• Pese a la ralentización que ha experimentado la industria en general en la cuarta región, existen datos que podrían mejorar la situación económica en el futuro próximo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
A la fecha existen 8 proyectos de inversión para ser desarrollados entre 2018 y 2021, de los cuales cuatro corresponden al sector infraestructura, uno al sector inmobiliario y tres al sector minería, con un monto total de inversión que supera los US$ 2.500 millones, lo que generaría 15.344 nuevos puestos de trabajo en la etapa de construcción y 2.436 en la etapa de operación.

Una economía alicaída en la región de Coquimbo es lo que han revelado algunas cifras del sector en los últimos meses. El desempleo, por un lado, alcanzó un 7,4% en el último trimestre, mientras que según el último informe del Inacer (Indicador de Actividad Económica Regional), la actividad del sector creció solo 1% en la zona, dejando a Coquimbo como la región que menos prosperó a nivel nacional.

Frente a los resultados, el seremi de Economía, Luis Arjona, comentó que “pese a que no crecemos a tasas como las que crecen otras regiones, la inversión que hay a futuro es esencial para la generación de empleos que se va a comenzar a producir”, dijo.

Y es que efectivamente, y de acuerdo a un análisis consolidado del Ministerio de Economía, pese a la ralentización que ha experimentado la industria en general en la cuarta región, existen datos que podrían mejorar la situación económica en el futuro próximo.

EL GRUESO DE LAS ESTADÍSTICAS EMPRESARIALES

Así y de acuerdo a la plataforma de Gestión de Proyectos Sustentables del Ministerio de Economía, a la fecha, en la región de Coquimbo existen 8 proyectos de inversión para ser desarrollados entre

2018 y 2021, de los cuales 4 corresponden al sector infraestructura, 1 al sector inmobiliario y 3 al sector minería. El monto total de inversión alcanza los US$ 2.515 millones, lo que generaría 15.344 nuevos puestos de trabajo en la etapa de construcción y 2.436 en la etapa de operación.

Por otro lado, desde la creación del Registro de Empresas y Sociedades (RES) hasta julio del 2018, confirman que en la región de Coquimbo se han creado un total de 14.380 empresas, lo que es equivalente al 4% del total nacional. En tanto, a doce meses, se registró un aumento de 24,3% en la creación de las sociedades; 5,1 puntos porcentuales sobre el nivel nacional.

De acuerdo a Johanna González, directora regional de la Asociación de Emprendedores de Chile, Asech, es un buen augurio para la economía local el hecho de que las pymes continúen creciendo. “Los emprendimiento que después se convierten en empresas sin duda fortalecen el desarrollo económico local, además de generar ingresos en la región a través del encadenamiento productivo, proveedores y capital humano”, explicó.

Por otro lado y de acuerdo a las estadísticas empresariales construidas a través de datos reportados por el Servicio de Impuestos Internos, se observa que en la región de Coquimbo un 80,7% del total de empresas corresponde a microempresas, un 16,8% a pequeñas, un 1,9% a medianas y un 0,7% a grandes. Además, las pequeñas empresas de la región concentran el 38,5% del total de trabajadores, esto es 16,7 puntos por sobre lo que se registra a nivel nacional en empresas de este tamaño (21,8%).

INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN RALENTIZADA POR FALTA DE INSTRUMENTOS TERRITORIALES

Por su parte, en términos de índice de edificación, en junio del 2018 la superficie construida en obras nuevas y ampliaciones de la región alcanzó un total de 45.810 metros cuadrados, lo que implicó una caída de 25,9% respecto del mismo mes del año anterior. Este resultado estuvo influenciado por una reducción en obras nuevas, que alcanzó una variación interanual de 23,5% y por una reducción en la superficie total de ampliaciones, con una variación interanual de 35,1%.

Frente a los resultados, Sergio Quilodrán, presidente de la Cámara de la Construcción de la región, CChC La Serena, comentó que la baja en los permisos de edificación se explica por la poca disponibilidad de terrenos para construcción de obra nueva, fenómeno que se ha acrecentado en los últimos años en la zona y, especialmente en la conurbación La Serena – Coquimbo, donde no se cuentan con instrumentos de ordenamiento territorial actualizados. “Esto, ciertamente, desincentiva la construcción de nuevas obras, limita la proyección de nuevas inversiones y frena expansión de superficie para construir”, explicó a diario El Día. Asimismo, agregó que si a ello se le suman los recientes escenarios de incerteza jurídica asociados a los cuestionamientos a la entrega de los permisos de edificación, provoca un halo de dudas que ralentizan los procesos, especialmente por la generación de nuevos procedimientos de revisión y de mayor exhaustividad en los criterios de evaluación de las iniciativas.

Con todo, Quilodrán tiene una visión de futuro cauta, y es que anuncia que la recuperación del sector depende de qué tan proactivos se sea para generar planes maestros, lo que radica no solo en los Planes Reguladores Comunales, sino que también en los Planes Reguladores Intercomunales.  “Creemos que es parte de los privados aportar con una visión de desarrollo. En ese ámbito como gremio constructor nos hemos puesto como objetivo hacer nuestros aportes en la confección de la Estrategia Regional de Desarrollo que elabora el Gobierno Regional y que se renueva el año 2020”, concluyó Quilodrán.

INDUSTRIA DEL TURISMO SE MANTIENE AL ALZA EN EL ÚLTIMO AÑO

La industria del turismo es otro de los fuertes en la región de Coquimbo, y en los últimos doce meses ha mostrado un desempeño positivo. En junio del 2018 se registró un alza a un de 13,3% en el número total de pernoctaciones de la zona, menor incluso al dato del mes anterior, donde se registró un aumento de 18,8%. Por lo que la región muestra un desempeño superior al total nacional, que alcanzó un decrecimiento de 1,7%.

Y si bien la llegada de extranjeros (especialmente de argentinos), ha caído significativamente en la zona, los turistas chilenos siguen arribando a la región.

Así lo confirmó Laura Cerda, presidente de la Cámara de Turismo de Coquimbo, quien además comentó que el fenómeno se ha dado por la alta cantidad de eventos del tipo de turismo de negocios. “El turismo de intereses especiales ha impulsado la llegada de turistas de esa índole a la región, como fue el caso de un congreso de ovnis que hubo hace poco, o encuentros de dentistas, veterinarios y otros”, reveló.

Asimismo, señaló que este año, se ha generado mucho turismo intrarregional. “Los mismos habitantes de la región se han movido dentro de la región y se ha reconocido el atractivo de las otras provincias”, explicó Cerda.

Por otro lado, dentro de la misma medición además se incluye el pulso de las ventas de supermercados, que en junio del 2018, registró una variación de 9,7% a doce meses, por sobre del 6,5% del resultado nacional. En el período de análisis influyó un efecto calendario positivo para el sector, ya que a pesar de registrar un feriado menos, hubo un sábado adicional en relación con junio de 2017, lo que impactó positivamente en las comercializaciones.62-01i

LA FRASE

“Pese a que no crecemos a tasas de otras regiones, la inversión que hay a futuro es esencial para la generación de empleos que se va a comenzar a producir”. Luis Arjona, seremi de Economía.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X