• La iniciativa se desarrolló con una visión sostenible que unió voluntades en búsqueda de un fin integrador para extranjeros.
Crédito fotografía: 
Cedida
Bajo la idea de darle una segunda vida útil a objetos que tenemos en nuestra casa y de ayudar a inmigrantes a adaptarse en su nuevo país

Solo en la oficina municipal de Migrantes y Diversidad de La Serena se atienden mensualmente a alrededor de 60 usuarios extranjeros; de ellos el 1% es cubano, el 11,4% colombiano y venezolano y el 15% representa a la comunidad haitiana.

Ante estas cifras, las iniciativas comunales de integración han ido creciendo cada vez con más fuerza. Una de ellas es la campaña de donación de bicicletas para inmigrantes haitianos, trabajo conjunto realizado por la Fundación Alter Eco y el municipio de La Serena.

“Como fundación trabajamos la línea de reparación y recuperación de residuos y además estábamos sensibilizados por las dificultades que han tenido los haitianos para interesarse a nuestra comunidad, debido a la barrera idiomática y su color de piel que muchas veces genera racismo. Todo esto lo cruzamos con lo que hacemos, la posibilidad de reparar estas bicicletas calzaba justo con estos temas y con las ideas fuerza que tienen los proyectos que hacemos”, explicó Marcela Miranda, fundadora Alter Eco.

“Como fundación trabajamos la línea de reparación y recuperación de residuos y además estábamos sensibilizados por las dificultades que han tenido los haitianos para interesarse a nuestra comunidad”, Marcela Miranda, fundadora Alter Eco

Según explicó Miranda, la idea vio frutos gracias a uno de los miembros de Alter Eco, Alejandro Pulido, de nacionalidad mexicana, quien aprovechó sus redes sociales para reunir bicicletas en desuso, obteniendo ocho principalmente por otros extranjeros residentes en el país, las que fueron restauradas y entregadas a usuarios haitianos de la oficina municipal de inmigración.

“Primero felicitar a la fundación porque se preocupa de facilitarles la vida a los inmigrantes haitianos y eso es importante porque les permite acortar las distancias y movilizarse a sus trabajos. En muchos casos tenemos una deuda con ellos, porque no somos capaces de ayudarlos a insertarse y estas cosas los hacen sentirse contentos y acogidos en el lugar donde están”, expresó el alcalde Roberto Jacob, quien encabezó la ceremonia de entrega junto con Marcela Miranda.

A su vez, Safaite Seulmot, quien recibió contento su nuevo medio de transporte, comentó que “les doy muchas gracias por este regalo, porque nos sirve. Nosotros los haitianos siempre andamos a pie cuando vamos al trabajo y a veces llegamos tarde y esto es una ayuda, lo agradecemos porque ustedes se han esforzado para entregarnos una bicicleta”.

La iniciativa se desarrolló con una visión sostenible que unió voluntades en búsqueda de un fin integrador para extranjeros residentes en la comuna de La Serena que, según mencionaron desde la fundación, pretenden replicar en un futuro.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X