Crédito fotografía: 
El Día
El abogado y parte del grupo de vecinos que está en contra de la construcción del centro comercial, Cristián Álvarez, asegura que la demanda por parte de Neorentas sólo busca “amedrentarlos” y que seguirán adelante con la denuncia que mantienen en el Segundo Juzgado de Policía Local de La Serena, y los restantes reclamos.

La semana pasada, la empresa Neorentas dio a conocer una demanda por más de $2.750 millones en contra de nueve personas naturales y el Estado de Chile, por daños, perjuicios y obstaculización en la inversión que la empresa está llevando adelante en la ciudad de La Serena, de la mano del centro comercial Paseo Balmaceda.

Si bien los demandados no han sido aún notificados de manera oficial del recurso legal, uno de ellos, el abogado Cristián Álvarez —parte del grupo de vecinos en contra del mall— respondió categóricamente a la acción judicial: “la empresa sólo busca amedrentarnos”.

VECINOS ASEGURAN QUE SEGUIRÁN ADELANTE CON RECLAMOS

Así, Álvarez argumenta que la interposición de una demanda por parte de Neorentas, en la que se exige una acción de indemnización de perjuicios, asegura, inexistentes en contra de los vecinos, del seremi de Vivienda y Urbanismo, de su abogado sólo busca intimidar a los demandados.

LEA TAMBIÉN: Paseo Balmaceda: empresa interpone millonaria demanda en contra de seremi y vecinos

“Si lo que efectivamente pretendía Neorentas era atemorizar a los vecinos y a este abogado con el propósito de retirar la denuncia que se tramita ante el Segundo Juzgado de Policía Local y otros reclamos de ilegalidad municipal, dicha empresa debe tener presente que no lo logrará, y que seguiremos adelante”, dijo Álvarez a diario El Día.

LA EMPRESA YA HABÍA LEVANTADO ACCIONES JUDICIALES ANTES

El abogado agregó que lamenta el actuar de la empresa. “No me sorprende en lo absoluto, ya que Neorentas ya ha utilizado acciones de este tipo, como la querella criminal interpuesta con anterioridad en contra del seremi, Erwin Miranda”, advirtió Álvarez.

El abogado además suma que también está la interposición de la queja disciplinaria que en su oportunidad la compañía interpuso en contra de la jueza titular del Segundo Juzgado de Policía Local, tribunal en que se tramita la denuncia interpuesta por los vecinos de acuerdo al artículo 20 de la Ley General de Urbanismo. “Ese reclamo se alzó por los incumplimientos del Centro Comercial Paseo Balmaceda, respecto a esa misma ley, a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, y el Plan Regulador de La Serena”, acusa Álvarez.

EN LA DEFENSA, VECINOS NEGARÁN FUNDAMENTO DE LA DEMANDA

Con todo, Álvarez señaló que la defensa de esta demanda “es simple”, pues negarán el fundamento de esta, ya que la empresa no ha tenido daño alguno. “Además resulta absurdo parte del contenido de la demanda, ya que se basa en que Neorentas resulta absuelta de la denuncia interpuesta ante el Segundo Juzgado de Policía Local de La Serena, denuncia que hasta a la fecha no se ha fallado”, asegura Álvarez.

El abogado confirmó que esperarán a ser notificados de forma oficial para oponer las excepciones y efectuar las alegaciones que negarán la procedencia de la demanda en cuestión. “Esta demanda deberá ser rechazada en todas sus partes por el tribunal correspondiente por carecer de cualquier sustento legal y factico”, afirmó.

El abogado Cristian Álvarez es parte del grupo de vecinos que busca la
paralización de las obras del Paseo Balmaceda. Foto: Andrea Cantillanes

LOS DETALLES DE LA DEMANDA

Cabe destacar que en la demanda de indemnización de perjuicios por responsabilidad extracontractual se lee que las personas emplazadas son condenadas a pagar a título de compensación de perjuicios por concepto de daño emergente y lucro cesante, la cantidad de $2.325.928.213, más $427.697.920 por concepto de daño moral: es decir, más de $2.750 millones.

Dentro de los demandados, se suma al seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, los abogados Fernando Martel y Cristián Álvarez, además de Alex Garrido, Martiniano Rojas, Zullymar González, Manuel Solis, Ivonne Morales, María Cristina Sepúlveda.

En cuanto a los hechos ilícitos que se imputan, se cuenta que “en evidente coordinación, han intentado por diversas vías y otras aparentemente “judiciales”, paralizar y entorpecer las obras del Centro Comercial Paseo Balmaceda, incurriendo en ilícitos civiles y en un claro abuso del derecho, en perjuicio de las demandantes”.

La compañía incluye en su recurso una serie de pruebas donde acredita, según su parecer, los acontecimientos que dan prueba de su afirmación, entre ellos “la utilización de idénticos subterfugios e inclusive el mismo lenguaje para comprobar la voluntad dolosa o culposa de los demandados, con el propósito confesado de impedir que las obras del referido Centro Comercial se ejecuten como fueron autorizadas por las autoridades competentes”.

Esto acontece, asegura Neorentas, con una clara complicidad entre los demandados, “en orden a mancillar la reputación comercial y ética de las sociedades pretensoras, atribuyéndoles temerariamente actos contrarios a derecho, de “corrupción”, “truchos”, “chantas”, “juleros”, “asquerosos” —entre otros graves calificativos— y en general, supuestamente reñidos con la buena fe o la responsabilidad social empresarial”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X