• Condiciones climáticas como las altas temperaturas y la baja humedad relativa ha propiciado que en la zona se esté produciendo una nuez de alta calidad, incluso mejor que la que se obtiene en el sur. FOTO ANDREA CANTILLANES
    Condiciones climáticas como las altas temperaturas y la baja humedad relativa ha propiciado que en la zona se esté produciendo una nuez de alta calidad, incluso mejor que la que se obtiene en el sur. FOTO ANDREA CANTILLANES
Apostando a la diversificación, las plantaciones de este cultivo se han prácticamente duplicado en los últimos 5 años y destacan las amplias condiciones con las que cuenta la zona para explotar un producto de calidad Premium, apuntando no solo al mercado nacional, sino también internacional.

De acuerdo a las cifras del Catastro Frutícola Región de Coquimbo Julio 2015, desarrollado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), del ministerio de Agricultura, al año 2011 en la zona existía una superficie plantada de 1.662,10 hectáreas de nueces. Al año 2015, esta se incrementó a 2.466,10 hectáreas (48,4% más), lo que habla del alto interés que se ha generado en la región por la explotación de este producto, que poco a poco se ha ido consolidando como una de las alternativas productivas locales.

Las razones son diversas, una de las principales es que el clima presenta condiciones óptimas que permiten obtener un producto incluso de mejor calidad que en la zona sur. Ya el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, en entrevista con El Día en el mes de julio, mencionaba la necesidad de que la zona se fuera reconvirtiendo a este tipo de cultivos.

“Tenemos que pensar en reconvertir la agricultura a especies que nos dan mejores posibilidades para esta realidad que tiene la región, con todos sus factores climáticos, geográficos, de tipo de suelo y con la condición de escasez hídrica recurrente que nos puede afectar. Sabemos que hay cierto tipo de especies que tienen mejor resistencia o menor demanda hídrica y que en estas condiciones de la región nos dan mejores perspectivas. Por ejemplo, el caso de los nogales que ha tenido un gran crecimiento y esta región puede desarrollar aquello, obviamente sin abandonar los cultivos tradicionales propios de la zona”, puntualizó en esa oportunidad.

Y al parecer así está ocurriendo y los productores están mirando cada vez con más interés este cultivo. En esta materia, ha liderado la provincia del Choapa, donde se ha concentrado a la fecha la producción local. Entre las comunas de Illapel, Salamanca, Los Vilos agrupan 1.439 hectáreas del total regional.

Una de estas empresas ha sido Agrícola Nueces del Choapa Ltda, firma procesadora y comercializadora que surge el año 2004 y está conformada por 10 socios que poseen cerca de 130 ha de nogales, estimándose su potencial productivo en 500.000 kilos de nueces por temporada en los próximos años, a las que se suman 200 hás pertenecientes a productores externos, asesorados, con quienes actualmente la empresa establece relaciones comerciales, que representan una producción estimada de alrededor de 700.000 kilos de nueces por temporada.

También existe Agronuez Choapa, que está constituida como Cooperativa Agrícola desde el año 2007. Al año 2014, los socios aumentaron a 90,  con una superficie de 164 has. plantadas, divididas en 3 variedades: variedad Serr  (80%)  variedad Chandler (13%) y  nuez tipo California o semilla (8%).

ARREMETE EL LIMARÍ. Ahora además la producción local promete incrementarse con la entrada al mercado de los productores Limarinos. Ayer se constituyó oficialmente la Cooperativa Limarí Nuts, que agrupa a 23 microempresas nogaleras de Monte Patria, Ovalle y Punitaqui, quienes se han asociado con el propósito de alcanzar mayores estándares de calidad en la nuez producida, apostando a la venta del producto sin intermediarios.

Darwin Luna, gerente de la nueva organización, cuenta que están trabajando desde hace tiempo, pero que de a poco se han dado cuenta de las buenas expectativas que existen para este cultivo.

“Esta es una zona donde se producen muy buenas nueces, no es el mismo producto que se produce en el sur, tenemos un clima privilegiado, con alta temperatura, baja humedad relativa, y podernos producir nuestras nueces que son de variedad serr de muy buen color, de muy buen llenado, entonces son apetecibles para cualquiera que las quiera comprar”, precisa.

De hecho, dice, partieron comercializando a través de grandes exportadoras como Frutexa, Huertos del Valle y Subsole, pero ahora están apostando a abrirse paso en solitario no solo en el mercado nacional, sino que también el internacional. “Ejecutamos un programa hace un tiempo y nos entraron las ganas de poder avanzar, porque teníamos por una parte la calidad y lo otro un volumen importante como para poder vender nosotros mismos. Actualmente solo estamos en Chile, pero ya la próxima temporada debiéramos hacer algo en Brasil, donde realizamos una gira técnica y generamos contactos importantes”, recalca.

El año pasado la cooperativa logró producir 140 toneladas de nueces con cáscaras y 4,6 sin cáscaras. “Para esta temporada estamos proyectando 200 toneladas con cáscaras y 15 toneladas sin cáscara, con una proyección de aquí a tres años de 500 toneladas entre los 23 productores”.

Cabe destacar que Chile es el tercer productor de nueces en el mundo y que existe un amplio mercado en países como Turquía, Italia, España, Alemania y Brasil.

En cuanto a los precios, Luna sostiene que hasta el año pasado estuvieron por sobre lo normal. “Este año bajó un poco pero lo que no se ha caído es la calidad y esa es la gran diferencia que tenemos acá en el norte, donde logramos una calidad a la que les cuesta más llegar en el sur, por eso tomamos la decisión de dejar de venderle a las exportadoras y hacerlo nosotros mismos”, puntualizó.  

La otra gran ventaja que tienen, indica, es que, al ser un cultivo de baja demanda hídrica, se ha adaptado a las condiciones de la región. “Hemos ido ajustando el riego a medida que hemos ido avanzando en el tiempo, trabajamos con la gente del INIA. En el sur riegan con 14 mil metros cúbicos por hectárea y nosotros lo estamos haciendo con 5.300 metros cúbicos. Es un ahorro importante de agua y sin producir nueces de mala calidad”.

Por esta razón, recalca “se ve con muy buenas perspectivas el negocio de los frutos secos, a parte de las nueces, tienen un muy buen horizonte las pasas, las almendras, los damascos, las ciruelas. Con el tema de la vida sana, de comer sano, es un negocio que está ahí y va a seguir en el tiempo”.

 APOYO GUBERNAMENTAL

Para lograr el empuje de esta naciente industria ha resultado fundamental el apoyo del aparato estatal. Ejemplo de ello ha sido el programa Juntos, Fondo para Negocios Asociativos, a través del cual Sercotec, con un aporte empresarial, ha logrado impulsar a varios de estos microempresarios como Limarí Nuts y Nueces del Choapa.

“Lo que buscamos es poder potenciar de manera asociativa a nuestros micro y pequeños empresarios y que logren salir adelante en nuevos mercados, poder implementar líneas de proceso”, manifestó la directora regional de Sercotec, Daniela Jacob.

En este sentido, la autoridad recalcó que “estamos en las tres provincias con nuestros distintos programas, hemos trabajado también con Nueces del Choapa con excelentes resultados y queremos entregar las facilidades a las distintas comunas, porque sabemos que muchas veces el acceso no es fácil para todos y esperamos que otros empresarios se acerquen, pregunten y podamos tener positivos resultados también con ellos”, precisó. 3701i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X