• Además de estudiar, Andrés juega Rugby y disfruta de otros pasatiempos en sus ratos libres.
  • Sus padres se sintieron muy emocionados por el logro de su hijo en la prueba de matemáticas de la PSU
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Aunque tiene facilidades para las matemáticas y en algún momento se le pasó por la mente estudiar ingeniería, su sueño es estudiar medicina en la Universidad Católica de Chile

Andrés Antonio Ponce de 18 años es uno de los seis jóvenes de la región que obtuvieron puntaje nacional de matemáticas en la PSU. Se siente satisfecho por su logro, producto de la preparación previa que desde tercero medio formó parte de su vida, además de asistir a un pre universitario y tener la asesoría de un profesor particular.

Leer también: La región celebra a los seis jóvenes que obtuvieron puntaje nacional en la PSU

Sin embargo, lograr un puntaje máximo también lo ha hecho pensar en toda la incertidumbre que sintió antes de presentar el examen y por eso está convencido que el sistema debería cambiar, para no generar tanto estrés en los estudiantes.

“Recibí la noticia de manera poco convencional, porque de hecho fui yo el que llamó para consultar, ya que había cambiado el número de teléfono. En realidad lo tomé como una experiencia más. Obviamente sí fue gratificante saber que había logrado este puntaje y para mis padres también, ellos se emocionaron demasiado”.

Andrés cuenta que en los días posteriores le dio tiempo de procesar lo que pasó y se encontraba relajado por su puntaje, “pero me puse a pensar más a fondo (…) porque la PSU es una prueba de dos días que trata de resumir 12 años de estudios, ósea no se puede y se me vino a la mente que en realidad no me gusta este sistema”.

“Se podría comenzar con que no sean dos días decisivos del futuro, sino separar cada prueba por semestre, así sería menos sofocante", Andrés Ponce, puntaje nacional.

También se dio cuenta que en las redes sociales muchos estudiantes manifestaban su sufrimiento, porque no les dio tiempo de terminar o porque se ponían nerviosos.

“Entonces me da lata que exista una prueba que sea tan importante pero que deje tan dañados a los alumnos de nuestra comunidad. Encuentro que no es lo es lo correcto”, reconoce.

Andrés obtuvo 850 en matemáticas, 778 en ciencias y 725 en lenguaje.

Consultado sobre las ideas que se le ocurren para transformar el sistema tradicional, Andrés admite que no tiene respuesta exacta, pero sí está convencido que es importante cambiarlo de alguna manera.

“Se podría comenzar con que no sean dos días decisivos del futuro digamos, sino separar cada prueba por semestre, así sería menos sofocante (…) quizás sería mejor si se da como un proceso”, dice.

TE PUEDE INTERESAR: “El apoyo de la familia y la persistencia son los factores para alcanzar el éxito”

Por ahora, Andrés se prepara para asistir mañana jueves a la ULS a un encuentro con el rector Nibaldo Avilés, y en los próximos días viajará a Santiago junto a sus padres a visitar las ‘Ferias del Postulante’ y ver las opciones universitarias, pues su sueño es estudiar medicina en la Universidad Católica de Chile, aunque está abierto a otras posibilidades.

“Queremos ver las ofertas que tienen y las becas porque tengo entendido que por ser puntaje nacional algunas universidades ofrecen becas bastantes buenas y en eso me quiero enfocar. Después veré en qué logré quedar y estar más tranquilo”, acota.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X