Crédito fotografía: 
El Ovallino
Pese a las altas temperaturas registradas, los devotos del Niño Dios llegaron hasta el Santuario ubicado a 12 kilómetros al oriente de Ovalle y participaron con entusiasmo de la eucaristía y procesión.

Con el lema “Todos oramos por Chile” este domingo 12 de enero se realizó la Fiesta Grande de Sotaquí, en el pueblo del mismo nombre, ubicado a 12 kilómetros al oeste de Ovalle.

Si bien, los termómetros marcaron cerca de 30° C, esto no fue impedimento para que miles de fieles llegaran al Santuario a venerar al Niño Dios  y participar de las diferentes actividades programadas, las que culminaron con la procesión de la sagrada imagen.

La jornada comenzó a las 7:00 de la mañana con la primera misa, las que se replicaron durante todo el día, luego, a las 10:00 horas, se trasladó la imagen del Niño Dios de Sotaquí al sector de Los Paltos, donde además se bendijo la Gruta de las Velas, que mantendrá una réplica de la sagrada imagen durante todo el año, para quienes visiten el lugar. 

A las 11:00 horas se realizó la Eucaristía Solemne, la cual  fue presidida por el Arzobispo de La Serena, don René Rebolledo Salinas, en compañía de numerosos sacerdotes y diáconos permanentes provenientes de toda la arquidiócesis. Más tarde, a las 17:00 horas, se dio comienzo a la tradicional procesión por las calles del pueblo. 

El P. José Antonio López, rector del Santuario, manifestó el sentido de la fiesta, centrándose en la oración por el país. “En esta ocasión hemos querido darle énfasis a la oración por Chile, para que las demandas exigidas por gran parte de la sociedad sean escuchadas y resueltas. El novenario también ha ido en ese sentido, en que todos elevamos una plegaria al Señor y su santa Madre. Que El Niño Dios de Sotaquí interceda por nosotros y la buena acogida de las exigencias”, puntualizó.

El rector del Santuario agregó que felizmente la fiesta se desarrolló con mucha calma “alegría y regocijo” donde los fieles se congregaron a “orar delante del Señor, delante de la Virgen Santísima, para darle gracias a Dios por la salud y las peticiones que le ha dado a los peregrinos”.

Sobre la restauración del templo, el P.José Antonio López explicó que “justamente hoy conversaba con el alcalde y el gobernador para ver si es posible agilizar la licitación para restaurar el templo. Ahora estamos incómodos, llevamos ya varios años con una incomodidad tremenda, para la celebración de la fiesta y las santas misas en domingos ordinarios, los peregrinos que llegan se van decepcionados ver que el templo, el Santuario, está eternamente cerrado”.

Fieles devotos

Desde todas partes de Chile llegaron los fieles a Sotaquí, muchos de ellos para cumplir con mandas por favores concedidos, tal es el caso de Soledad Morales, de Ovalle, quien desde pequeña venera al Niño Dios “para mí tiene un significado muy grande porque yo, desde los ocho años, le hice una promesa al Niñito Dios,  de ahí que todos los años venimos, es la fe muy grande en él, porque es muy milagroso”.

Marina Ugueño, de Andacollo, en tanto, indicó que fueron sus abuelos quienes le traspasaron su fe en el Niño Dios y ahora llegó acompañada de sus hijos y nietos para pedir, principalmente, por salud,  “nosotros venimos casi todos los años, vamos además a la fiesta de Andacollo, donde está nuestra virgencita”.

Grisaida Bugueño,  proveniente de Tongoy, sostuvo que “hace muchos años que no venía a Sotaquí, pero ahora necesitaba venir a orar por todas las cosas  que están pasando en el país y también por la salud de mis hijos y toda mi gente”.

Jaqueline Herrera, de Sotaquí , describió la importancia de la fiesta, “es nuestra devoción , el Niñito Dios es de nosotros, estamos contentos porque recibimos a todos los visitantes , se espera con ansias todo el año”.

Además de los peregrinos, cientos de danzantes mostraron su devoción a través de los bailes, José Pizarro, del comité de disciplina de la Zonal de los Bailes de Limarí, señaló que “para nosotros este día es súper importante porque estamos celebrando al Señor,  a nuestro Niño Dios de Sotaquí”.

Más visitantes y aumento del comercio

Según señalo el P. José Antonio López, Rector del Santuario este año hubo un aumento de visitantes “el doble diría yo, desde el novenario que se ve mucha más gente que lo habitual”.

Además, también se habrían incrementado la cantidad de comerciantes en calles aledañas al Santuario.

Y si bien, en un principio se había anunciado que la fiesta se realizaría sin comercio, al final se otorgaron los permisos. “Nos pusimos en los mismos puestos, toda la gente, así que estamos conformes. Funcionó todo normal como otros años” manifestó Kathy Araya, vendedora de brochetas.

 Es importante mencionar que la Fiesta Grande de Sotaquí culmina este lunes 13 de enero, cuya programación contempla misas a las 12:00 y 20:00 horas, para terminar a las 21:00 horas con la subida de la Imagen.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital