• El recinto se ha transformado en un punto de encuentro indiscutido para artistas emergentes y consagrados
Crédito fotografía: 
Cedida
Con una visita guiada por el inmueble se conmemoró el aniversario del recinto cultural, considerado uno de los principales espacios de difusión y creación artística de la región.

El pasado jueves 30 de enero se celebró un nuevo aniversario del Centro Cultural Palace de Coquimbo, edificio que cumplió ocho años al servicio de la cultura en el puerto. La comunidad lo reconoce como uno de los principales espacios de difusión, creación y circulación artística de la región.

“En estos años hemos crecido enormemente en términos de programación, de infraestructura y de equipo humano, lo que es muy importante a la hora de los resultados y de destacar el trabajo en pos de mejorar”, Yessica Delaigue, administradora del centro cultural

A lo largo de su historia, el recinto se ha transformado en un punto de encuentro indiscutido para artistas emergentes y consagrados, tanto a nivel local como nacional, quienes plasman sus mejores obras y muestras en el lugar ubicado en pleno Barrio Inglés, Aldunate 599.

Sobre los logros del ambicioso proyecto, Yessica Delaigue, administradora del inmueble, comentó a El Día que “en estos años hemos crecido enormemente en términos de programación, de infraestructura y de equipo humano, lo que es muy importante a la hora de los resultados y de destacar el trabajo en pos de mejorar”.

En esta línea, destacó que la misión de la administración es convertir al Centro Cultural Palace en una instancia de fomento artística y de desarrollo cultural, “enfocado principalmente en lo local y la descentralización de la oferta nacional. Siempre ha sido ese nuestro foco y vamos a continuar en ese camino”.

La historia

Tras la demolición del Hotel Palace en 2004, obra que se edificó en 1918, el municipio porteño comenzó a pensar en una reconstrucción. Así fue como en 2008 se iniciaron los trabajos que buscaban una réplica al original, sueño que se hizo realidad cuatro años después.

La nueva propuesta mantuvo el diseño de las fachadas de antaño, pero el interior fue reestructurado para dar vida a las actividades culturales. En sus tres pisos y recintos subterráneos se organizaron salas de exhibición y puestas en escena, oficinas, áreas de espacio público, entre otras.

Cabe recordar que el lugar donde hoy está emplazado el Centro Cultural Palace fue una plaza importante para el desarrollo portuario de la zona. Su construcción data del año 1982 y para 1914 era propiedad de la familia escocesa Chesnney Cosgrove. Tiempo más tarde se instaló el Pacific Steam Navigation Company.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X