• El hombre cuenta que fueron los propios vecinos quienes lo comenzaron a llamar “el jardinero de Pení” y que “todos me han apoyado sin pedir nada a cambio.
Crédito fotografía: 
Bastian Salfate
Por iniciativa propia, un técnico agrícola decidió invertir en el embellecimiento de las áreas verdes de la calle Juan de Dios Pení con Balmaceda, en la ciudad de La Serena, en un proyecto que él llama “El paseo de los jardines”

Un real aporte ciudadano a una zona de La Serena realiza el técnico agrícola Fernando Sabando, quien, por iniciativa propia, embellece las áreas verdes de la calle Juan de Dios Pení, a la altura de la Avenida Balmaceda. A pulso, levantó un proyecto que él llamó “El Paseo de los Jardines”, que contrasta con el triste escenario de destrucción que existe en otros puntos de la ciudad, producto del vandalismo.

“El Paseo de los Jardines” incluye la instalación de letreros explicativos de las especies florales y arbóreas; la señalética de ubicación de puntos de interés en La Serena; bancas y asientos destinados especialmente para las personas que acuden al hospital que se encuentra en las inmediaciones y una pequeña biblioteca.

Fernando Sabando explica que el objetivo de su iniciativa es “embellecer mi calle con ecología” y segundo, dice, es una forma de terapia personal. “Estoy saliendo de una depresión y esta actividad me ha servido mucho para estar mejor”, agrega.

Asegura que se trata de un proyecto autogestionado “con puras cosas reciclables”.

Sabando, quien vive en la misma calle Juan de Dios Pení, invitó a otros vecinos que tienen árboles fuera de sus casas a que puedan seguir este ejemplo. “Es muy ameno para la vida porque la gente pasa y encuentra más bonito el lugar, que es, además, una calle muy transitada”

“Estoy saliendo de una depresión y esta actividad me ha servido mucho para estar mejor”, Fernando Sabando, técnico agrícola

El técnico agrícola cuenta que fueron los propios vecinos quienes lo comenzaron a llamar “el jardinero de Pení” y que “todos me han apoyado sin pedir nada a cambio. Por ejemplo un vecino me regaló un saco de tierra de hoja y otros me han entregado dinero”.

Próximamente, relata, confeccionará facsímiles informativos de los árboles del sector, los que repartirá a los vecinos, a cambio de ayuda económica para mantener el proyecto. 

“Habilité una minibiblioteca para incentivar el hábito de la cultura en la comunidad. Si alguien quiere sacar un libro se lo puede llevar, leer, traer otro”, indica. “También puse sillas, porque hay un hospital al frente y mucha gente no tiene donde sentarse en la calle Juan de Dios Peni, que abarca desde Plaza España hasta la Plaza de Abastos, no hay ninguna banca (...) es muy necesario, y cuando yo veo que alguien se siente me enorgullezco”, agrega.  

Sabando cuenta que “desde pequeño me gusta la naturaleza y la ecología, quizás porque nunca he tenido patio, ya que el que tengo es de 3x3 metros”.

Con el proyecto, Sabando se siente orgulloso. “Cuando uno ve a los estudiantes de básica juntos a sus padres rumbo al colegio, aprenden el nombre de las plantas con su nombre común y científico, gracias a los letreros que instale. Es muy gratificante”

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital