Crédito fotografía: 
emol
Adaptándose a la emergencia sanitaria que afecta al país y a las nuevas tecnologías, el humorista nacional presentará su primer show virtual a fines de julio. Con un espectáculo cargado a la contingencia, el rey del chiste corto cuenta a El Día que busca entregar alegría a los chilenos en momentos tan difíciles.

Sumándose a la tendencia mundial del show virtual en época de coronavirus, Álvaro Salas se la jugará con “A contagiarse de la risa” el próximo viernes 31 de julio, a las 21:00 horas. De manera inédita en sus más de 40 años de carrera artística, el humorista hará reír a través de una pantalla.

Y es que la crisis sanitaria que enfrenta el país lo puso en un escenario que jamás imaginó. Contar chistes de manera online nunca estuvo dentro de sus planes, de hecho no se caracteriza por ser muy amigo de las redes sociales. Sin embargo, está consciente que la reinvención es necesaria.

Al respecto, comenta a El Día que “para los músicos es más fácil porque cierran los ojos y cantan con el alma, pero para uno que vive del feedback del público es un poco más complicado. Es extraño no tener la risa de la gente, pero hay que someterse a la nueva normalidad, no queda otra”.

Ante la insistencia de sus fanáticos, hace poco más de dos meses se creó una cuenta de Instagram (Álvaro Salas Oficial), que en este corto tiempo ya suma más de dos mil seguidores, donde comparte anécdotas, chistes e incluso ha tocado la guitarra. Todo esto con el fin de acompañar a los chilenos en su cuarentena.

“Yo me resistía a las redes sociales y fíjate que me he dado cuenta que es súper entretenido, la gente te da harto cariño y lo agradece. Necesitan relajarse y buscan humor en las plataformas que existen. Hay tanto material mío del recuerdo circulando por ahí, que me han tenido presente en sus días de encierro”, señala.

Un respiro

Sobre la motivación que tuvo para aventurarse en este desafío, Álvaro Salas cuenta a nuestro medio que lo atrajo la idea que “las personas tengan una horita de relajo en medio de la pandemia, pero con mucho respeto hacia quienes lo están pasando mal, han perdido familiares o tienen a un ser querido contagiado”.

En cuanto a las temáticas que abordará en la rutina, el rey del chiste corto adelanta que “es inevitable no tocar los temas contingentes”, por lo que se espera que el espectáculo haga guiños a lo que fue el estallido social y a la “nueva normalidad” instalada en Chile desde que llegó el virus.

En esta línea, valora las posibilidades que entrega la tecnología en un contexto donde el distanciamiento social es clave. “Si no hubiera existido, este encierro sería terrible. No podemos salir físicamente, pero gracias a estos aparatos poder salir al mundo y estar comunicados. Menos mal nos pilló (crisis) en esta época”, destaca.

Días tranquilos

Pese a que existe incertidumbre en el plano laboral por la paralización del rubro del entretenimiento, uno de los más golpeados por la emergencia, el humorista se siente tranquilo. Pasa sus días de confinamiento junto a su familia en la región de Valparaíso, aprovechando el tiempo para crear.

“No me ha afectado mucho, me gusta estar en la casa, me entretengo. Me permite inventar cosas y tocar guitarra. Por suerte tenía un colchoncito de ahorro, inversión de mis mejores momentos. Tampoco es gracia no tener ingresos, pero por eso hay que empezar a reinventarse”, expresa.

Por otra parte, Álvaro Salas se desmarca de la sensación de abandono que han denunciado varios artistas a nivel nacional, quienes no se sienten apoyados por el Gobierno. “Yo no le echo la culpa a las autoridades ni a nadie, esto no se lo esperaba nadie”, afirma, convencido que lo último que retornará serán las actividades masivas.

Por último, llama a la ciudadanía a quedarse en casa para evitar que sigan aumentando los casos de Covid-19. “No es tan difícil. Un contagiado que sale a la calle es como si lo hiciera con un arma. Quédese con su familia, entreténganse, hagan juegos, pásenlo bien, pero no salgan”, concluyó.

Coordenadas

El show “A contagiarse de la risa” se enmarca en la plataforma Arena Virtual, iniciativa que nació en medio de la pandemia y busca difundir espectáculos a través de Internet. Las entradas pueden ser adquiridas a través del sistema TicketPro a un valor general de seis mil pesos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital