Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Las consecuencias de la crisis sanitaria golpearon fuertemente al sector bohemio de la ciudad, llevando incluso a algunos locales emblemáticos a la quiebra. Pese al complejo panorama que debieron enfrentar, hoy los bares y pubs comienzan a levantarse, modificando sus espacios, cartas y horarios, a fin de entregar seguridad y confianza a sus clientes

Sin duda, la llegada de la fase 4 a la Región de Coquimbo fue una noticia positiva para los empresarios del rubro de bares y pubs, que se vieron fuertemente golpeados por la crisis sanitaria, no pudiendo abrir sus puertas o funcionando solo con servicio de delivery por meses. Hoy ven con más esperanza el panorama, y trabajan en recuperar las visitas de sus clientes. 

Y es que la difícil situación económica y el nulo ingreso de fondos llevaron a muchos locales a la quiebra, obligándolos a cerrar de forma permanente, otros de a poco han comenzado a reactivar la vida nocturna, modificando sus espacios, cartas y horarios, acorde a las medidas que ha dispuesto la autoridad. 

Al recorrer el barrio bohemio, se puede apreciar una apertura paulatina de los lugares, hay movimiento. Incluso en algunos locales, durante las tardes, se debe hacer una fila previa para ingresar, ya que la demanda es muy alta para la cantidad de mesas habilitadas. 

Pub La Rocca es uno de los espacios que reactivó sus actividades, e integró una serie de mejoramientos tanto operacionales como estructurales para entregar una buena atención. En cuanto al balance que realizan de estas semanas, Jaime Rojas, uno de sus dueños, enfatiza en que “ha sido muy positivo todo, estamos muy contentos porque hemos tenido un buen recibimiento de la gente. Nos dedicamos a hacer muchos cambios mientras estábamos cerrados, la idea es ir evolucionando para darle lo mejor a nuestros clientes y sorprenderlos”.

Asimismo, Rojas destaca que desde hace un tiempo comenzaron a trabajar con un prevencionista de riesgos, que ha sido fundamental para entregar asesoría a cada uno de los trabajadores. 

“Antes de la apertura nos capacitó con las medidas, apoyándonos con el seremi de Salud, donde hemos asistido a charla por Zoom. Nuestros equipos están muy atentos a eso, hemos cuidado los aforos, reduciéndolos más de lo permitido porque la idea es entregar seguridad a todos”. 

Quien también proyecta un alentador panorama es Alejandro Shir, administrador de Yesterday  Pubs, otro de los locales ubicados en pleno sector de la vida nocturna serenense. Sobre el funcionamiento declara que “el movimiento ha sido beneficioso, hay que cumplir los protocolos, pero está la posibilidad de trabajar y generar recursos, aunque no como antes, pero es bueno estar en movimiento. Esto es muy importante para la reactivación de barrio patrimonial, para que el centro tome vida y sea más activo en la tarde- noche”. 

“Debemos adaptarnos,  es un gran desafío que también ha tenido un costo económico porque hay que invertir en los protocolos, pero es un tema que se debe hacer y debemos mantenernos coordinados y atentos a lo que solicita la autoridad sanitaria, pero pese a aquello lo importante es que  tenemos la oportunidad de trabajar, algo que no podíamos hacer hace meses”, añade. 

El cierre de un grande

Al hablar de locales emblemáticos dentro de la vida bohemia local, el Duna Classic Rock Bar La Serena se posiciona como uno de los primeros. Después de años de historia, el mítico espacio muy concurrido, sobre todo por universitarios, no pudo sobrellevar las consecuencias de la crisis, por lo que anunció su cierre a través de las redes sociales, hecho que no dejó indiferente a nadie en la capital regional y alrededores. 

Si bien hoy se encuentra funcionando solo con su sucursal de Coquimbo, no descartan volver a abrir en La Serena, quizás en otra ubicación. Así lo detalla su administradora Janvier Moraga, “ha llegado hasta acá clientela de La Serena que nos siguió, se ha reactivado bien, no nos podemos quejar. Vemos muy posible la opción de reabrir, no en el mismo edificio porque no se ha logrado llegar a acuerdo con el tema del arriendo, pero estamos con las patentes pagadas en La Serena, por lo que no se descarta volver”. 

Sobre el desafío que implicó sacar adelante el bar en la ciudad puerto, que también se vio afectado con la pandemia, la administradora agrega que “tuvimos que vender todo lo del otro local y esa plata la estamos reinvirtiendo, es nuestro capital, pagamos los sueldos con eso, y existe la idea de ampliarnos. Era imposible quedarnos allá porque los gastos eran elevados, no necesitábamos ni siquiera sacar la calculadora para darnos cuenta que no nos alcanzaba”. 

“Actualmente tuvimos que modificar la rutina y la carta, donde ahora se vende más comida rápida. El toque de queda nos juega en contra porque tenemos que cerrar a las 23:00 horas, que es el horario cuando recién venía llegando la gente”, finaliza Janvier. 

Modificando las rutinas

Osvaldo Espejo es el propietario del Bar Nuevo Peregrino y el Bar de Lucila, que hoy funcionan de forma conjunta. Como dice su dueño, durante las primeras semanas de la etapa 4, se evidenció que “el público tenía muchas ansias de salir, por lo que se vio movimiento. Hemos ido adoptando todas las medidas sanitarias, nos han fiscalizado constantemente por lo que hay harta rigurosidad ahí”. 

Pero más allá de lo positivo que fue el poder retomar las actividades, Espejo explica que ahora el mayor desafío será mantenerse y lograr resistir con las restricciones que existen, que no les permiten trabajar de manera normal y con la cantidad de espacios al cien por ciento. “Los aforos son reducidos, nos hace pensar que va a ser complejo que los locales se puedan mantener. La recepción de la gente es muy buena porque ahora tienen la posibilidad de ir a un local, pero el tema es si los locatarios vamos a lograr sobrevivir con estas capacidades que nos entrega la nueva legislación”. 

Dentro de las modificaciones que se realizaron en el local para poder funcionar, el propietario subraya que se construyó una nueva terraza al aire libre, pero de todas maneras el número de mesas es reducido. “Los costos de funcionamiento de operaciones son los mismos, no varían, pudimos abrir y es muy bueno, pero la realidad con la que ahora nos hemos encontrado es compleja, hay toque de queda y eso también nos limita, porque la gente se va temprano y tiene mucho cuidado con eso. Debimos invertir en nuevas cosas. El tema actual es mantenerse y que la gente siga llegando”. 

Medidas preventivas de cara al verano

Durante esta semana, las autoridades regionales anunciaron un nuevo plan de trabajo que busca evitar la propagación de contagios durante la temporada estival y mantener a la comunidad segura, sobre todo en aquella época, que ya pronostica la llegada de visitantes a la zona. Las estrategias se enfocarán principalmente en el despliegue de acciones en terreno, donde uno de los objetivos será implementar la toma de PCR en aquellos lugares que presentan alta afluencia de público, tales como los bares y pubs.

Es en estos espacios donde los trabajadores deberán realizarse el examen, de forma gratuita y con el fin de mantener un constante control de la situación en la zona y entregar mayor seguridad a los usuarios. 

Cabe destacar, que el plan posee tres líneas de acción: Educación, Fiscalización y la Búsqueda Activa de Casos, y es una tarea que se realizará en conjunto con los municipios y las gobernaciones provinciales. 

El protocolo

Si bien los bares y pubs han abierto sus puertas al público, deben seguir una serie de rigurosas medidas sanitarias para poder funcionar. Una de ellas es el uso obligatorio de mascarilla de los trabajadores, y en espacios comunes como baños, pasillos, entradas y salidas  para los usuarios. Además, deben existir elementos desinfectantes y la toma de temperatura y registro al ingreso de los locales. 

Otra de las medidas es que pueden operar a un 50% de su capacidad total, siempre y cuando se mantenga una distancia de al menos dos metros entre cada una de las mesas, y el funcionamiento no puede sobrepasar el horario de toque de queda, por lo que a las 00:00 horas deben estar cerrados, sin personas en su interior. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día