• El director regional de CORFO, Gregorio Rodríguez, aseguró que es fundamental avanzar en la diversificación de la economía regional y nacional para avanzar en la mejora de la calidad de vida de las personas.
Crédito fotografía: 
CHRISTIAN ARMAZA
Tras el inicio de la instalación del futuro Centro de Innovación de Alimentos en Coquimbo, iniciativa de CORFO y el Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria, CeTA, Rodríguez aseguró que el foco de parte de los organismos públicos de fomento productivo se consolida hoy en la modernización de la matriz productiva de la región, lo que a su juicio redundará no sólo en una economía con mayor valor agregado, sino que además, en mayor empleo y calidad de vida de las personas.

En la que en su momento, fueron las instalaciones de la empresa pesquera San José en Coquimbo, hoy pertenecientes a la empresa Orizon, se llevó a cabo este miércoles, el inicio oficial de la instalación de lo que será el primer Centro de Innovación de Alimentos de la región de Coquimbo y de toda la zona norte del país.

Iniciativa impulsada conjuntamente por la propia Orizon y la corporación CeTA (Centro Tecnológico para la Innovación en Alimentos), ésta es apoyada por CORFO a partir de una inversión de más de 9.000 millones de pesos, y tiene como principal objetivo implementar una serie de infraestructura para agregar valor a productos y subproductos de origen marino con el fin de avanzar en la diversificación de la matriz productiva de la región.

Además, en una segunda fase, los procesos productivos que se llevarán a cabo en la planta, incorporarán materias primas de origen agropecuario, como del sector caprino, por ejemplo.

Estas son algunas de las razones por la cual, la puesta en marcha de dicho centro es esperada con especiales ansias, pues la apuesta hoy está, precisamente, en impulsar el cambio de la matriz productiva regional, tomando como punto de partida la industria alimentaria.

Gregorio Rodríguez, director regional de CORFO, explica que en efecto, esta industria “representa a nivel nacional, el segundo rubro con más ingresos después de la minería. Y por lo mismo creemos que la agregación de valor en la industria alimenticia es el paso que corresponde dar tanto a nuestra región como al país. Por lo mismo, hicimos todas las gestiones necesarias para que el centro de innovación de alimentos para la zona norte, se instalara en la región de Coquimbo”.

Por lo mismo, el siguiente paso es, en palabras del director regional de CORFO, “complejizar la oferta, agregar valor en la economía, porque no es lo mismo por ejemplo, vender los camarones en la orilla de la carretera o los cabritos en la orilla de la carretera, a producir cortes Premium o productos envasados, tener una cadena de distribución con sellados al vacío y con resolución sanitaria que pueden incorporarse a cualquiera de las cadenas de supermercado o al comercio detallista. Con eso los que ganan son los productores, ganan los comerciantes y en el fondo se enriquece el tejido empresarial de la zona”, recalca.

Salto hacia adelante

“Escalamiento productivo” es quizás la expresión que mejor puede describir el proceso que se quiere poner en marcha, utilizando el futuro centro como plataforma para avanzar en esta tarea de cambiar la matriz productiva, tarea en la que organismos públicos, empresas privadas y la academia, están unidos.

“¿Qué es lo que buscamos con esto? Que por ejemplo, todos los emprendedores que se acercan a CORFO o a SERCOTEC o a otras instituciones públicas de fomento productivo puedan ser derivados - si sus productos tienen ciertas características - al centro de innovación de alimentos. Lo mismo con la universidades”, señala Rodríguez.

En efecto, el centro, a través de la corporación CeTA, trabaja con varias casas de estudio, como la Universidad de La Serena o la Universidad Católica del Norte.

En ese sentido, el paso siguiente es “abrir el centro de innovación a los gremios agrícolas y pesqueros, y en general, a los sectores productivos porque si bien es cierto, partimos con un enfoque en la industria de bioproductos marinos, también está la posibilidad de incorporar por ejemplo, a la industria agrícola y ganadera, y a la producción caprina principalmente, para que también pueda hacer uso de estas instalaciones y, por ejemplo, a través del Programa Territorial Integrado Caprino que impulsa CORFO, también tenga la posibilidad de certificar sus productos, envasarlos y escalar productivamente”.

¿Cómo poder acceder?

Según el cronograma entregado por las autoridades, se espera que el futuro Centro de Innovación de Alimentos comience a operar durante el segundo semestre de este año.

Al respecto, el director regional de CORFO, Gregorio Rodríguez aseguró que este espacio “estará abierto a prestar servicios a cualquier emprendedor”.

“Lo primero es comenzar a andar, lo segundo es que tenga movimiento, lo tercero es que amplíen este movimiento a otras industrias que son tan importantes para nosotros y que den mucho trabajo, y tengan mucha raigambre social como por ejemplo, el ganado caprino”, sostuvo Rodríguez.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X