Crédito fotografía: 
El Día
Desde hace meses, los diversos espacios y agrupaciones que promueven la cultura y el arte, se vieron obligados a cerrar sus puertas por la pandemia, hoy con la realización de diversas actividades online se mantienen activos.

Sin duda, el sector artístico cultural ha sido uno de los más golpeados con la crisis del Coronavirus, los principales escenarios y centros culturales independientes de la región han debido bajar sus cortinas al  público, y  reinventarse con la utilización de nuevas plataformas y formatos para subsistir, y seguir difundiendo su trabajo.

Teatro Puerto es uno de ellos, como explica su director de comunicaciones, Harold Olivares Vega, han logrado reinventarse en estos meses que han sido bastante complicados, “después de tener un enero fructífero y pensando que venía un año maravilloso, en marzo quedamos a la deriva. En concreto el cambio ha sido, a través de la plataforma Zoom, aquí hemos destinado dineros para la realización de las clases, reuniones y funciones que también se hacen con la aplicación”.

Es así como Teatro Puerto, ha logrado transmitir obras en línea, en vivo y en directo, generando una positiva aceptación por parte del público. “Fuimos la primera compañía en realizar una temporada completa en este formato. Estamos orgullosos porque desde la región instalamos el probar las nuevas tecnologías para hacer teatro en vivo, después teníamos conversatorios con la gente. Tuvimos alrededor de 500 asistentes de todo el mundo, esto trajo mucha energía positiva para los mementos complejos “, agrega Harold.

Por su parte, Molinos de Artes es un espacio cultural independiente autogestionado y autofinanciado con más de 17 años de historia, se ubica en calle Aldunate en pleno Barrio Inglés del puerto de Coquimbo. Al igual que la mayoría de los centros culturales de la región se ha visto fuertemente afectado, peligrando, incluso, el cierre de sus dependencias por la falta de recursos que permitan solventar los gastos de arriendo.

Marcelo Saavedra es su director general, y respecto a la situación que han debido enfrentar durante estos meses, enfatiza en que “tenemos una red enorme y por eso mismo, estamos conscientes de la realidad que viven los trabajadores del arte y la cultura a nivel hispanoamericano. Nuestra situación no es distinta, desarrollamos nuestro trabajo a través del festival y de la organización territorial. La forma en que sostenemos nuestro espacio es, a través de la realización de talleres, foros y presentaciones, pero nos hemos visto imposibilitados de poder hacer eso”.

En cuanto a cómo han logrado resistir a la crisis, Saavedra declara que ha sido por medio de los trabajos que hemos generado, así hemos podido sostener este espacio que se arrienda, porque no es cedido. Somos trabajadores independientes y no hemos desarrollado el trabajo a nivel presencial, no se ha iniciado el proceso virtual porque los talleres que hacemos requieren estar presentes, estamos en un riesgo inminente de cierre pero seguimos acá”.

Las redes sociales: una importante herramienta en pandemia

Matías Rosello es el presidente de la Agrupación Cultural Chango Rock de Coquimbo, la cual se compone por más de cien músicos y agrupa a más de 25 bandas musicales de la región. Eventos como el Día Nacional del Rock Chileno, el Primer Encuentro de Bandas Escolares y el Festival de Verano son algunas de sus actividades más importantes llevadas a cabo durante el año pasado.

Durante estos meses de pandemia han podido realizar algunas iniciativas, a través de redes sociales, las que han sido fundamentales para lograr seguir difundiendo el material de los artistas de la zona, de una forma cercana y entretenida para el público.

Así lo detalla Matías, “la reinvención partió en ver cómo poder hacer música, a través de las redes sociales. Nos juntamos con colegas de la región y armamos un festival con bandas locales e internacionales, y en el mes de julio se realizó el Changos Adictos Fest, que fue una transmisión online con más de 60 mil reproducciones. También apoyamos un evento a beneficio de un menor con leucemia, y la semana pasada hicimos una transmisión online para ayudar”.

“En la pandemia seguimos con la difusión, se han realizado muchas transmisiones en vivo y por nuestras plataformas. Estamos apoyando constantemente la reinvención de la escena, porque hoy hay que replantearse cómo vamos a volver a tocar en vivo, que no se sabe cuándo será”, añade el presidente de la agrupación.

Preparándose para el retorno

El Bar de Lucila es un conocido local que promueve la cultura y el arte en La Serena, dando el espacio a bandas emergentes, trovadores, intérpretes de jazz y blues, poetas y otros artistas; a mostrar sus trabajos.

Osvaldo Espejo es dueño del lugar y recuerda con nostalgia aquellas presentaciones que daban vida al bar. Hoy se encuentran cerrados a la espera de poder volver a abrir sus puertas con todos los protocolos sanitarios necesarios. “Para los locales que trabajamos en horario nocturno ha sido muy complicado, no hemos podido hacer presentaciones de artistas, salvo algunas transmisiones online con algunos que siempre están participando. Nuestra reinvención se ha centrado de lleno en lo que es la venta de comida al paso, café, etc, esto porque no se ha podido hacer más por las condiciones en que estamos”.

Como subraya Osvaldo, pese a lo malo que ha sido este periodo, se encuentra motivado con la idea de que pronto puedan nuevamente abrir el local, una vez que quede atrás la etapa de transición. “Tenemos dos terrazas donde había música en vivo, también un patio que da con la vista del liceo de niñas, lo transformamos y armamos otra terraza muy decorada, acá haremos la presentación de todos los artistas, al aire libre. Esto es muy atractivo en términos visuales y estamos trabajando para que se pueda concretar”.

El apoyo de la autoridad

El seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Francisco Varas, también se refirió a las acciones que se han levantado para prestar apoyo a los diversos centros culturales, “desde abril, hemos mantenido constantes reuniones con la Red de Espacios Culturales de la Región de Coquimbo (Red Yakana), para conocer la situación de cada espacio, configurar protocolos de reapertura y concretar financiamiento para su programación. Como ministerio, además, estamos brindando asesorías con prevencionistas de riesgos para que los respectivos protocolos de apertura se ajusten a las medidas definidas por la autoridad sanitaria, pensando en un regreso gradual a las actividades presenciales”.

Cabe destacar, que Red Yakana está compuesta por 21 espacios de 10 comunas de la región: Vicuña, Paihuano, La Serena, Coquimbo, Andacollo, Monte Patria, Combarbalá, Punitaqui, Los Vilos e illapel.

La Red está compuesta por Casas de la Cultura, Centros Culturales, Bibliotecas Municipales y Teatros.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día