Crédito fotografía: 
El Día
Luego del anuncio hecho por el gobierno regional que recursos correspondientes al 5% de emergencia del FNDR serán destinados a combatir la sequía, se espera que ello permita reforzar la entrega de ayuda a quienes más han sufrido por la escasez hídrica, ateniendo la demanda recogida desde los 15 municipios de la región y las propuestas del Plan de Emergencia Hídrica 2019-2021.

En medio de unos de las temporadas más secas y calurosas que se recuerden, la situación de escasez hídrica que hoy vive la región ha empeorado la ya delicada situación que viven numerosos agricultores, crianceros y usuarios de los sistemas de Agua Potable Rural en la región de Coquimbo. 

Ello motivó a que, el Consejo Regional, a propuesta de la intendenta Lucía Pinto, destinara más de 3.200 millones de pesos del presupuesto regional 2020 para ir en ayuda de los más afectados, recursos correspondientes al 5% de emergencias del FNDR.

“La   sequía   ha   impactado   muy   fuerte   en   el   mundo   rural   y campesino. Esto ya es  un asunto de suma  urgencia y  debemos actuar ahora y ser efectivos en hacerle frente a esta crisis”, señaló en su oportunidad la máxima autoridad regional. 

En tanto, la presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel, explicó que la propuesta se basa tanto en la experiencia de años anteriores, como en la demanda recogida desde los 15 municipios y las propuestas del Plan de Emergencia Hídrica 2019-2021.

“El presupuesto FNDR del 2020 asciende a 65.069 millones de pesos y dentro de esto hay un 5% que se destina a emergencias, en esta oportunidad el CORE por unanimidad acordó que ese monto sea destinado íntegramente para la escasez hídrica, que es uno de los temas más críticos que tenemos en este momento en la región”, indicó Peñafiel.

Items

En ese sentido, cabe señalar que la mayor parte de los dineros serán destinados a cuatro puntos: alimentación familiar, alimentación de ganado, implementos de conducción y almacenamiento de agua y horas máquina. Los recursos serán manejados por los propios municipios e irán a cubrir las necesidades de los sectores más complicados de cada comuna. 

Así por ejemplo, se pretenden reforzar sistemas de APR y buscar nuevas fuentes de agua, mediante la creación de pozos en las cuencas de los ríos Illapel y Chalinga. Además, se propone el pago de tasas por las veranadas que deben cancelar los crianceros que viajan a la cordillera de San Juan (Argentina), además de las deudas generadas por el pago a camiones aljibe por parte de los municipios. 

Ayuda a usuarios

Para el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, estos recursos aportados por el gobierno regional llegan en un momento justo, especialmente para ir en ayuda de aquellos agricultores que, por ejemplo, no son beneficiarios de la ayuda de INDAP.  

“Uno de los problemas que tenemos como institucionalidad es que podemos atender sólo a usuarios con recursos de INDAP o a través de la CNR.

Generalmente, para actuar bajo la emergencia agrícola en este momento, es el INDAP el que nos está aportando la mayor cantidad de recursos para atender rápidamente lo que es la emergencia”, sostiene la autoridad.

En ese sentido, Ordenes anunció que a partir de la próxima semana se comenzará hacer entrega además, de 2.435 millones de pesos en bonos desde INDAP para los afectados por la sequía, “y que se van a complementar con los montos que entregó la intendencia y el gobierno regional para atender la situación de escasez hídrica que estamos sufriendo en este momento”, señaló el seremi de Agricultura.  

“Estamos teniendo muchos problemas en localidades muy aisladas como Quilitapia en Combarbalá o en Salamanca, por lo que la idea es que estos recursos vayan destinados a seguir apoyando a quienes están sufriendo la sequía”, agregó la autoridad. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X