Crédito fotografía: 
José Alejandro González
Entre dos meses y medio y los seis meses puede tardar en macerar un pisco, una manera diferente de presentar el destilado nacional.

Un restaurant del centro de La Serena busca rescatar los sabores más regionales con la oferta de Piscos Macerados, una técnica que personaliza el destilado con frutas, hierbas aromáticas y especias.

César Pineda, dueño de El Carretón, comentó que después de dedicarse a la minería por 20 años, decidió emprender en el área gastronómica, en la que ha podido innovar en la oferta de platos y productos de la zona.

“Paralelo a mi oficio, trabajaba poniendo puestos esporádicos de la artesanía y siempre tuve la curiosidad de tener un negocio propio. El rubro gastronómico siempre me interesó por la interacción que se puede generar con la gente y en mi caso por el poder que te da entre comillas para promover la cultura”, comenta.

Como amante del destilado nacional, Pineda decidió lanzar una serie de piscos macerados y hasta ahora tiene más de 30 sabores en vitrina. Hay café, frutilla, cranberry, té verde, hierbabuena, pasas, clavo de olor e incluso de ají ahumado, solo por nombrar algunos.

“En coctelería tenemos esta propuesta diferente que está recién partiendo (…) yo sé destilar porque soy de Ovalle y conozco el proceso desde muy joven, pero ahora ocupo un pisco de mi ciudad natal”, dijo.

La maceración del producto tarda entre dos meses y medio y seis meses. “Me sorprendió el sabor que se puede obtener. Los de frutos tienen un sabor muy potente debido a que el azúcar reacciona con el alcohol, pero igual esto depende de la fermentación, la permeabilidad y las condiciones de luz”, explicó.  

Los macerados se venden como base para preparar copas de pisco sour, pero quien no se decida por un sabor, tiene la opción de pedir el formato de shots, donde vienen tres sabores.

Un nombre con historia

El nombre de este restaurant, ubicado en la calle Eduardo de La Barra 495 de La Serena está relacionado con la historia de la plaza de en frente, pues era un punto de encuentro de los carretoneros, quienes en los años 50 se dedicaban a llevar los productos que la gente compraba en el centro de la ciudad.  

30 sabores de pisco macerado tiene el restaurant

“Me gustó ese nombre por el concepto y su significado. Todo el restaurant tiene elementos artesanales, de la tierra, y fotos históricas de La Serena. También tenemos un espacio con recortes de periódicos que cuentan noticias importantes de la región, de la cultura y el país”, dijo. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital