• El dirigente recalcó que en la próxima década La Serena y Coquimbo se convertirán en una nueva zona metropolitana y requerirán de este tipo de lineamientos.
Crédito fotografía: 
El Día
El dirigente dice que este instrumento es de vital relevancia para el desarrollo armónico de las ciudades y afirma que el hecho que esté desactualizado desde 1984 perjudica no sólo el desarrollo inmobiliario, sino también otras inversiones. Por ello sostiene que se le debe dar la importancia que reviste y acelerar los procesos.

Eleazar Garviso - Daniela Guajardo

Inquietud generó entre autoridades y el gremio de la construcción la noticia de que el Plan Regulador de Coquimbo, en su última etapa del proceso de aprobación en Contraloría, fue devuelto con 22 observaciones, lo que implica un nuevo retraso en este documento que se encuentra desactualizado en la comuna puerto desde 1984.

Pese a que desde el municipio y la Seremía de Vivienda y Urbanismo han señalado que esto no implica que se vuelva a foja cero en esta materia, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción La Serena, Sergio Quilodrán, en  entrevista con el  programa Siete Días de radio Mistral (95.1),  admitió que ve esta situación como un traspié, toda vez que este instrumento es de vital relevancia para el desarrollo y planificación de las ciudades y que, pese a que se trata de correcciones más de forma, podría implicar un retraso de a lo menos un año más para su vigencia.  “Es importante que los profesionales y las consultoras que trabajen en su elaboración sean los idóneos para evitar este tipo de demoras que perjudican a la comunidad y a la inversión en nuevos proyectos”.

-¿Cómo ven desde la CChC que Contraloría haya devuelto el plan regulador con estas 22 observaciones?

“Recibimos la noticia de las observaciones al plan regulador de Coquimbo con bastante desazón debido a que este tipo de instrumento territorial hoy día adquiere una importancia muy relevante para el desarrollo de la ciudad. Hay que recalcar que La Serena y Coquimbo se van a convertir en la próxima área metropolitana del norte de Chile en la siguiente década, entonces, necesitamos este tipo de instrumentos, que estén actualizados”.

-Claro, porque lleva  tiempo de tramitación…

“Tanto La Serena y Coquimbo tienen planos desactualizados desde el año 2004 y 1984 respectivamente, estamos hablando de 34 años en el caso de Coquimbo y esperábamos nosotros la noticia con bastante positivismo debido a que ya nos habíamos manifestado y habíamos trabajado en conjunto con la autoridad en que esto iba a ser aprobado por la Contraloría. Sin embargo, nos encontramos con 22 observaciones que se manifiestan de forma y eso es lo que nos llama la atención, debido a que las cosas de forma son mucho más fáciles de resolver. En ese sentido, esto va a retrasar alrededor de un año más obviamente la puesta en vigencia si es que nuevamente tenemos la oportunidad de aprobar”.

-¿Cree que algo se hizo mal, porque el mismo seremi del Minvu Hernán Pizarro dice que esto no es una situación grave?

“Claro, no es grave en el sentido que no va a retrotraer todas las metodologías y todo el estudio del plano regulador, pero igual es tiempo y nos falta hace bastante ya. El desarrollo de la ciudad es muy dinámico, el crecimiento, tenemos que pensar que hay calidad de vida. En ese sentido, independiente de que no se retrotraiga, hay observaciones que son difíciles de entender en profesionales que deberían tener obviamente un poquito más de consideración en la importancia que tiene el desarrollo de este plan, sobre todo en las consultoras que se contratan, debido a que tienen que tener la experiencia”.

-¿Cuáles son éstas?

“Nos encontramos con dos tipos de observaciones que nos llaman la atención, las hemos estudiado en forma profunda, pero dentro de ellas hay problemas de emplazamiento de las calles, de la superficie de los terrenos. Son errores que en realidad podrían obviamente ser revisados con mayor premura para no cometer este tipo de fallas que en definitiva retrasan el desarrollo de la ciudad”.

-Se habla de la importancia de los planos reguladores para definir concretamente qué es lo que se debe o no hacer en ciertas zonas. En el caso de Coquimbo, por ejemplo, si en La Herradura se van a  construir o no más edificios, qué se va a hacer con los terrenos cercanos al vertedero de El Panul. ¿Cree que al no existir este instrumento, el avance de las viviendas crece desordenadamente?

“Los planos reguladores son un instrumento de planificación territorial. En ese sentido, están las reglas claras para poder desarrollar la ciudad en forma armónica e integral. En el caso de La Herradura, está claramente definido de acuerdo a lo que se presentó.

“Es importante también señalar que este estudio fue realizado en el 2013, por lo tanto, debido al dinamismo que tiene la ciudad, sería también conveniente revisar ese tipo de crecimiento, sobre todo en los sectores que podrían tener en este caso zonas de riesgo que podrían también perjudicar, llámese desarrollo inmobiliario o de la vivienda social”.

-¿Cuánto participan ustedes como cámara en esto o los municipios son autónomos y no escuchan el planteamiento de los expertos en esta materia?

“Como cámara siempre hemos manifestado nuestras observaciones y nuestro interés por participar junto con los distintos actores regionales. Cada dos meses tenemos reuniones tanto con el Ministerio de Obras Públicas como con el de Vivienda y Urbanismo y como gremio tenemos conformadas ya mesas con el municipio de Coquimbo a través de Secplan, que son las unidades que acogen a los asesores urbanistas, también en La Serena. (…) Siempre lo hemos estado siguiendo, de hecho nos hemos entrevistado también con el contralor regional, hemos pedido visita con el contralor nacional justamente para poder acelerar todo este tipo de procesos.

“Hay que manifestar y dejar bien en claro que hoy el instrumento de planificación viene súper acotado a la nueva Ley de regionalización a través de loa PROT, que son los Planes Regionales de Ordenamiento Territorial.  (...) Cualquier apalancamiento que quiera hoy día la Región a través del Gobierno regional o de las distintas autoridades regionales, como, por ejemplo, para aprovechar los fondos de apoyo regional que son subsidiados por la ley espejo, requieren de la actualización de un instrumento de este tipo, también la nueva ley que debería terminar de conformarse, de fondo de infraestructura, con la que también vamos a poder ocupar este tipo de recursos para salir de la brecha que tenemos”.

-Tienen que ver con la inversión…

“Hoy cualquier inversión que se haga, no sólo desde el punto de vista inmobiliario, sino que de estructura pública, llámese educación, salud, seguridad, también requerimos tener la cancha rayada. En ese sentido queremos hacer un llamado y también promover nuestra ayuda como gremio, porque en definitiva lo que queremos es tener ciudades que sean sostenibles y competitivas”.

-Cuando usted hace esta alerta. ¿Advierte que se van a frenar nuevos proyectos o que se genera una incertidumbre en las propias inmobiliarias o constructoras?

“Es que cuando ya pasa bastante tiempo, teniendo un ingreso de habitantes de 10 mil personas al año en la conurbación, nos llama mucho la atención, porque creemos que esto tiene que ser prioridad a nivel nacional, no solamente acá. Recordemos que en la región, de las 15 comunas, solamente Ovalle cuenta con este instrumento regularizado. A nivel nacional, de las 346 comunas sólo un tercio de ellas no tiene plano regulador y el resto lo tiene desactualizado.

“Estas son herramientas que son demasiado importantes. Hoy usted un proyecto de cualquier envergadura, de cualquier tipo, de salud, de infraestructura y de desarrollo, de apalancamiento de inversión o de acercar la inversión a estos lugares pasa por este tipo de manifestaciones que los instrumentos tienen que estar obviamente albergando las necesidades que requiere la ciudad”.

-¿Cuánto afectó el tema del terremoto en el caso de Coquimbo, en revisar las zonas inundables o dónde realmente se puede construir?

“Cuando hay eventos de este tipo sin lugar a dudas las normativas, las leyes y las ordenanzas se empiezan a modificar porque en el fondo es tratar de proteger obviamente la vida humana. En el sentido de la Ley General de Urbanismo, esto fue modificado el 2012, donde se propusieron y establecieron que tienen que haber estudios de riesgo para poder construir en zonas no edificables o que son obviamente en áreas de riesgo edificables. Ésta última, considerando que en las áreas de riesgo, que son muy distintas a las cotas de inundación, hay conceptos que hay que manejar muy bien hoy día, que no están muy claros y también como gremio hemos hecho un llamado”.

-¿En qué sentido?

“En áreas de riesgo usted puede edificar y tener obviamente las medidas de mitigación necesarias, con vías de evacuación y otros, como el escape vertical. Pero al diseñar los especialistas este tipo de medidas de mitigación hacen las edificaciones, por ejemplo, con los dos primeros pisos sin habitabilidad. Eso requiere de organismos competentes, es lo que dice la ordenanza, pero hoy día no tenemos claro, para los efectos de tsunami, cuáles son los organismos competentes. Lo hemos preguntado ya alrededor de 2 años y estamos a la espera de la respuesta de la Contraloría.

“En el fondo lo que quiero decir es que usted puede construir en áreas de riesgo, pero, sin embargo, no tiene la autorización o la resolución de la autoridad competente. En ese sentido queremos trabajar en conjunto con la autoridad, llegar a acuerdos porque queremos obviamente que la ciudad crezca ordenada y planificadamente, sobre todo con una mirada de aquí a 20 años”.

-Existe premura…

“Hacemos un llamado a las autoridades a trabajar en conjunto, ya lo estamos haciendo a través de mesas de trabajo, pero creo que hoy día hay que darle prioridad a este tipo de instrumentos, a sacarlos adelante, porque los únicos ganadores son en definitiva la comunidad y todos aquellos que quieren vivir en esta zona porque es una zona de confort, ideal para poder hacer familia”.

-¿Cuáles son las expectativas que tienen de lo que se va a venir con el gobernador regional  y la zona metropolitana entre La Serena y Coquimbo?

“Creo que la elección del gobernador nos va a dar un montón de privilegios, va a ser un sheriff, pero sin chequera, pero depende de nosotros, de la unidad en la que trabaje el sector público y privado. Por parte del gremio ya lo estamos haciendo de forma bien consecuente, para poder lograr confianza del nivel central y que nos vaya obviamente dando atribuciones.

“Recordemos que en comentarios del subdere a nivel nacional ya se habló también de darle atribuciones financieras también a las regiones, pero para ello debemos estar muy consolidados y muy dispuestos a conocer la gobernanza y la institucionalidad que hoy nos rige, justamente para poder apalancar este tipo de recursos y poder administrarlos de manera conjunta”.

-Hay que prepararse…

“Estamos obviamente preparándonos, creando la cultura. Estamos también en contacto con otros gremios del sector que son bastante potentes en el fomento productivo dentro de la región, también para poder llegar a consenso y transmitirles lo que queremos los empresarios, que es trabajar en conjunto para poder ayudar y salir sobre todo en el breve plazo a reactivar nuestra ciudad, porque va a generar más calidad y mayor empleo en la zona”.

-¿De qué manera complica en que no se consoliden los planos reguladores los cambios de gobiernos comunales?

“Creo que es un poco el desconocimiento de la autoridad, la falta de cultura integral que hoy necesita nuestro territorio. Vuelvo a repetir, esto está pasando en todo Chile. Hoy día tiene que haber una cultura y una estrategia,  una política de región, pero la base de todo es la unidad, creo que el sector público y el privado tienen que trabajar en ese sentido. “Obviamente, el hecho de no tener estos instrumentos diseñados de esta manera va a retrasar la inversión. Hoy en día hay muchos proyectos que están detenidos esperando que las reglas estén claras, porque en definitiva lo que queremos es construir de manera ordenada y planificada”. 3701

Más certeza jurídica

-¿El tema de fondo para ustedes como gremio es el temor, el riesgo de  que se sigan empantanando proyectos y no se saquen adelante?

“Exactamente y está también el tema de la certeza jurídica para poder determinar una vez que uno diseña un proyecto de inversión tiene que sacar los permisos respectivos. La mayor certeza la da el hecho que estén bien hechas las cosas. Nosotros tenemos que contratar a los profesionales más idóneos para poder resolver este tipo de diseños y también queremos que las autoridades, en este caso técnicas, a través de las consultorías que realizan, también contraten a los profesionales más idóneos justamente para poder sacar adelante prontamente lo que necesitamos, que es la actualización de estos instrumentos que son la base de todo”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X