• Tras la decisión de Rodrigo Álvarez de no seguir en competencia por la presidencia de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), el ex presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte, sigue solo en la carrera segura ya para perfilarse como el nuevo líder de la gremial.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El candidato a la presidencia de Sofofa se reunió con el gremio industrial de la región de Coquimbo, Cidere, y definió algunos objetivos en torno a la integración y descentralización.

Tras la decisión de Rodrigo Álvarez de no seguir en competencia por la presidencia de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), el ex presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte, sigue solo en la carrera segura ya para perfilarse como el nuevo líder de la gremial.

Sin embargo aun con el camino despejado, Larraín se encuentra realizando visitas a regiones con el foco puesto en la descentralización de las operaciones a nivel industrial. Así lo aseguró en su visita a la región de Coquimbo, donde conversó con diario El Día sobre sus objetivos a la cabeza de Sofofa en este nuevo período, que se centrarán en valorar la actividad empresarial, preparar una agenda transversal en base a los objetivos sectoriales y regionales, y proponer buenas políticas públicas para Chile.

En esta misma línea y durante la visita a la región, el presidente de la Corporación Industrial para el Desarrollo Regional (Cidere), Daniel Más, entregó su apoyo al ejecutivo. “Venimos trabajando de hace un tiempo con Sofofa, y estamos contento de la ayuda mutua y conexión que se ha generado entre los empresarios, se ha creado un nexo regional. Apoyando este cambio de liderazgo, lo importante es poder consolidar un compromiso y agenda con los gremios regionales”, señaló a diario El Día.

En cuanto a los desafíos, Más hizo hincapié en la importancia de mejorar la comunicación interregional, aumentar las capacitaciones y el mejoramiento de las cadenas productivas.

Con todo, Larraín Matte puso el foco del trabajo, en la atracción de las inversiones al país y a las regiones.

- ¿Cuál es el desafío que debe enfrentar Sofofa en cuanto al trabajo en regiones?

“El principal desafío que enfrenta el país y las regiones es reactivar las inversiones. En esta región ha habido proyectos bien emblemáticos de proyectos que han incluso pasado las tramitaciones ambientales y estudios técnicos, pero que no han llegado a puerto. Es importante hacer una reflexión de cómo está funcionando el sistema de evaluación de impacto ambiental. Si realmente está dando seguridades a las comunidades que se ven afectadas, como también a las empresas que invierten. Es relevante que los estándares ambientales sean altos, que haya participación ciudadana, pero que el proceso sea uno donde no haya espacios para actuar por presiones políticas. Yo creo que en beneficio tanto de las comunidades como de las empresas que invierten, es necesario que haya un marco regulatorio robusto a través del cual se obtengan permisos y que se tenga certeza que son esfuerzos técnicos e independientes, algo que no ha ocurrido en muchos proyectos en la región”.

- En ese sentido, ¿cuál es su opinión frente a lo sucedido con Dominga? Donde la autoridad ambiental había recomendado aprobar el proyecto minero, pero en la última de etapa, ¿se rechazó?

“Me imagino que hubo consideraciones políticas en circunstancias en que los procesos ambientales debieran ser estrictamente técnicos, y cuando dijo técnicos, no me refiero sólo a consideraciones científicas. Incluso la participación ciudadana tiene que ser en un marco de esta índole, debe haber un marco general que encauce la discusión con las comunidades. Y si bien las consideraciones políticas también son legítimas, más bien debieran estar al inicio del proceso, y no una vez que se pasó por una tramitación ambiental importante. Creo que el ejemplo de Dominga demuestra que es necesario revisar el sistema de evaluación ambiental”.

- ¿Cuáles son los objetivos de este nuevo período de la Sofofa?

“Planteamos tres ejes, el primero es validar y relegitimar a las empresas y a los mercados en un proyecto de desarrollo nacional. Creemos que la iniciativa privada en los mercados puede no solamente participar en sus ámbitos tradicionales, sino que es legítimo que lo hagan en actividades públicas, como salud. Si bien hace algunos años se invalidó el hecho de que existieran concesiones a privados de hospitales, creo que puede ser positivo que se cambie esta consideración. Por otro lado, es innegable la urgencia de reformar el actual sistema de pensiones. Si bien en el rol de administrar las jubilaciones, el mundo privado lo ha hecho bien, es distinto al análisis que se hace sobre las razones de por qué las pensiones no son suficientes”.

- ¿Qué llamado hace al trabajo en conjunto en la región?

“Sofofa es un gremio con presencia territorial y donde muchos sectores de la economía están presentes. Con todo, debemos armar una agenda transversal que incorpore los objetivos principales de los gremios regionales y sectoriales. Esa agenda hay que construirla en conjunto con Cidere, por ejemplo aquí en la región de Coquimbo, y ese es el desafío con cada uno de los gremios en todo Chile. Lo primero es armar una planificación estratégica, y desde ahí, avanzar en los tres ejes sectoriales que planteamos: valorar la actividad empresarial, hacer una agenda transversal en base a los objetivos sectoriales y regionales, y proponer buenas políticas públicas para Chile, y este último sólo es posible logrando los primeros dos”.

- ¿Qué acciones de descentralización llevará adelante Sofofa desde ahora en adelante?

“El gremio ya tiene en marcha un comité de descentralización, que preside Gonzalo Bofill, y básicamente se plantea que se debe separar la actividad administrativa. Sin embargo, muchas veces esta agenda de descentralización se empantana en el mundo político, por lo tanto no sacamos nada con descentralizarnos, si no están separadas también las capacidades.

Algo que es interesante de llevar adelante en este sentido, es que, desde Sofofa, se cree una red de mentores que apoyen a las empresas regionales pequeñas que deseen incorporar mejores prácticas empresariales y corporativas. Sofofa debe ser una plataforma desde donde se comparten experiencias dentro de las empresas, e incluso aquellas que han tenido crisis, para aprender de los errores”.

LA FRASE

“El principal desafío que enfrenta el país y las regiones es reactivar las inversiones. En esta región ha habido proyectos bien emblemáticos de proyectos que han incluso pasado las tramitaciones ambientales y estudios técnicos, pero que no han llegado a puerto”. Bernardo Larraín, candidato a la presidencia de Sofofa.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X