• El humorista tuvo una presentación exitosa en la edición del Festival de Viña el 2018
Crédito fotografía: 
Cedida
El actor presentará un show de stand up comedy basado en la contingencia el sábado 22 en Enjoy Coquimbo. En entrevista con El Día, confiesa que le afectó profundamente el estallido social, que incluso pensó en dejar la comedia. Hoy, más concentrado y reflexivo que nunca, asegura que seguirá dando la lucha desde los escenarios.

Con una rutina contingente de poco más de una hora, llegará a la región el humorista nacional Sergio Freire, quien presentará el stand up comedy “Comédialo” el próximo sábado 22 de febrero en Enjoy Coquimbo, a las 21:00 horas. Se trata de la segunda fecha de su gira de verano.

"Es un tema (crisis social) que todos estamos viviendo, que no se puede esquivar. Es muy difícil hacer un trabajo que no toque esta realidad. Estamos aportando con un humor absurdo sobre el cambio sociocultural que está experimentando el chileno”, Sergio Freire, comediante

Si bien hasta hace unos meses el espectáculo del ex “Club de la Comedia” abordaba temáticas cotidianas, su vida en pareja y experiencia como padre, tras el estallido social que afectó al país, la propuesta se modificó. Lo anterior vino de la mano con un proceso reflexivo en el plano personal.

El comediante cuenta a El Día que el show “está basado en la contingencia, inevitablemente. Es un tema que todos estamos viviendo, que no se puede esquivar. Es muy difícil hacer un trabajo que no toque esta realidad. Estamos aportando con un humor absurdo sobre el cambio sociocultural que está experimentando el chileno”.

En esta línea, Freire comenta que ha sido una verdadera terapia de risa, que resulta necesaria por estos días.  “Es bueno moverle las endorfinas a la gente, inyectarles energía para que sigamos en sintonía con las cosas que están sucediendo, desde la mirada de la comedia”, señala.

Sobre la acogida del público, admite que en un principio tenía miedo de las reacciones, ya que “están ocurriendo cosas que ni uno se imagina, estamos inmersos en un ambiente de incertidumbre”, sin embargo asegura que la rutina ha sido probada con éxito en festivales grandes y pequeños.

-¿Cómo te afectó la crisis social en el ámbito personal?

“Al principio me dio pena, me golpeó lo que estaba pasando. Yo soy hijo de exonerado político, entonces es un tema que siempre ha estado presente en mi vida y en mi familia. Se me vinieron a la mente las historias de mis padres, lo que sufrieron. La verdad es que lo pase súper mal y no supe si iba a volver a hacer comedia, a ese nivel.

Me cuestioné el momento, sé que siempre voy a ser comediante, pero lo pensé. Después fluí con lo que estaba sucediendo. Paso la pena y ahora ya nos podemos parar en los escenarios con esta nueva mirada. Me ayudó a estar más despierto y conectado, sentí que Chile pidió atención.

Andaba súper en otra y el estallido hizo que me volviera a concentrar. En eso he estado este último tiempo. Ojalá que se logren llevar a cabo las demandas de la gente. Yo seguiré dando la lucha desde el escenario, con risas, que es lo único que sé hacer y puedo entregar”.

-¿Te cancelaron muchos eventos?

“Se cancelaron varios, pero eso también ayudó a que me conectara con lo que están viviendo todos los chilenos. Como estoy de acuerdo con las demandas no me puedo quejar, es parte del proceso”.

-¿Es necesario el humor en este Chile convulsionado?

“Es súper necesario, pero más lo veo por el cuento democrático de expresarse. Es necesario porque los políticos, músicos y comediantes deben hacer su trabajo. Todos tienen que aportar, por eso lo digo más que nada. Hay gente que entiende mejor con la comedia a que si se lo explica un cientista político, por ejemplo.

Lo que estamos haciendo nosotros es darle una mirada sociocultural al cambio del chileno, más allá de algo netamente político. Ese no es mi estilo, a mí me gusta más el análisis del chileno, como va evolucionando en este nuevo país”.

-¿Crees que los artistas que se presentarán en el Festival de Viña tienen una responsabilidad social?

“Sí, porque el festival es de todos los chilenos, es un certamen que nos representa en el mundo. Siento que sí hay una obligación. Es muy difícil pararse ahí y no tocar el tema que está sucediendo en nuestro país, sobretodo en esta nueva apuesta de comedia. Hoy los comediantes son más analíticos y creo que sí, hay una misión y la gente lo va a esperar.

Cada cual ve como envía el mensaje. Algunos lo harán desde la rabia, la paz, comedia pura o pena. Cada uno tiene que decidir cómo lo va a transmitir”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X