Crédito fotografía: 
El Día
Se convirtió en una víctima más de los encapuchados y ladrones, quienes saquearon su pequeño local de calle Alessandri en Coquimbo y si sufre un nuevo saqueo, como les ha ocurrido a varios, tendría que cerrar ese negocio.

La pequeña empresaria, Johanna Ambler, forma parte de la larga lista de  emprendedores a quienes les han saqueado sus locales comerciales y resultan con pérdidas que los dejan al borde de la crisis.

En su caso, inició “Deli Café” en la Serena, el que con mucho esfuerzo lo fue posicionando en la economía local y le permitió, con el paso del tiempo, abrir una sucursal en calle Alessandri en Coquimbo, el que a comienzos de semana fue el blanco de delincuentes y encapuchados, que no solo lo saquearon llevándose lo que había dentro, sino que destrozaron lo que encontraron a su paso, dejando pérdidas de unos 10 millones de pesos.

Este local da empleo estable  y partime a 10 personas y su propietaria, quien reconoce que las ventas han bajado enormemente en los dos locales que tiene, a lo que ahora se suma el saqueo, dice que no podía creer cómo le dejaron su negocio en Coquimbo.

“Cuando llegué al local, me senté y me puse a llorar y me dije o mando todo a la porquería o sigo, porque ya estoy muy cansada, pero hay que seguir, no te queda otra. Además, que llegó toda la gente que trabaja y clientes a ayudarnos. Después limpiamos todo porque hay que continuar trabajando”.

Cuenta que con toda esta situación que se está viviendo no funcionan con normalidad, ya que abren, cierran, atienden de manera intermitente y no más allá de las cuatro de la tarde.

“Está muy peligroso y no solamente para le gente que tiene locales comerciales, sino que también para los que viven ahí, porque empiezan las barricadas como a las dos o tres de la tarde y no paran hasta que llega carabineros”, señala Johanna Ambler.

Los saqueos

En ese sector de Coquimbo es donde se han concentrado las barricadas, en Ruta 5 con Alessandri, Plaza de Las Américas y cercanías del Hospital San Pablo de Coquimbo.

Son decenas los enfrentamientos de encapuchados con las fuerzas policiales, las que se han registrado a diario, principalmente en la tarde noche después de las marchas, pero además, han saqueado casi la totalidad de los locales que se encuentran en los alrededores, Deli Café, las bencineras de la Ruta 5, almacenes, Supermercado Santa Isabel e incluso una clínica dental, por lo que los residentes temen que una vez que no quede nada de donde robar comiencen a asaltar las casas, donde viven personas de la tercera edad en su mayoría, por eso el temor se ha apoderado del sector.

En el caso de esta pequeña empresaria dice que si le vuelven a saquear su local, ya no estará en condiciones de reabrirlo y deberá ceder ante tanta violencia, tanto robo y cerrar, para continuar solo con el de La Serena, cuya baja en las ventas ha sido abismante.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X