• Los trabajadores a los que la compañía minera les adeuda sueldos y cotizaciones han realizado reiteradas manifestaciones para exigir su cancelación. FOTO CEDIDA
    Los trabajadores a los que la compañía minera les adeuda sueldos y cotizaciones han realizado reiteradas manifestaciones para exigir su cancelación. FOTO CEDIDA
Así lo informó el seremi de gobierno, Bernardo Salinas, quien indicó que los acreedores ya mandataron al interventor para que inicie los trámites legales para concretar este proceso

A poco más de un año de que Minera Linderos se acogiera a la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas (20.720), con la finalidad de renegociar las millonarias deudas que mantenía, finalmente se anunció que el interventor designado en esta causa, Francisco Cuadrado, recibió la orden de los acreedores de iniciar el proceso de liquidación de la compañía minera.

Así lo confirmó el seremi de gobierno, Bernardo Salinas, quien indicó que tras una reunión sostenida este lunes con los acreedores “ellos determinaron y mandataron al interventor Francisco Cuadrado para que se apersone en los tribunales en Vicuña y comience a hacer los trámites de la demanda para que se declare que la empresa va a su liquidación”.

El personero de gobierno detalló que esta decisión se adoptó luego de que el pasado 31 de agosto se prometió una posibilidad de venta, con una supuesta empresa que iba a comprar esta minera. “Sin embargo eso no ocurrió, hubo un intento fallido en una notaría en Santiago, donde el señor Molina Bauer (propietario) llegó como una hora atrasado y donde la gente que llegó y supuestamente iba a comprar, no tenía ninguna seriedad con este tema. Por tanto, se determinó que no había ninguna posibilidad de más plazo y que los acreedores iban a determinar cuál sería el destino de la empresa”.

Salinas dice que hace prácticamente 4 meses que no se les pagan los sueldos a los trabajadores de Linderos, quienes en reiteradas oportunidades se han manifestado para dar a conocer su descontento y pedir soluciones. “Los trabajadores, en su legítima demanda, están pidiendo que la empresa responda por las imposiciones impagas y además los sueldos atrasados, que involucran a cerca de 97 personas, sin considerar que existen otros 77 ex trabajadores que tampoco han tenido su finiquito y no les han pagado el total de la deuda”.

En este sentido, Salinas explica que al estar la compañía minera en condición de insolvencia, los trabajadores por ley no podían ser incluidos como acreedores, los que dificultaba que se les pudiera cancelar lo adeudado “y ahora en esta condición de liquidación, los trabajadores pasan a ser parte de los acreedores, de manera que todos los activos que tiene la minera y lo que hoy existe como explotación minera, se puede vender y los primeros que deberían ser pagados en este caso son ellos”.

Ahora, eso sí, se presenta una situación compleja, pues por la gran cantidad de deudas que tienen con los trabajadores y con los acreedores “no se sabe si estos recursos alcanzarían una vez que se liquide la empresa”, dice el seremi.

Lo importante, indica, es que los trabajadores estaban esperando esta decisión “por sobre todo porque hoy no pueden renunciar, porque si renuncian voluntariamente pierden el seguro de cesantía y tampoco hay finiquito de por medio. Ellos están amarrados en una situación muy compleja, porque además al no haber finiquito no pueden aspirar a otro trabajo, porque incurrirían en duplicidad de contrato”.

“Es un drama humano, queremos ser sumamente tajantes, aquí hay no solamente un incumplimiento, hay una práctica, una de las peores y deleznables de parte del señor molina Bauer y nosotros queremos erradicar estas prácticas, donde al final terminan recapitalizándose, instalando una nueva actividad minera a costa de lo que son los derechos garantizados de los trabajadores. Desde el gobierno nos sentimos indignados por esta situación que está arrastrándose por mucho tiempo y que al final los únicos perjudicados hoy día son los trabajadores”.

Esto se agrava, agrega, pues se informó que existía de parte de una firma el interés de compra y, de hecho, oferente se reunió con los propios trabajadores “engañándolos y diciéndoles que ellos estaban dispuestos a recontratarlos, a pagar su finiquito, incluso se les pidió disculpas por la gestión de la empresa actual, sin embargo, ninguna de esas cosas se cumplieron, claramente había muy poca seriedad en ese sentido y lo que se determinó por parte del interventor Francisco Cuadrado fue inmediatamente no dar más plazos, porque los trabajadores también así lo habían expresado, para qué seguir dilatando esto cuando no hay una solución concreta, la única solución que corresponde es la liquidación”, puntualizó la autoridad.

 

EL PROCESO. Cabe destacar que en julio de 2015, Minera Linderos se acogió a la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas (20.720), para dar una solución a sus deudores. En esa oportunidad, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, designó al veedor Francisco Javier Cuadrado.

El proceso se llevó a cabo de manera normal, de hecho, a fines de octubre de 2015 la compañía presentó su propuesta de acuerdo de reorganización judicial. Según consta en la página del poder judicial, la deuda total de la compañía con sus acreedores alcanzaba los $18.635.321.042 y entre ellos figuraban el Banco Itau Chile ($2.448.399.141); Banco Corpbanca ($2.464.182.737); Banco Security ($6.962.955.230) y Banco Rabobank Chile ($800.000.000).

En ese mismo documento, se establece que “Atendida la votación de la Junta de Acreedores, contando, además, con el consentimiento expreso del deudor y, visto, lo dispuesto en el artículo 79 de la Ley 20.720 se tiene por acordado y aprobado el Acuerdo de Reorganización Concursal de Compañía Minera Linderos Limitada, y las respectivas modificaciones”. El acuerdo ordenaba, además, la designación de un interventor, para que proceda con la continuación del giro de la empresa para su venta posterior como unidad económica.

En efecto, se realizó una primera licitación pública para efectuar esta venta de la minera, sin embargo, ésta fue declarada desierta el 30 de junio de este año, pues las dos únicas ofertas que se presentaron eran por montos inferiores al mínimo que había definido la Comisión de Acreedores. Estas fueron realizadas por Minera Activa SpA y el fondo de inversión privado Minería Activa Tres. La otra por Key Capital Asesores Financieros.

El hecho no implicaba el fracaso del proceso de reorganización y la Comisión de Acreedores debía ponerse de acuerdo en los pasos a seguir.

Con posterioridad se supo que la comisión de acreedores acordó aceptar una de las ofertas presentadas por los activos de la compañía y se habría establecido que el 31 de agosto se firmaría un contrato para traspasar la administración de la mina y su planta. Sin embargo, tal como señaló Bernardo Salinas, este traspaso pactado en una notaría santiaguina nunca se concretó, por lo cual se decidió que no se podían seguir extendiendo los plazos y se determinó la liquidación de la empresa. 3701i

 

RECUADRO

GESTIONES GUBERNAMENTALES

 La caída de esta minera regional se da como consecuencia de la crisis que está provocando en la industria la baja en el precio del cobre, situación que además ha impactado en la economía regional, aumentando las cifras de desempleo, que llega a un 8,6% en el trimestre móvil mayo julio.

Por ello, esta situación ha despertado la preocupación del gobierno, desde donde aseguran se están haciendo gestiones para apoyar a los trabajadores. “Este es un conflicto entre privados, pero nosotros como gobierno lo que hemos hecho, porque tenemos una responsabilidad en ese sentido, es primero conversar con ellos, organizar reuniones con ellos y hemos avanzado en ayuda social. Hoy estamos entregando cajas de alimentos de muy buena calidad, como una pequeña ayuda dentro de este drama que viven los trabajadores y hemos tratado de gestionar recursos a nivel nacional, para poder colaborar los gastos básicos, no nos ha ido muy bien, pero estamos en las gestiones”, precisó el seremi de gobierno, Bernardo Salinas.

Asimismo dijo, dentro de las acciones que pretenden concretar está el conversar con los alcaldes “porque los trabajadores pertenecen a la comuna de Vicuña, Coquimbo, La Serena en su gran mayoría y queremos que nos puedan colaborar en ese sentido”, puntualizó.

 

FRASE:

“Los acreedores mandataron al interventor para que se apersone en los tribunales en Vicuña y comience a hacer los trámites de la demanda para su liquidación”

BERNARDO SALINAS

Seremi de Gobierno

 

CIFRA:

18.635

millones de pesos era la deuda que la compañía minera tenía con sus acreedores

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X