Crédito fotografía: 
El Día
Han debido adaptarse sin su público, a la distancia y sin ayuda económica. Ha sido el rubro más afectado y el que tiene los índices de cesantía más alta según un estudio de la Universidad Católica (45%), sin embargo siguen avanzando y preparándose para cuando puedan volver al escenario y entregarse a su audiencia.

Fueron los primeros en cerrar y saben que serán los últimos en volver a funcionar, aunque no saben cuándo, ya que el futuro del mundo es incierto hasta el hallazgo de una vacuna efectiva, por lo que han tenido que adaptarse a funcionar en un mundo sin espectadores, sin una multitud y sobre todo sin apoyo.

“Que las autoridades no hagan ninguna alusión a la cultura me parece grave y un descuido porque la cultura está en todos los momentos que se necesita. Llama mucho la atención que nos llamen solo para convocar gente y cuando no se puede no nos llaman” contó a el Día el músico y bajista del grupo Lucybell, Eduardo Caces.

Tuvieron que cancelar viajes y eventos programados, una realidad que le ha tocado a todos quienes trabajan en el mundo del espectáculo, especialmente quienes no son rostros y su trabajo es tras bambalinas.

“El switch de la supervivencia se prende en Lucybell y empezamos a trabajar mucho en lanzamiento de singles, en tratar de estar con nuestro público en forma virtual a través de trasmisiones” agregó el artista.

 “Resumirlo todo en una palabra es difícil” relató Ángel Núñez de Los Viking 5. Admite que el tema económico no es menor, “el ánimo se vino al suelo porque uno mira adelante y busca una ventanita de luz, de cuando van a empezar los eventos y absolutamente nada porque esto se viene para largo”.

Admite que el uso de redes sociales, plataformas y conciertos streaming les han permitido mantenerse vigentes en pandemia, pero que no generan los recursos que les otorgaban los eventos y conciertos, provocándose problemas financieros en parte de sus integrantes, los que además no calificarían para los bonos y ayuda otorgada por el Gobierno para esta crisis.

Una pandemia que no solo les ha afectado en cuánto a su público, sino que les ha impedido a los mismos integrantes estar físicamente en el mismo lugar para avanzar en sus producciones, tal como lo que les sucede al Grupo Alegría donde sus miembros se encuentran en diversas comunas del país, algunas con cuarentena y otras no, impidiendo que puedan realizar conciertos vía streaming u otras actividades.

“Hemos estado comunicados y haciendo cosas desde la casa, grabando en nuestros estudios y haciendo colaboraciones con algunos artistas nacionales. Las redes sociales son los que tenemos para presentar nuestro trabajo, así que a eso estamos abocados mientras se pasa la pandemia” relató Neftalí Pereira, animador Grupo Alegría.

En conversación con El Día, músicos chilenos dieron a conocer su testimonio y experiencia durante los meses de pandemia, convirtiéndose en uno de los rubros más golpeados en la crisis no solo en Chile, sino que en el mundo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día