Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En conversación con El Día, el empresario detrás de los eventos más grandes de la región cuenta cómo les ha golpeado la crisis. No ha sido fácil, ya que han tenido que cancelar todas las actividades agendadas, lo que ha significado una merma importante en sus ingresos. En la misma línea, defiende la realización de festivales, ferias y convenciones, argumentando que son fuentes laborales importantes.

“Estábamos acostumbrados a que nos sonara el teléfono y llegaran correos todo el día para contratar nuestros servicios. Hoy no está sucediendo y la situación ha sido muy tensa”, confiesa a El Día Rogelio Carvajal, gerente general de RentLight, empresa que produce los shows y ferias de mayor envergadura en la región.

El hombre detrás de la producción de La Pampilla de Coquimbo, asegura que la crisis social que vive Chile ha afectado fuertemente al rubro, argumentando que en el último mes ha debido cancelar y reprogramar el 100% de los eventos agendados, como las actividades en el marco de la COP 25, APEC y Teletón.

“Los eventos son mirados como espacios de esparcimiento y ese enfoque tiene que cambiar, ya que también son una fuente laboral y productiva, una unidad de negocios que beneficia a todos”, Rogelio Carvajal, gerente general de RentLight

En este punto, expresa que “ha sido súper complejo. La incertidumbre hace que el escenario se vuelva difícil. La verdad es que los hechos nos han llevado a estar mucho más atentos a lo que tenemos que hacer”, tomando un rol más activo de cara a la temporada estival.

Sin embargo, reconoce que en un principio los ánimos no eran de los mejores y reinaba un sentimiento de angustia al interior del equipo de trabajo. “Veíamos de manera muy triste como se cancelaban muchas fechas y el calendario comenzaba a sufrir miles de modificaciones”, cuenta.

Pese a la baja de ingresos, no ha tenido que despedir a nadie y espera no hacerlo. “Aún no necesitamos tomar esas medidas. Estamos sosteniendo todo para que no suceda, concentrándonos en lo que viene para mantener nuestra planta base y no tener que desvincular a gente que lleva muchos años con nosotros”, explica.

Cambio de visión

Por otra parte, Rogelio Carvajal apuesta por cambiar la visión que se tiene de los eventos, con el objetivo de incentivar su desarrollo. “Hoy son mirados como espacios de esparcimiento y ese enfoque tiene que cambiar, ya que son una fuente laboral y productiva, una unidad de negocios que beneficia a todos”.

“Lo beneficioso de todo esto es que nos hizo salir de nuestra zona de confort, tener la capacidad de crear, innovar y mejorar ciertas cosas. Hemos buscado nuevas vías de negocio y tomamos un rol más activo”, Rogelio Carvajal, gerente general de RentLight

En este sentido, el empresario está a favor de la realización del Festival de La Serena porque, según dice, promueve el turismo. “No solo gana la empresa de espectáculos, también lo hace la de seguridad y el señor de los baños. Hay un montón de servicios asociados a estos shows que generan un motor económico”.

-¿Es importante que se desarrolle el Festival de La Serena?

“Sí, sería fantástico que el festival no se cancelara y se siguiera desarrollando. Ahora, claramente el municipio tiene que evaluar cuáles son sus prioridades económicas, pero si dependiera de nosotros creo que se haría. Es un motor al turismo y un polo de desarrollo económico para la ciudad en la época estival.

“Es muy importante su realización porque tiene que existir la sensación de que el verano  se va a desarrollar de manera normal para que vengan turistas. Si todo se empieza a cancelar la gente va a tener la sensación de incertidumbre y no va a venir a pasar sus vacaciones.

Si bien nosotros implementamos el festival, en él trabaja mucha gente, como personal de seguridad, aseo, baños, primeros auxilios, artistas, animadores, entre otros”.

-¿Qué te parece la cancelación de los shows pirotécnicos en La Serena y Coquimbo?

“La verdad es que yo siento que era necesario, creo que los recursos de los municipios no son los suficientes para poder mantener shows y reparar los daños estructurales. Me hubiera encantado que no, pero fue la decisión correcta”.

Rubro afectado

-¿Cuál es la sensación del gremio?

“Con quienes nosotros hemos hablado a nivel nacional están exactamente en el mismo escenario. Afortunadamente nosotros tenemos un desarrollo en varias áreas, lo que nos ha permitido hacer otras cosas, pero claramente a todos nos pegó muy fuerte.

Lo peor es la fecha en que sucedió porque somos empresas estacionarias, que vivimos de cinco meses buenos, como son septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero. Esa mitad del año compensa la otra que es mala. A lo mejor los daños económicos no son inmediatos, pero a largo plazo se verán reflejados”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X