• Región tiene más de 30 mil tragamonedas populares operando
    Región tiene más de 30 mil tragamonedas populares operando
La Cámara de Diputados aprobó proyecto de acuerdo que busca fijar un marco legal que permita regular su uso. La Asociación de Operadores, Fabricantes e Importadores de estos equipos valoró la iniciativa

Según cifras de la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos, en la Región de Coquimbo, existen 30. 585 máquinas tragamonedas denominadas populares. En la zona norte le siguen las regiones de Antofagasta y Atacama con más de 18 mil de estos equipos de entretención. A nivel nacional existen más de 700 mil, una cifra que crece todos los días y que significa que cada comuna del país tiene en promedio 2.000 máquinas.

LA FRASE

Aquí no hay que inventar la rueda, hay países como Perú, donde está regulado y está muy bien funcionando

Ramón Sepúlveda
Vicepresidente y vocero de Fidenag

Estas cifras llevaron a que parlamentarios de todas las bancadas aprobaran el proyecto de acuerdo que propone la discusión y aprobación de una regulación que fije un marco legal que permita operar tragamonedas en locales distintos a los casinos de juego. Se trata principalmente de pequeños almacenes y negocios de barrio.
El funcionamiento de estas máquinas, ha dado origen a una industria que involucra a más de 220 mil microempresarios, emprendedores, operadores y almaceneros cuyos ingresos están ligados a esta actividad. Así lo aseguró a El Día, Ramón Sepúlveda, vicepresidente y vocero nacional del gremio de tragamonedas populares, FIDEN AG.
“La industria en estos años ha tenido un crecimiento muy importante, ello debido a que son máquinas de fácil acceso económico, por lo que los almaceneros las tienen en sus locales y les han permitido solucionar algunos problemas básicos, como cuentas de luz, agua o incluso para el pago de la educación de sus hijos”, aseguró Sepúlveda.
Respecto de la aprobación de los parlamentarios de regular esta actividad, el vocero del gremio que agrupa a los dueños de las tragamonedas dijo que lo que se busca es un apropiado ordenamiento legal y normativo que establecerá las condiciones y requisitos de funcionamiento a cumplir, en todos los aspectos, tanto técnicos, como de seguridad y transparencia, permitiendo una fiscalización eficiente.
“Para nosotros este acuerdo, además de respaldar nuestra vieja aspiración a una regulación justa, se transforma en un llamado a la autoridad central a no adelantarse en medidas persecutorias. Todavía no hemos llegado a nuestro objetivo que es lograr una ley, éstos son pasos importantes
”, dijo.
Ante los cuestionamientos que se le han hecho en torno a la presencia de menores jugando en estas máquinas, Ramón Sepúlveda dijo, además, que “es obligación del dueños del negocio o del dependiente no permitir su acceso. Hoy no se permiten menores de 18 años y mucho menos si están con uniforme escolar. Lo que nosotros queremos es que se tenga una norma y si alguien no cumple, perderá su licencia y le clausurarán su patente, etc.”, finalizó. 

 

Ludopatía

•••Otro de los aspectos criticados es que este tipo de máquinas provoca ludopatía, efermedad asociada al juego. Al respecto Ramón Sepúlveda dijo que “se trata de una condición individual que se manifiesta en determinadas personas y que se puede asociar a cualquier actividad lúdica, no sólo a las máquinas de calle”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X